Ser­vi­cios y fac­tu­ras

La Nueva - - OPINIÓN -

DE­SIDIA. Pien­so que los con­tri­bu­yen­tes de Im­pues­tos y ser­vi­cios pú­bli­cos y pri­va­dos de­be­ría­mos re­ci­bir en tiem­po y en for­ma las fac­tu­ras y/o re­ci­bos de pa­go que co­rres­pon­dan a su in­mi­nen­te ven­ci­mien­to, da­do que cum­plir con nues­tras obli­ga­cio­nes de con­tri­bu­yen­tes y usua­rios se ha con­ver­ti­do en una ma­ra­tó­ni­ca su­ce­sión de trá­mi­tes y co­las pa­ra po­der pa­gar, por la no tan sen­ci­lla ra­zón de que en su dis­tri­bu­ción, en su ma­yo­ría, son repartidos sin ase­gu­rar­se de ser re­ci­bi­dos, o de­ja­dos, en los ver­da­de­ros des­ti­na­ta­rios, y mu­chos de ellos lle­gan ya ven­ci­dos. Doy fe, co­mo mu­chos otros, de que aun te­nien­do bu­zón de co­rres­pon­den­cia, el mis­mo es ig­no­ra­do , y mu­chas ve­ces las fac­tu­ras-re­ci­bo que­dan en los pi­ca­por­tes de las ca­sas, ex­pues­tos a la llu­via, el vien­to y a al­gu­na que otra "ma­la in­ten­ción"; co­mo así tam­bién de­ja­dos de­ba­jo de las puer­tas sin ase­gu­rar­se de su in­gre­so a la ca­sa; he vis­to fac­tu­ras jun­to a los cor­do­nes de la cal­za­das, o re­ci­bi­das por ve­ci­nos ale­ja­dos.

Os­car Er­nes­to Za­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.