Es­tu­dian la ma­ne­ra de com­ba­tir el sín­dro­me del “me due­le to­do”

Es­tos son al­gu­nos de los sín­to­mas prin­ci­pa­les que se ob­ser­van en un nue­vo sín­dro­me que agru­pa a di­ver­sas pa­to­lo­gías y del que se analizan nue­vas po­si­bi­li­da­des pa­ra su tra­ta­mien­to.

La Nueva - - PORTADA - Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

En­fer­me­da­des co­mo la fi­bro­mial­gia, la fa­ti­ga cró­ni­ca, el co­lon irri­ta­ble, el do­lor mio­fa­cial, la dis­me­no­rrea, la cistitis in­ters­ti­cial y la hi­per­sen­si­bi­li­dad quí­mi­ca múl­ti­ple, en­tre otras, tie­nen al­go en co­mún.

Es que pre­sen­tan una am­plia­ción en la zo­na de re­cep­ción del do­lor en el ce­re­bro me­di­do por neu­ro­imá­ge­nes.

A par­tir de es­ta si­mi­li­tud, los es­pe­cia­lis­tas las agru­pa­ron en lo que die­ron en lla­mar el Sín­dro­me de Sen­si­bi­li­dad Cen­tral (SSC).

Es­te fue uno de los prin­ci­pa­les te­mas del fo­ro 2015 del Do­lor y Sis­te­ma Ner­vio­so Cen­tral, lle­va­do a ca­bo re­cien­te­men­te en Bue­nos Ai­res y del que par­ti­ci­pa­ron destacados es­pe­cia­lis­tas in­ter­na­cio­na­les.

"Has­ta el pre­sen­te se co­no­cía que to­do es­te gru­po de en­fer­me­da­des de dis­tin­to ori­gen com­par­tían de­ter­mi­na­das ca­rac­te­rís­ti­cas, con sín­to­mas co­mu­nes co­mo el do­lor, can­san­cio, in­som­nio, desáni­mo y di­fi­cul­tad pa­ra con­cen­trar­se y que pre­sen­ta­ban una ma­yor pre­va­len­cia en el se­xo fe­me­nino, pe­ro se des­co­no­cía qué me­ca­nis­mos com­par­tían.

El doc­tor Muham­mad Yu­nus, pro­fe­sor de me­di­ci­na de la sec­ción Re­ma­to­lo­gía de la Uni­ver­si­dad de Illi­nois, Es­ta­dos Uni­dos, su­mó ha­ce po­co tra­ba­jos en los que se co­rro­bo­ra­ba (me­dian­te es­tu­dios de neu­ro­ima­ge­nes) que to­das ellas pre­sen­ta­ban una am­plia­ción en la zo­na de re­cep­ción del do­lor del ce­re­bro.

"Las ter­mi­nó agru­pan­do ba­jo el nom­bre de Sín­dro­me de Sen­si­bi­li­dad cen­tral", ma­ni­fes­tó al doc­to­ra An­drea Már­quez Ló­pez Ma­to, mé­di­ca psi­quia­tra y es­pe­cia­lis­ta en me­di­ci­na del do­lor, do­rec­to­ra del Ins­ti­tu­to de Psi­quia­ría Bio­ló­gi­ca In­te­gral, quien tam­bién par­ti­ci­pó del en­cuen­tro cien­tí­fi­co.

El ori­gen del SSC in­clu­ye des­de fac­to­res ge­né­ti­cos has­ta trau­mas fí­si­cos, es­tí­mu­los periféricos, tras­tor­nos del sue­ño, es­trés y even­tos ad­ver­sos su­fri­dos en edad tem­pra­na.

Tam­bién pue­de ma­ni­fes­tar­se co­mo sín­to­ma se­cun­da­rio a otras en­fer­me­da­des es­truc­tu­ra­les, co­mo la ar­tri­tis reu­ma­toi­dea, la os­teoar­tri­tis, el lu­pus sis­té­mi­co, el trau­ma post­qui­rúr­gi­co, in­fec­cio­nes (por HIV y otras), pan­crea­ti­tis cró­ni­ca, sín­dro­me de do­lor re­gio­nal com­ple­jo, neu­ro­pa­tías o por el con­su­mo abu­si­vo de dro­gas co­mo la mor­fi­na.

Los cua­dros de de­pre­sión pue­den ge­ne­rar do­lor en sí mis­mos, se­gún di­je­ron los es­pe­cia­lis­tas que es­tu­vie­ron reuni­dos en el fo­ro rea­li­za­do en bue­nos Ai­res.

ARCHIVO LA NUE­VA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.