Re­com­pen­sar a los res­pon­sa­bles

La Nueva - - OPINIÓN -

CON LA en­tre­ga del cer­ti­fi­ca­do de ho­mo­lo­ga­ción Nº 200, la Ofi­ci­na Mu­ni­ci­pal de Información al Co n s u m i d o r (OMIC) con­ti­núa con su cam­pa­ña pa­ra re­co­no­cer a los de­no­mi­na­dos “co­mer­cios res­pon­sa­bles”, es­to es, aque­llos que cum­plen al pie de la le­tra con de­ter­mi­na­dos re­qui­si­tos fa­vo­ra­bles al con­su­mi­dor. EN PAR­TI­CU­LAR, en las úl­ti­mas se­ma­nas la cam­pa­ña apun­tó de ma­ne­ra es­pe­cí­fi­ca a los res­tau­ran­tes, tra­tan­do de que sus pro­pie­ta­rios se com­pro­me­tan al cum­pli­mien­to de dos pre­mi­sas bá­si­cas: la ex­hi­bi­ción del me­nú con sus pre­cios y el no co­bro del ser­vi­cio de cu­bier­to, una prác­ti­ca ins­ta­la­da en los úl­ti­mos tiem­pos en la ciu­dad. PA­RA LA OMIC, el co­bro de cu­bier­to con­for­ma una ac­ción que “se ha ge­ne­ra­li­za­do” y que “no en­cuen­tra ra­zón de ser, da­do que es un ser­vi­cio in­he­ren­te a la esen­cia del ru­bro gas­tro­nó­mi­co”. SI BIEN re­co­no­cen que ca­da co­mer­cio tie­ne de­re­cho a es­ta­ble­cer su po­lí­ti­ca co­mer­cial, tam­bién ex­pli­can que ese co­bro “ro­za la vul­ne­ra­ción del de­re­cho de los con­su­mi­do­res, ha­cién­do­les pa­gar un cos­to adi­cio­nal in­jus­to”. LOS PRI­ME­ROS días de es­te mes, eran 25 los ne­go­cios del ru­bro que acep­ta­ron cum­plir con es­ta su­ge­ren­cia, que­dan­do ho­mo­lo­ga­dos co­mo “co­mer­cios res­pon­sa­bles”, den­tro de una pro­pues­ta que no im­pli­ca san­ción ni obli­ga­ción al­gu­na pa­ra quie­nes de­ci­dan man­te­ner ese co­bro. “SE DIS­TIN­GUE a aque­llos que, en bue­na fe, no lo co­bran, sien­do en úl­ti­ma ins­tan­cia el pro­pio con­su­mi­dor quien con­va­li­da es­te ti­po de prác­ti­cas”, se­ña­ló Lean­dro Aie­llo, ti­tu­lar de la OMIC. FUE­RA DE la gas­tro­no­mía, los co­mer­cios res­pon­sa­bles son aque­llos que cum­plen con cues­tio­nes co­mo la ex­hi­bi­ción de los pre­cios de to­dos sus pro­duc­tos y ser­vi­cios, que no apli­can to­pes o mon­tos mí­ni­mos ni ha­cen re­car­gos a quie­nes rea­li­zan pa­gos con tar­je­tas de cré­di­to o dé­bi­to, y que tam­po­co tie­nen res­tric­cio­nes de días y ho­ra­rios pa­ra el cam­bio de pro­duc­tos. LA INI­CIA­TI­VA es vá­li­da, y re­sul­ta por de­más des­ta­ca­ble la vo­lun­tad de mu­chos co­mer­cian­tes de en­ten­der que de­ter­mi­na­das con­duc­tas tie­nen di­rec­ta re­la­ción con el res­pe­to a sus clien­tes, prin­ci­pa­les mo­to­res de su fun­cio­na­mien­to. QUE­DA EN los con­su­mi­do­res, por otro la­do, asu­mir un rol ver­da­de­ra­men­te ac­ti­vo, dan­do pre­fe­ren­cia a aque­llas ca­sas que pri­vi­le­gian la bue­na fe an­te que cual­quier ven­ta­ja inade­cua­da.

Pa­ra la OMIC, el co­bro de cu­bier­to con­for­ma un pro­ce­di­mien­to “ge­ne­ra­li­za­do” y que “no en­cuen­tra ra­zón de ser”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.