Los pi­bes no se achi­ca­ron y Li­niers si­gue pren­di­do

Kim­ber­ley ve­nía pre­ce­di­do de bue­nos antecedentes, pe­ro po­co mos­tró en la ave­ni­da. La ro­ta­ción no re­sin­tió la es­truc­tu­ra del Chi­vo.

La Nueva - - DEPORTES - Ja­vier Os­car Sch­wab jsch­wab@la­nue­va.com

FUE 1-1 EN EL ALE­JAN­DRO PÉ­REZ An­te Kim­ber­ley, que lle­gó al es­ta­dio Ale­jan­dro Pé­rez co­mo uno de los pun­te­ros de la Zo­na 2 del Fe­de­ral B, Li­niers no se achi­có.

Al con­tra­rio, con un equi­po re­ple­to de ju­ve­ni­les, ju­gó un par­ti­do co­rrec­to. En un trá­mi­te in­ten­so y lu­cha­do --el cam­po de jue­go, blan­do y des­pa­re­jo, no acom­pa­ñó pa­ra na­da-- im­pu­so per­so­na­li­dad, de­ter­mi­na­ción y en­tre­ga pa­ra equi­pa­rar y, por mo­men­tos, su­pe­rar al ri­val.

El con­jun­to al­bi­ne­gro tra­ba­jó con in­te­li­gen­cia, or­den y con­cen­tra­ción. Se agru­pó bien en su te­rreno, pre­sio­nó du­ran­te gran par­te del de­sa­rro­llo y se adap­tó me­jor a un te­rreno muy mo­ja­do.

El an­dar más re­suel­to de los chi­vos en los pri­me­ros mi­nu­tos otor­gó be­ne­fi­cios. Por­que Mon­zón y Mon­tiel to­ma­ron la ini­cia­ti­va en el me­dio y Ba­rez, re­cos­ta­do por la de­re­cha, sor­pren­dió a una de­fen­sa que no hi­zo pie.

Así lle­gó la aper­tu­ra en el ini­cio. Mon­tiel abrió pa­ra Stau­ti­ner por iz­quier­da, és­te man­dó un cen­tro pa­ra Pul­gar, pe­ro el ba­lón lo so­bró y le que­dó ser­vi­do a Ba­rez, quien de ca­be­za exi­gió un ma­no­ta­zo sal­va­dor del go­le­ro Mo­ra­ta.

Ape­nas unos se­gun­dos de la­men­to por­que de ese cór­ner hu­bo un des­cui­do le­tal. Ba­rez, sin mar­ca, vol­vió a co­nec­tar de ca­be­za, pe­ro es­ta vez pa­ra mar­car la aper­tu­ra.

Li­niers si­guió me­ro­dean­do el área ri­val y es­tu­vo cer­ca del se­gun­do, en tan­to Kim­ber­ley aguan­tó y, una vez que hi­zo pie, ajus­tó al­gu­nos de­ta­lles en su dis­po­si­ción tác­ti­ca pa­ra em­pa­re­jar el jue­go.

Eso sí, el em­pa­te lle­gó me­dian­te ba­lón de­te­ni­do lue­go de una aten­ción de Mon­zón pa­ra con Die­go Ra­mí­rez, re­em­pla­za­do por le­sión.

En ese ti­ro li­bre, Vico ga­nó de arri­ba, Par­tal re­cha­zó con acier­to, Ga­lli le dio de zur­da y Iu­bat­ti, en la ra­ya, des­pe­jó con lo jus­to. La­men­ta­ble­men­te el ba­lón re­bo­tó en el pe­cho de So­la­be­rrie­ta y se in­tro­du­jo en el ar­co.

Los úl­ti­mos mi­nu­tos fue­ron si­mi­la­res a los del com­ple­men­to. Li­niers ra­ti­fi­có su ima­gen, man­tu­vo el rit­mo y tam­bién sus in­ten­cio­nes de achi­car los es­pa­cios, in­clu­so sin te­ner la pe­lo­ta en su po­der.

Eso sí, el cua­dro de Tu­ya ca­si no ofre­ció fi­su­ras en el fon­do --Par­tal res­pon­dió siem­pre. Iu­bat­ti sa­có to­do, He­rre­ra fue un buen la­de­ro y los la­te­ra­les se mos­tra­ron fir­mes-- y, cuan­do se pu­do, se im­pri­mió velocidad en los mo­vi­mien­tos ofen­si­vos.

Tu­vo su chan­ce Bo­ris He­rre­ra tras un gran des­vío de Mo­ra­ta en una pe­lo­ta en­ve­ne­na­da de Mon­zón en un ti­ro li­bre, pe­ro tam­bién Par­tal se lu­ció an­te una es­ca­la­da de Pa­la­ve­cino y el pos­te­rior dis­pa­ro de zur­da al cuer­po.

Al final Kim­ber­ley se que­dó sin pier­nas y Li­niers, con Fran­zino y Acos­ta en can­cha, fue en bus­ca del triun­fo. Es­tu­vo cer­ca.

De ahí el re­co­no­ci­mien­to de su gen­te. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.