De­cla­ró la mu­jer he­ri­da en Pun­ta Al­ta y ma­ni­fes­tó que fue abu­sa­da

Po­co des­pués de re­ci­bir el al­ta mé­di­ca por las gra­ves le­sio­nes pa­de­ci­das, Ana­lía Brown brin­dó su tes­ti­mo­nio y men­cio­nó que Pedro So­ria la ha­bría so­me­ti­do an­tes de ata­car­la. El he­cho ocu­rrió a fi­nes del mes pa­sa­do.

La Nueva - - SEGURIDAD -

RE­COR­DÓ AL­GU­NOS PA­SA­JES DEL HE­CHO Lue­go de per­ma­ne­cer hos­pi­ta­li­za­da al­re­de­dor de dos se­ma­nas por las gra­ves le­sio­nes su­fri­das, Ana­lía Ro­sa­na Brown (36) de­cla­ró y di­jo que Pedro So­ria (58), quien se en­cuen­tra de­te­ni­do por el vio­len­to epi­so­dio ocu­rri­do a fi­nes del mes pa­sa­do en Pun­ta Al­ta, ha­bría abu­sa­do se­xual­men­te de ella.

Fuen­tes ofi­cia­les in­di­ca­ron que la mu­jer, que fue asis­ti­da en el Hos­pi­tal In­ter­zo­nal Ge­ne­ral de Agu­dos Doc­tor Jo­sé Pen­na y pa­de­ció el hundimiento de la par­te pos­te­rior del crá­neo, una mu­ñe­ca frac­tu­ra­da y cor­tes di­ver­sos en el cuer­po, men­cio­nó que co­mo con­se­cuen­cia de la agre­sión pre­sen­ta “la­gu­nas men­ta­les” con res­pec­to a lo su­ce­di­do en la ca­sa del impu­tado, ubi­ca­da en Pe­lle­gri­ni al 1500.

De to­das ma­ne­ras, se­ña­la­ron que la víc­ti­ma re­co­no­ció la vi­vien­da y la ca­mio­ne­ta del mi­li­tar re­ti­ra­do.

“La mu­jer de­cla­ró que es- ta­ba bus­can­do tra­ba­jo de em­plea­da do­més­ti­ca, por eso pu­bli­có avisos en Fa­ce­book y en la pá­gi­na OLX, don­de car­gó su nú­me­ro de te­lé­fono, por­que se le ha­bía ter­mi­na­do el tra­ba­jo de ni­ñe­ra”, ma­ni- fes­tó el vo­ce­ro.

Agre­gó que Brown “de­cla­ró que más o me­nos el 26 de ju­nio So­ria la lla­mó pa­ra ofre­cer­le tra­ba­jo y que al prin­ci­pio le pa­re­ció un hom­bre se­rio. El le di­jo que le iba a pa­gar bien y que que­ría que fue­ra a su ca­sa pa­ra lim­piar y plan­char. La mu­jer fue en su bi­ci­cle­ta al do­mi­ci­lio del acu­sa­do y cuan­do lle­gó al lu­gar, el su­je­to es­ta­ba to­man­do unas `bi­rras´ (en re­fe­ren­cia a cer­ve­zas)”.

Ex­pli­có que pos­te­rior­men­te adu­jo que fue so­me­ti­da por el sos­pe­cho­so y que re­cuer­da ha­ber re­ci­bi­do un fuer­te gol­pe en la ca­be­za con una plan­cha bi­fe­ra, la que lue­go ca­yó al sue­lo.

El in­for­man­te sos­tu­vo que los cor­tes que su­frió Brown fue­ron efec­tua­dos por una bo­te­lla ro­ta y un cu­chi­llo (se se­cues­tra­ron dos cu­chi­llas de co­ci­na y un cu­chi­llo. “La ma­yo­ría son de­fen­si­vos. Tie­ne en­tre 20 y 30 cor­tes en la ca­ra: con su­tu­ras y pun­tos”, co­men­tó.

Cabe re­cor­dar que So­ria sa­lió lue­go de su vi­vien­da, en cal­zon­ci­llo y pi­dió la pre­sen­cia de un mó­vil de emer­gen­cia, con­sig­na­do su te­lé­fono fi­jo.

“Cuan­do lle­gó la po­li­cía, Brown se en­con­tra­ba de pie y en­san­gren­ta­da en uno de los pa­si­llos de la ca­sa. El lo úni­co que adu­jo fue que la chi­ca (por Ana­lía) le ha­bía se­pa­ra­do ro­pa que per­te­ne­cia a su hi­ja que ha­bía fa­lle­ci­do en un ac­ci­den­te y que se la que­ría ro­bar”, ex­pu­so.

La fis­cal Lei­la Sca­var­da so­li­ci­tó la pri­sión pre­ven­ti­va de So­ria al juez de Ga­ran­tías Nº 2, Gui­ller­mo Mér­cu­ri. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

EM­MA­NUEL BRIANE-LA NUE­VA.

Mo­men­to en el que el mi­li­tar re­ti­ra­do era tras­la­da­do de la se­de de la DDI bahien­se po­co des­pués de que­dar de­te­ni­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.