Fren­te a Cris­ti­na, Fran­cis­co pi­dió por los que “opi­nan dis­tin­to”

Fue du­ran­te la úl­ti­ma mi­sa del Pa­pa en su gi­ra la­ti­noa­me­ri­ca­na. Es la se­gun­da vez en cin­co días que CFK oye un re­cla­mo en es­te sen­ti­do.

La Nueva - - PORTADA -

El pa­pa Fran­cis­co re­cla­mó ayer una ma­yor "hos­pi­ta­li­dad" con quie­nes pien­san dis­tin­to, con los de­socu­pa­dos y con los pue­blos ori­gi­na­rios du­ran­te una mi­sa mul­ti­tu­di­na­ria en Asun­ción de la que par­ti­ci­pa­ron la pre­si­den­ta Cris­ti­na Fer­nán­dez y el man­da­ta­rio de Pa­ra­guay, Ho­ra­cio Car­tes.

El pon­tí­fi­ce ex­hor­tó a pa­sar de la ló­gi­ca de "la di­vi­sión", "la su­pe­rio­ri­dad", "el do­mi­nio", "de aplas­tar" y "de ma­ni­pu­lar" a la ló­gi­ca de la hos­pi­ta­li­dad y de la fra­ter­ni­dad.

"No se con­ven­ce con los ar­gu­men­tos, las es­tra­te­gias y las tác­ti­cas sino apren­dien­do a hos­pe­dar", ad­vir­tió e in­sis­tió de­lan­te de la man­da­ta­ria ar­gen­ti­na en su lla­ma­do a "abrir las puer­tas" al ham­brien­to, al des­em­plea­do, a las cul­tu­ras di­fe­ren­tes y a quien "no pien­sa co­mo no­so­tros".

La mi­sa del Pa­pa en el cam­po gran­de de Ñu Gua­zú fue la úl­ti­ma de la gi­ra su­da­me­ri­ca­na que in­clu­yó tam­bién a Bo­li­via y Ecua­dor, an­tes de des­pe­dir­se del pue­blo pa­ra­gua­yo.

Mi­les de pe­re­gri­nos ar­gen­ti­nos par­ti­ci­pa­ron de la ce­le­bra­ción eu­ca­rís­ti­ca des­pués de una no­che de vi­gi­lia di­fí­cil de­bi­do a las llu­vias y el ba­rrial que se ge­ne­ró en las vías de ac­ce­so al lu­gar don­de se le­van­tó un mag­ní­fi­co al­tar com­pues­to por unas 32.000 ma­zor­cas de maíz, co­cos, za­pa­llos y mi­les de se­mi­llas.

Fran­cis­co hi­zo en su ho­mi­lía un fuer­te lla­ma­do a la fra­ter­ni­dad y aun­que di­ri­gi­da es­pe­cial­men­te a los cristianos tu­vo con­no­ta­cio­nes po­lí­ti­cas.

Esa fue la se­gun­da vez en cin­co días que la pri­me­ra man­da­ta­ria es­cu­cha re­cla­mos des­de la Igle­sia so­bre la ne­ce­si­dad de es­cu­char y dia­lo­gar con quie­nes pien­sa dis­tin­to.

El ar­zo­bis­po de Tu­cu­mán, mon­se­ñor Al­fre­do Zec­ca, lo ha­bía he­cho el miér­co­les du­ran­te el te­deum del 9 de Ju­lio, cuan­do cri­ti­có el "dis­cur­so úni­co y ex­clu­yen­te que con­vier­te au­to­má­ti­ca­men­te en enemi­go al que con to­do de­re­cho dis­cre­pa".

Fer­nán­dez de Kirch­ner se que­jó por la co­ber­tu­ra pe­rio­dís­ti­ca que re­ci­bió el te­le­gra­ma que el Pa­pa le en­vió el vier­nes cuan­do so­bre­vo­la­ba el es­pa­cio aé­reo ar­gen­tino.

En su cuen­ta de Twitter, ase­gu­ró que fue ter­gi­ver­sa­do el men­sa­je de sa­lu­ta­ción en el que el pon­tí­fi­ce abo­gó por un cre­ci­mien­to de la Na­ción en los va­lo­res hu­ma­nos y es­pi­ri­tua­les y un ma­yor com­pro­mi­so de los ar­gen­ti­nos con la jus­ti­cia y la paz.

De to­das for­mas, la je­fa de es­ta­do sa­lu­dó al Pa­pa cuan­do al ter­mi­nar la mi­sa se subió al atrio, don­de pu­do es­tre­char su mano y le re­ga­ló un cua­dro con un re­cor­te de un dia­rio de cuan­do el pon­tí­fi­ce Juan XXIII re­zó por la sa­lud de Eva Pe­rón.

Tras la ce­re­mo­nia, Fer­nán­dez sa­lu­dó a los ar­gen­ti­nos que ha­bían via­ja­do has­ta Pa­ra­guay y se di­ri­gió di­rec­ta­men­te al ae­ro­puer­to de Asun­ción pa­ra em­pren­der su re­gre­so a Bue­nos Ai­res. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

ARCHIVO LA NUE­VA.

La pre­si­den­ta, Cris­ti­na Fer­nán­dez, via­jó a Pa­ra­guay pa­ra acer­car­se al Pa­pa. En la ima­gen, tam­bién jun­to al pre­si­den­te pa­ra­gua­yo Ho­ra­cio Car­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.