Una de esas que pro­vo­can a sal­tar de la bu­ta­ca

Con ac­to­res y di­rec­to­res de­bu­tan­tes, La hor­ca es otra pe­lí­cu­la cá­ma­ra en mano y orien­ta­ción ju­ve­nil.

La Nueva - - APLAUSOS - Ma­ría Inés Di Cic­co mdi­cic­co@la­nue­va.com

EN LA CAR­TE­LE­RA BAHIEN­SE l 29 de oc­tu­bre de 1993, a las 8.49 de la no­che, se desa­rro­lla­ba una obra de tea­tro co­le­gial, cuan­do ac­tor pro­ta­go­nis­ta, Char­lie Grim­ball se con­vir­tió en víc­ti­ma de un ac­ci­den­te fa­tal.

EVein­te años más tar­de, la mis­ma obra se vuel­ve a re­pre­sen­tar en el co­le­gio, des­pués de su­pe­rar el ta­bú de la muer­te de aquel es­tu­dian­te que ni si­quie­ra ha­bía ele­gi­do su pa­pel. Ado­les­cen­tes, cu­rio­sos, los nue­vos in­tér­pre­tes de la obra de­ci­den vi­si­tar a es­con­di­das , du­ran­te la no­che y cá­ma­ra, el tea­tro don­de se pro­du­jo aquel su­ce­so. Es en­ton­ces cuan­do les lle­ga el turno de vi­vir una tra­ge­dia pro­pia.

"En to­da es­cue­la ha­bi­ta un es­pí­ri­tu, un se­cre­to... ¡ un dra­ma!", vi­nie­ron ad­vir­tien­do las pro­mo­cio­nes de la pe­lí­cu­la La Hor­ca, que lle­gó en­tre los re­cien­tes es­tre­nos de la car­te­le­ra bahien­se, con sello de War­ner Bros. La­ti­noa­mé­ri­ca y de los pro­duc­to­res de La no­che del de­mo­nio y Ac­ti­vi­dad paranormal y, con to­da se­gu­ri­dad, arras­tra­da a los ci­nes co­mer­cia­les en el con­voy de al­guno de los gran­des tan­ques a la tem­po­ra­da.

De es­ti­lo na­rra­ti­vo reite­ra­ti­vo -cá­ma­ra di­gi­tal en mano- es­tá cla­ra­men­te di­ri­gi­da al pú­bli­co ado­les­cen­te a ju- ve­nil, con ga­nas de com­par­tir bal­des de po­cho­clos, sus­tos pa­ra el sal­to y gri­tos en la sa­la de ci­ne.

El pro­gra­ma no es re­pro­cha­ble, aun­que po­co se pue­de apor­tar a fa­vor de una pe­lí­cu­la que pa­re­ce sa­li­da de una ca­de­na de pro­duc­ción en se­rie des­de que Pro­yec­to Blair Witch en­fo­có la cá­ma­ra des­de el es­pec­ta­dor.

Efec­to, pro­du­ce. Cla­ro, hay que ir dis­pues­tos a la ten­sión por la ten­sión pu­ra, sin áni­mo de lle­var­se un tí­tu­lo pa­ra co­lec­cio­nar en los anaque­les de los gran­des clá­si­cos. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.