“Ir a Ita­lia es un sue­ño, pe­ro mi ilu­sión si­gue sien­do triun­far acá”

Juan Al­ber­to Mau­ri, quien ayer se des­pi­dió de sus com­pa­ñe­ros de Ti­ro Fe­de­ral, fir­ma­rá un con­tra­to de cua­tro años con el Mi­lan, de la se­rie A del cal­cio. Via­ja el pró­xi­mo fin de se­ma­na.

La Nueva - - DEPORTES - Ser­gio Da­niel Peys­sé speys­se@la­nue­va.com Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

Oja­lá al­gu­na vez pue­da vol­ver a Olim­po; sé que po­dría ha­ber triun­fa­do en Pri­me­ra di­vi­sión". JUAN AL­BER­TO MAU­RI HOY JU­GA­DOR DEL MI­LAN

¿Es cier­to?

--Si, es cier­to. Fue mi úl­ti­mo par­ti­do en Ti­ro Fe­de­ral; el fin de se­ma­na via­jo a Ita­lia pa­ra fir­mar con­tra­to con el Mi­lan.

Juan Al­ber­to Mau­ri, el vo­lan­te de 26 años na­ci­do en Rea­li­có ( La Pam­pa), ha­bla­ba y al mis­mo tiem­po re­pe­tía: “no lo pue­do creer, me tiem­blan las pier­nas”.

Pe­ro va­ya­mos por par­tes. Ha­ce unos días, Jo­sé Mau­ri, de 19 años y her­mano de Juan, tu­vo que de­jar el Par­ma, club que pre­sen­tó quie­bra y fue de­cla­ra­do en "bancarrota", don­de ju­gó 41 par­ti­dos en dos tem­po­ra­das (8 en la 2013-2014 y 33 en la 2014-2015, siem­pre en la se­rie A del cal­cio), pa­ra pa­sar a Mi­lán, y en la ope­ra­ción, el re­pre­sen­tan­te y ami­go de la fa­mi­lia Mau­ri, Dino Zam­pa­cor­ta, in­clu­yó a Juan, quien fir­ma­rá un víncu­lo por cua­tro años con la pres­ti­gio­sa en­ti­dad mi­la­nés.

El “Pam­pa” se con­vir­tió en fut­bo­lis­ta pro­fe­sio­nal en Olim­po, don­de sos­tu­vo diez co­te­jos en Pri­me­ra di­vi­sión (2 en la tem­po­ra­da 2010-2011 y 8 en la 2011-2012). Una vez que que­dó en li­ber­tad de ac­ción, pa­só por Fe­rro de Ge­ne­ral Pi­co, Gim­na­sia y Ti­ro de Sal­ta y Bel­grano de San­ta Ro­sa, an­tes de re­ca­lar en Ti­ro pa­ra dispu­tar el ac­tual Fe­de­ral A. Pe­ro lo in­tere­san­te es lo otro, el sue­ño que va a cum­plir, el he­cho de pe­gar el sal­to más gran­de de su ca­rre­ra, de tras­cen­der de­por­ti­va­men­te más allá de po­der ha­cer una con­si­de­ra­ble di­fe­ren­cia eco­nó­mi­ca.

“Hay que acla­rar que voy a fir­mar con el Mi­lan, que mis de­re­chos eco­nó­mi­cos pa­sa­ran a ser de esa ins­ti­tu­ción, pe­ro se­gu­ra­men­te me ce­de­rán a prés­ta­mo, a al­gún equi­po de Se­gun­da de aquel país o a don­de sea. Por aho­ra no lo sé".

--¿La di­ri­gen­cia de Ti­ro te pu­so al­gu­na opo­si­ción?

--No, al con­tra­rio. Fer­nan­do Bo­nac­ci (pre­si­den­te au­ri­vio­le­ta) y el res­to de los di­rec­ti­vos me ayu­da­ron a re­sol­ver la si­tua­ción, y me desea­ron sur­te pa­ra el fu­tu­ro. Son gen- te de diez. Con Ti­ro res­cin­dí con­tra­to por­que, pa­ra en­trar al mercado ita­liano, ne­ce­si­ta­ba ser ju­ga­dor li­bre, te­ner el pa­se en mi po­der.

"Lo que me pa­sa es im­pen­sa­do. Me hu­bie­se gus­ta­do que sea dis­tin­to, que es­te pre­mio me hu­bie­se lle­ga­do por es­tar ju­gan­do en al­gún equi­po de Pri­me­ra, en mi país, y no por­que mi her­mano me ha­ya da­do una mano o por la `gau­cha­da' de un re­pre­sen­tan­te".

--Y ese mo­men­to en Pri­me­ra, ¿de­bía ser en Olim­po?

--Sin du­das. A me­dia­dos de 2012 me tu­ve que ir de Olim­po por "dis­tin­tos ne­go­cia­dos" y no por­que no te­nía con­di­cio­nes pa­ra in­te­grar un plan­tel de Pri­me­ra.

--Y des­pués de es­te pa­so por Ita­lia se pue­de lle­gar a dar, ¿o no?

--Oja­lá. Es más, el Mi­lan me pue­de ce­der a prés­ta­mo al fút­bol ar­gen­tino. Es lo que más de­seo; es una deu­da, y la quie­ro sal­dar.

MI­GUEL GONZÁLEZ-LA NUE­VA.

Mau­ri en el Fe­de­ral A,

con la de Ti­ro, fue fi­gu­ra en ca­si to­dos los par­ti­dos. Si, le que­da­ba chi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.