Tres me­ses des­pués, un co­mer­cio vol­vió a su­frir un ro­bo con ar­mas

Dos de­lin­cuen­tes ar­ma­dos re­du­je­ron a em­plea­dos y clien­tes pa­ra apo­de­rar­se de di­ne­ro en efec­ti­vo. ron en una mo­to­ci­cle­ta. En el mes de abril ha­bían su­fri­do un epi­so­dio de ca­rac­te­rís­ti­cas si­mi­la­res.

La Nueva - - SEGURIDAD -

MU­CHA BRON­CA Y SI­LEN­CIO AB­SO­LU­TO Exac­ta­men­te tres me­ses des­pués de un ro­bo con ar­mas, la me­ta­lúr­gi­ca Don Bos­co vol­vió a pa­de­cer ayer la in­se­gu­ri­dad.

Es­ta vez ac­tua­ron dos per­so­nas ar­ma­das, las que sus­tra­je­ron di­ne­ro de la re­cau­da­ción y de un oca­sio­nal clien­te que se en­con­tra­ba en el lu­gar.

El he­cho se pro­du­jo mi­nu­tos an­tes de las 16, en el am­plio lo­cal que la fir­ma ocu­pa en Don Bos­co 3949.

En el lu­gar “la co­sa no es­tá pa­ra bo­llos”, di­jo un em­plea­do cuan­do fue con­sul­ta­do so­bre la po­si­bi­li­dad que la due­ña de la em­pre­sa brin­da­ra al­gún de­ta­lle res­pec­to de lo su­ce­di­do.

Des­de la co­mi­sa­ría Quin­ta se in­di­có que aguar­da­ban la pre­sen­cia de los dam­ni­fi­ca- dos pa­ra rea­li­zar la de­nun­cia pe­nal, aun­que igual­men­te fue­ron la­bra­das ac­tua­cio­nes de ofi­cio, ca­ra­tu­la­das co­mo “ro­bo ca­li­fi­ca­do”, en las que to­mó in­ter­ven­ción la Uni­dad Fun­cio­nal de Ins­truc­ción y Jui­cio Nº 3.

Vo­ce­ros cer­ca­nos a la in­ves­ti­ga­ción ase­gu­ra­ron que al lo­cal in­gre­sa­ron “dos per­so­nas que ocul­ta­ban el ros­tro con los cas­cos y se mo­vi­li­za­ban en una mo­to­ci­cle­ta de 110cc., de co­lor ne­gro”.

Al­gu­nos tras­cen­di­dos in­di­ca­ron que los de­lin­cuen­tes lo­gra­ron al­zar­se con “cua­tro mil qui­nien­tos o cin­co mil pe­sos de la em­pre­sa y otros qui­nien­tos pe­sos que le sus­tra­je­ron a un clien­te”.

El epi­so­dio se pro­du­jo al­re­de­dor de las 15.45 e in­me­dia­ta­men­te fue aler­ta­da la po­li­cía so­bre lo su­ce­di­do, por lo que dis­pu­sie­ron un ope­ra­ti­vo de ras­tri­lla­je por el sec­tor.

“Se pro­du­jo una cor­ta per­se­cu­ción, pe­ro en ju­ris­dic­ción de la (co­mi­sa­ría) Se­gun­da fue­ron per­di­dos de vis­ta”, di­jo un vo­ce­ro de la fuer­za de se­gu­ri­dad con­sul­ta­do al res­pec­to.

Co­me­ti­do el ro­bo, los de­lin­cuen­tes de­ci­die­ron ale­jar­se del lu­gar por Don Bos­co, en sen­ti­do des­cen­den­te de la nu­me­ra­ción ca­tas­tral.

Al mo­men­to de des­cri­bir fi­so­nó­mi­ca­men­te y la ves­ti­men­ta de los de­lin­cuen­tes, los in­ves­ti­ga­do­res ob­tu­vie­ron co­mo da­tos que “uno era de con­tex­tu­ra fí­si­ca ro­bus­ta y otro te­nía co­lo­ca­do un cas­co gris con ra­yas”.

Cuan­do la me­ta­lúr­gi­ca fue es­ce­na­rio de un ro­bo si­mi­lar, vo­ce­ros cer­ca­nos a la in­ves­ti­ga­ción in­di­ca­ron que “te­nían mu­chas cá­ma­ras de se­gu­ri­dad, pe­ro no se en­con­tra­ban en fun­cio­na­mien­to. Es­pe­re­mos que aho­ra es­tén fun­cio­nan­do, pe­ro se ne­ce­si­ta la de­nun­cia pa­ra po­der tra­ba­jar con ellas y de­ter­mi­nar si pue­den apor­tar ele­men­tos”.

En aque­lla oca­sión, pre­ci­sa­men­te el 8 de abril pa­sa­do, al­re­de­dor de las 17, tres de­lin­cuen­tes ar­ma­dos re­du­je­ron a la due­ña del co­mer­cio y al­gu­nos em­plea­dos pa­ra lue­go apo­de­rar­se de di­ne­ro y te­lé­fo­nos ce­lu­la­res. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

MI­GUEL GONZÁLEZ-LA NUE­VA.

Fren­te del lo­cal

ubi­ca­do en el sec­tor de ca­lle Don Bos­co al 3900, don­de en la vís­pe­ra los la­dro­nes lle­va­ron ade­lan­te el asal­to a ple­na luz del día.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.