Una sa­la mé­di­ca no aten­dió por el ac­cio­nar de la­dro­nes

Se tra­ta de la uni­dad sa­ni­ta­ria del ba­rrio Nue­va Bel­grano, don­de des­co­no­ci­dos in­gre­sa­ron lue­go de for­zar dos puer­tas y sus­tra­je­ron una compu­tado­ra con va­lio­sa información.

La Nueva - - SEGURIDAD -

“PER­JU­DI­CA A TO­DA LA CO­MU­NI­DAD” Con­se­cuen­cias im­por­tan­tes pro­vo­có la sus­trac­ción de di­ver­sos ar­tícu­los elec­tró­ni­cos en las ins­ta­la­cio­nes de la uni­dad sa­ni­ta­ria em­pla­za­da en el ba­rrio Nue­va Bel­grano, don­de los pro­fe­sio­na­les de la sa­lud se vie­ron obli­ga­dos a no pres­tar ser­vi­cios du­ran­te el día de ayer a raíz del fal­tan­te de una compu­tado­ra que con­te­nía va­lio­sa información so­bre los pa­cien­tes.

El sa­queo se con­su­mó en­tre las 15 del lu­nes y las 7.30 de ayer, en la sa­la mé­di­ca de Ja­vier Riz­zo y Wit­comb, don­de des­co­no­ci­dos vio­len­ta­ron la puer­ta prin­ci­pal, ac­ce­die­ron al in­te­rior y allí for­za­ron y lo­gra­ron abrir una se­gun­da aber­tu­ra de un pa­si­llo en el que es­ta­ban los dis­po­si­ti­vos mal­ha­bi­dos.

En ba­se a las de­cla­ra­cio­nes rea­li­za­das por la mé­di­ca pe­dia­tra de la sa­la, que se iden­ti­fi­có co­mo Vir­gi­nia, los de­lin­cuen­tes se apo­de­ra­ron de una mo­der­na PC en la que se al­ma­ce­na­ban imá­ge­nes de ra­dio­gra­fías y otros do­cu­men­tos la­bo­ra­les de re­le­van­cia, co­mo tam­bién se lle­va­ron un es­ta­bi­li­za­dor de ten­sión.

“La compu­tado­ra es­ta­ba arri­ba de un es­cri­to­rio y aho­ra ese fal­tan­te nos va a per­ju­di­car bas­tan­te, por­que en la ac­tua­li­dad las ra­dio­gra­fías ya no se im­pri­men más, en­ton­ces si que­ría­mos ver esas imá­ge­nes lo te­nía­mos que ha­cer en la compu­tado­ra que nos ro­ba­ron”, ma­ni­fes­tó la fa­cul­ta­ti­va con­sul­ta­da por un cro­nis­ta de

“Era una má­qui­na nue­ví­si­ma y tie­ne la pan­ta­lla pla­na. Es­ta sa­la mé­di­ca la arre­gla­ron y co­men­zó a fun­cio­nar ha­ce al­re­de­dor de dos me­ses; la compu­tado­ra la tra­je­ron des­pués, ha­ce quin­ce días o un mes co­mo má­xi­mo. Era lo que más a la vis­ta es­ta­ba”, agre­gó.

“No es tan gra­ve la pér­di­da

La

Nue­va.

ma­te­rial, pe­ro se va a ge­ne­rar un in­con­ve­nien­te por­que esa compu­tado­ra se usa­ba un mon­tón pa­ra co­nec­tar to­dos los da­tos y las es­ta­dís­ti­cas con el sis­te­ma de In­tra­net”, con­ti­nuó di­cien­do la doc­to­ra.

Y sos­tu­vo que “si ella (por una com­pa­ñe­ra de tra­ba­jo) ne­ce­si­ta­ba ver una ra­dio­gra­fía, an­tes lo po­día ha­cer pe­ro aho­ra no”, com­ple­tó.

Ca­li­fi­có de “muy la­men­ta­ble” la co­mi­sión del des­po­jo de­bi­do a que “per­ju­di­ca a to­da la co­mu­ni­dad”.

“En es­te mo­men­to Lo­re­na Bar­bie­ri, coor­di­na­do­ra del área 3 (de sa­lud), se en­cuen­tra ra­di­can­do la de­nun­cia en la co­mi­sa­ría (Se­gun­da) y no­so­tras es­ta­mos es­pe­ran­do a los pe­ri­tos de la Cien­tí­fi­ca”, se­ña­ló la mu­jer.

“Hoy (por la vís­pe­ra) no pue­de ha­ber aten­ción por­que se tie­nen que ha­cer las re­pa­ra­cio­nes de las puer­tas vio­len­ta­das y los pe­ri­ta­jes en el lu­gar”, fi­na­li­zó. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com Pér­di­da. “La compu­tado­ra se usa­ba pa­ra ha­cer tra­ba­jos ad­mi­nis­tra­ti­vos, el re­gis­tro de to­da la aten­ción y eva­luar ra­dio­gra­fías. Es una má­qui­na que nos cos­tó mu­cho con­se­guir y va a in­fluir en la aten­ción; de he­cho, en el día de hoy (por ayer) tu­vi­mos que sus­pen­der­la”, se la­men­tó otra de las mé­di­cas. Pres­ta­cio­nes. En la uni­dad sa­ni­ta­ria de Nue­va Bel­grano se ofre­cen los ser­vi­cios de Clí­ni­ca, Pe­dia­tría, Gi­ne­co­lo­gía, En­fer­me­ría y Tra­ba­jo So­cial. “Por eso la aten­ción acá es com­ple­ta”, ex­pre­só.

JUAN CO­RRAL-LA NUE­VA.

Mal­he­cho­res

vio­len­ta­ron y ro­ba­ron en la sa­la mé­di­ca que fun­cio­na en Nue­va Bel­grano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.