Los des­po­ja­ron de 18 mil pe­sos lue­go de en­trar por una aber­tu­ra

La Nueva - - SEGURIDAD -

“Ya hi­ci­mos ave­ri­gua­cio­nes; pre­gun­ta­mos en Vi­lla (Mi­ra­mar), don­de se co­no­ce quié­nes son los que pa­tean (las puer­tas) y quié­nes en­tran co­mo lo hi­cie­ron acá. Evi­den­te­men­te siem­pre hay una que los coor­di­na”.

Zul­ma Gó­mez co­men­zó así brin­dan­do de­ta­lles de la sus­trac­ción su­fri­da por su hi­jo, Mau­ro Mar­tín (34), en la no­che del sá­ba­do en su vi­vien­da de Hai­tí 517, apro­ve­chan­do la au­sen­cia de los cua­tro mo­ra­do­res de las dos vi­vien­das.

“Nos han es­tu­dia­do. Es­to fue en­tre las 21.15 y las 22 (del do­min­go). Mi hi­jo tra­ba­ja to­do el día y mi nue­ra, que jus­to ha­bía ve­ni­do del tra­ba­jo, se ha­bía ido a ce­nar con unas ami­gas. Y no­so­tros te­ne­mos un bo­li­che”, aco­tó.

La mu­jer ase­gu­ró que los au­to­res de la sus­trac­ción in­gre­sa­ron por una aber­tu­ra de ape­nas 60x80cms.

“Se fue­ron por el mis­mo lu­gar y sal­ta­ron pa­ra la can­cha”, ha­cien­do re­fe­ren­cia a la can­cha del club Be­lla Vis­ta.

Los la­dro­nes lo­gra­ron sus­traer una no­te­book, un re­loj y 18 mil pe­sos que eran pa­ra pa­gar­le al al­ba­ñil.

"Mar­tín y su mu­jer es­tán des­con­so­la­dos por­que se rom­pen y tra­ba­jan to­do el día pa­ra ha­cer­se al­go", con­clu­yó.

PA­BLO PRESTI-LA NUE­VA.

Zul­ma Gó­mez se­ña­la el lu­gar por don­de in­gre­sa­ron los mal­vi­vien­tes a la vi­vien­da de la ca­lle Hai­tí 517.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.