A ho­ras de una muy es­pe­ra­da aper­tu­ra

En los pró­xi­mos días se inau­gu­ra­rá una ca­lle que me­jo­ra­rá la co­nec­ti­vi­dad del No­roes­te con el cen­tro.

La Nueva - - LA CIUDAD - Ma­rio Mi­ner­vino mmi­ner­vino@la­nue­va.com

BLAN­DEN­GUES, SO­BRE LAS VÍAS Pue­de ser el lu­nes, qui­zás el mar­tes. "Es una cues­tión de agenda", co­men­tó a es­te dia­rio el in­ten­den­te Gus­ta­vo Be­vi­lac­qua. Co­mo sea, ya es­tá en con­di­cio­nes de ha­bi­li­tar­se una de las cua­dras más es­pe­ra­das por los ve­ci­nos del ba­rrio No­roes­te, la cual pon­drá pun­to final a la di­fi­cul­to­sa co­ne­xión que des­de fi­nes del si­glo XIX man­tie­ne ese sec­tor con el cen­tro.

Se tra­ta de la ma­te­ria­li­za­ción de la cua­dra de 250 me­tros de lar­go de Blan­den­gues, abier­ta so­bre te­rre­nos que fue­ran pro­pie­dad del Fe­rro­ca­rril Bue­nos Ai­res al Pa­cí­fi­co, y que co­rre­rá en­tre Mal­vi­nas y Six­to Las­piur.

Su con­cre­ción co­men­zó en no­viem­bre de 2011, cuan­do el en­ton­ces je­fe co­mu­nal Cris­tian Brei­tens­tein dio un gol­pe sim­bó­li­co al mu­ro la­dri­lle­ro le­van­ta­do por los in­gle­ses, el cual co­rre en­tre Ron­deau y Juan Mo­li­na, ge­ne­ran­do una con­tun­den­te ba­rre­ra ur­ba­na.

Ade­más de me­jo­rar la co­nec­ti­vi­dad, es­ta ca­lle per­mi­ti­rá to­mar con­cien­cia y co­no­ci­mien­to de las 50 hec­tá­reas que ocu­pó es­ta em­pre­sa in­gle­sa con sus ins­ta­la­cio­nes, ta­lle­res, he­rre­rías, mer­ca­dos, usi­nas y es­ta­ción de tre­nes.

La obra que­dó ter­mi­na­da lue­go de un año de tra­ba­jo des­ti­na­do a la se­gun­da eta­pa, los 86 me­tros pen­dien­tes y el cru­ce a ni­vel de las vías, que dis­po­ne de ba­rre­ra e ins­ta­la­cio­nes com­ple­men­ta­rias.

El in­ge­nie­ro Mar­ce­lo Lau­quen, se­cre­ta­rio de Obras Pú­bli­cas, se­ña­ló a

que la aper­tu­ra se ha­rá a pe­sar de es­tar pen­dien­tes tra­ba­jos de se­ña­li­za­ción y la co­lo­ca­ción de un se­má­fo­ro.

"El cru­ce con Six­to Las­piur es pe­li­gro­so, por­que es una ca­lle de trán­si­to rá­pi­do a pe­sar de ser ur­ba­na, con lo cual la velocidad má­xi­ma ad­mi­ti­da es de 40 km/h. Por eso va­mos a co­lo­car car­te­le­ría que aler­te so­bre esos to­pes", anun­ció.

Mien­tras Blan­den­gues me­jo­ra­rá la vin­cu­la­ción de mu­chos ba­rrios, si­gue en espera la aper­tu­ra de un pa­so vehi­cu­lar en la fran­ja de te­rreno que ocu­pa­ra el Fe­rro­ca­rril Sud.

En es­te ca­so, son unas 20 hec­tá­reas de­li­mi­ta­das por las ave­ni­das Par­chap­pe y Ce­rri, en­tre Dar­win y Fa­lu­cho. Allí el pa­re­dón de 1.100 me­tros de ex­ten­sión si­gue sien­do una va­lla in­sal­va­ble pa­ra los mu­chos ba­rrios exis­ten­tes

va."

"La Nue-

"del otro la­do de las vías".

Los pri­me­ros pedidos por una ca­lle in­ter­me­dia da­tan de 1925 y lo más cer­ca que se es­tu­vo de cons­truir un via- duc­to, a la al­tu­ra de ca­lle Li­niers, fue en 1997, cuan­do el in­ten­den­te Jai­me Li­na­res anun­ció la obra, cu­ya ex­pec­ta­ti­va de eje­cu­ción se man­tu- vo has­ta 2001, mo­men­to en que de­jó de es­tar en car­pe­ta. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

Asi­mis­mo, se man­tie­ne otro re­cla­mo ve­ci­nal pa­ra abrir una ca­lle so­bre las vías en­tre Ce­rri y Par­chap­pe, en el sec­tor de Dar­win a Fa­lu­cho.

MI­GUEL GONZÁLEZ - LA NUE­VA.

Blan­den­gues,

en el cen­tro de un es­pa­cio que, con el tiem­po, se fue re­cu­pe­ran­do pa­ra ac­ti­vi­da­des re­crea­ti­vas y de­por­ti­vas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.