Ru­bén Gar­cía: “Con la nue­va ley, ya na­da se­rá co­mo an­tes”

Con la en­tra­da en vi­gen­cia de la Ley de Pa­ri­ta­rias Mu­ni­ci­pa­les en la pro­vin­cia, las co­mu­nas bo­nae­ren­ses de­be­rán ne­go­ciar con los sin­di­ca­tos las con­di­cio­nes de tra­ba­jo de los em­plea­dos.

La Nueva - - LA REGIÓN - Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

NUE­VO SIS­TE­MA DE PA­RI­TA­RIAS El ti­tu­lar de la Fe­de­ra­ción de Sin­di­ca­tos Mu­ni­ci­pa­les Bo­nae­ren­ses, Ru­bén “Cho­lo” Gar­cía, ase­gu­ró que lue­go de la en­tra­da en vi­gen­cia de la Ley de Pa­ri­ta­rias Mu­ni­ci­pa­les, la re­la­ción en­tre las co­mu­nas y los gre­mios no vol­ve­rá a ser igual y que los in­ten­den­tes de­be­rán “ag­gior­nar” su mé­to­do de ne­go­cia­ción.

La re­gla­men­ta­ción, en­tre otras co­sas, es­ta­ble­ce por pri­me­ra vez el sis­te­ma de pa­ri­ta­rias pa­ra la ne­go­cia­ción sa­la­rial de em­plea­dos co­mu­na­les.

Ade­más, el gre­mia­lis­ta ase­gu­ró que la Pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res de­be­rá au­xi­liar a aque­llos dis­tri­tos que no pue­dan cu­brir el sa­la­rio mí­ni­mo.

“Si bien los cam­bios se­rán gra­dua­les, los in­ten­den­tes de­be­rán 'ag­gior­nar­se' y en­ten­der que ya no se­rá co­mo an­tes; ya no po­drá lla­mar al se­cre­ta­rio ge­ne­ral pa­ra de­cir­le 'ten­go tan­to, pa­ra re­par­tir en­tre tan­tos'”, di­jo el ti­tu­lar de la Fe­de­ra­ción de Sin­di­ca­tos Mu­ni­ci­pa­les bo­nae­ren­se, Ru­bén “Cho­lo”

Nue­va.". Gar­cía a "La

“An­tes, si el di­ri­gen­te re­cha­za­ba la pro­pues­ta del Eje­cu­ti­vo em­pe­za­ban los con­flic­tos y ter­mi­na­ban echan­do tra­ba­ja­do­res. Y en la me­sa de dis­cu­sión, por la bús­que­da de una reivin­di­ca­ción sa­la­rial, ter­mi­ná­ba­mos tra­tan­do de re­cu­pe­rar a los ce­san­tea­dos”, des­ta­có.

En ese sen­ti­do, ase­gu­ró que la es­truc­tu­ra del con­ve­nio co­lec­ti­vo de tra­ba­jo que pre­sen­tó la Fe­si­mu­bo po­drá ser ade­cua­da por ca­da sin­di­ca­to pa­ra que lue­go sus re­pre­sen­tan­tes pue­dan es­ta­ble­cer las ne­go­cia­cio­nes co- rres­pon­dien­tes.

“La se­ma­na pa­sa­da es­ta­ble­ci­mos al­gu­nos li­nea­mien­tos del mar­co le­gal del con­ve­nio co­lec­ti­vo. Aho­ra los sin­di­ca­tos de ca­da dis­tri­to es­tán ar­man­do sus pro­pios con­ve­nios pa­ra pre­sen­tar­los y em­pe­zar a dis­cu­tir con los eje­cu­ti­vos los pun­tos que co­rres­pon­dan”, di­jo.

Gar­cía tam­bién re­mar­có que la ley con­tie­ne un pá­rra­fo muy im­por­tan­te en re­fe­ren­cia al sa­la­rio mí­ni­mo vi­tal y mó­vil, que es­ta­ble­ce que aquel mu­ni­ci­pio que no pue­da pa­gar­lo de­be­rá re­ci­bir una asis­ten­cia por par­te de la Pro­vin­cia.

Se­ña­ló sin em­bar­go que, se­gún el mi­nis­te­rio de Economía bo­nae­ren­se, los mu­ni­ci­pios que es­tán en es­tas con­di­cio­nes son una mi­no­ría.

“Hay un mon­tón de si­tua- Re­sis­ten­cia. “Lle­va­rá su tiem­po ins­ta­lar es­ta ley por­que hay al­gu­nos que se re­sis­ten, pe­ro ven­drá a re­gir por un pe­río­do muy ex­ten­so y le de­vol­ve­rá a los tra­ba­ja­do­res mu­ni­ci­pa­les la es­ta­bi­li­dad, sa­la­rios dig­nos, ca­rre­ras mu­ni­ci­pa­les con lla­ma­do a con­cur­so y to­dos aque­llos de­re­chos de los que fui­mos des­po­ja­dos”, in­di­có Ru­bén "Cho­lo" Gar­cía so­bre la ins­tru­men­ta­ción de la nor­ma. cio­nes que se es­tán dan­do en los mu­ni­ci­pios que nos preo­cu­pan. En al­gu­nos ca­sos no sa­be­mos real­men­te por qué no al­can­za la pla­ta, ni en qué se gas­ta”, di­jo.

“A par­tir de es­ta ley, ca­da mu­ni­ci­pio de­be­rá in­for­mar al sin­di­ca­to el in­gre­so y egre­so mes a mes de los fon­dos y el des­tino de los mis­mos. Es­to de­be ser así pa­ra que, cuan­do la pa­ri­ta­ria fun­cio­ne obli­ga­to­ria­men­te, los di­ri­gen­tes gre­mia­lis­tas se sien­ten con los in­ten­den­tes en igual­dad de con­di­cio­nes”, des­ta­có.

Clien­te­lis­mo

Gar­cía re­mar­có que des­de me­dia­dos de la dé­ca­da del 90 has­ta aho­ra, el sis­te­ma ha si­do pre­ben­da­rio, ex­clu­yen­te y clien­te­lar.

“Na­da es re­pen­tino pa­ra cam­biar una his­to­ria de 30 años de neo­li­be­ra­lis­mo. Des­de la crea­ción de la ley 11.757 en 1995, he­mos pa­sa­do a ser los tra­ba­ja­do­res con ma­yor fle­xi­bi­li­za­ción la­bo­ral en la his­to­ria de la Re­pú­bli­ca Ar­gen­ti­na”, di­jo el sin­di­ca­lis­ta, quien aña­dió que el 65% de los tra­ba­ja­do­res de pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res tie­nen con­tra­tos ba­su­ra de 10 y 15 años.

En cuan­to al pa­se a plan­ta per­ma­nen­te de los con­tra­ta­dos, definió que la nue­va le­gis­la­ción es­ta­ble­ce que ca­da tra­ba­ja­dor que in­gre­se a la co­mu­na de­be ha­cer­lo co­mo efec­ti­vo, por la ca­rre­ra mu­ni­ci­pal y en un pe­río­do de prue­ba no ma­yor a un año. Ade­más, den­tro de cin­co años, los mu­ni­ci­pios no po­drán te­ner más de un 20% de con­tra­ta­dos en su plan­ta.

FO­TOS: ARCHIVO LA NUE­VA.

¿No más pro­tes­tas?

Con la nue­va ley, las co­mu­nas y los gre­mios de­be­rán ne­go­ciar en pa­ri­ta­rias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.