Un ori­gen que va más allá del ta­ba­quis­mo

La Nueva - - SALUD -

UNA EN­FER­ME­DAD MUY AGRE­SI­VA En el mun­do, el cán­cer de pul­món pro­vo­ca más muer­tes que el de co­lon, ma­ma y prós­ta­ta jun­tos. Se diag­nos­ti­can 1.600.000 nue­vos ca­sos ca­da año.

Hoy se sa­be que el cán­cer de pul­món no es uno so­lo, sino que exis­ten múl­ti­ples sub­ti­pos se­gún cuál es el gen que se al­te­ra.

Es­to per­mi­tió desa­rro­llar me­di­ca­men­tos "a me­di­da" pa­ra al­gu­nas de es­tas al­te­ra­cio­nes ge­né­ti­cas, co­mo par­te de las lla­ma­das "te­ra­pias di­ri­gi­das a blan­cos mo­le­cu­la­res".

Se­gún el doc­tor Clau­dio Mar­tín, mé­di­co on­có­lo­go je­fe de On­co­lo­gía To­rá­ci­ca del Ins­ti­tu­to Ale­xan­der Fle­ming y del Hos­pi­tal Ma­ría Fe­rrer, el cam­bio en el tra­ta­mien­to del cán­cer de pul­món ha si­do drás­ti­co en los úl­ti­mos años.

"Aho­ra con­ta­mos con mu­chas más he­rra­mien­tas que han per­mi­ti­do que los pa­cien­tes ten­gan una me­jor ca­li­dad de vi­da y que la su­per­vi­ven­cia se ha­ya pro­lon­ga­do en for­ma im­por­tan­te", di­jo.

Ha­ce 10 años, no im­por­ta­ba el sub­ti­po de tu­mor por­que to­dos se tra­ta­ban de la mis­ma for­ma.

En la ac­tua­li­dad, ca­da ti­po de tu­mor de pul­món se tra­ta de dis­tin­ta ma­ne­ra, en va­rios ca­sos con di­fe­ren­tes me­di­ca­cio­nes más es­pe­cí­fi­cas y con me­jo­res re­sul­ta­dos.

"Por lo tan­to, es im­por­tan­te sa­ber qué ti­po de tu­mor tie­ne el pa­cien­te", aco­tó el doc­tor Mar­tín.

En la Ar­gen­ti­na ya es­tá dis­po­ni­ble una nue­va al­ter­na­ti­va pa­ra el tra­ta­mien­to del cán­cer que se ori­gi­na a raíz de la al­te­ra­ción de di­fe­ren­tes por­cio­nes de dos ge­nes (el EML4 y el ALK), que afec­ta a cer­ca de 72 mil per­so­nas en el mun­do.

La nue­va dro­ga de­no­mi­na­da ce­ri­ti­nib es un in­hi­bi­dor oral, se­lec­ti­vo de la ALK (qui­na­sa de lin­fo­ma anaplá­si­co) que de­mos­tró be­ne­fi­cios co­mo te­ra­pia del CPCNP ALK+.

En la Ar­gen­ti­na es­tá in­di­ca­da co­mo se­gun­da lí­nea de tra­ta­mien­to pa­ra aque­llos in­di­vi­duos a los que ya se les ha­bía ad­mi­nis­tra­do un in­hi­bi­dor de ALK.

El ce­ri­ti­nib fue una de las pri­me­ras dro­gas en on­co­lo­gía de pre­ci­sión en ser apro­ba­das por la FDA de Es­ta­dos Uni­dos co­mo "te­ra­pia in­no­va­do­ra", por con­si­de­rar­se que atien­de una ne­ce­si­dad mé­di­ca no cu­bier­ta.

Es­ta dro­ga se en­mar­ca en la idea de po­der rea­li­zar tra­ta­mien­tos en for­ma per­so- El peor. El fac­tor de ries­go más pe­li­gro­so pa­ra el cán­cer de pul­món es, sin du­das, el ta­ba­quis­mo ¡A cual­quie­ra? El cán­cer de pul­món pue­de afec­tar a cual­quie­ra. No ne­ce­sa­ria­men­te a quie­nes son o fue­ron fu­ma­do­res. Y eso le pa­sa al 10/15% que no fu­ma­ron. Un ca­so par­ti­cu­lar. Se es­ti­ma que en­tre el 85 y el 90 % de los cán­ce­res de pul­món co­rres­pon­den al de­no­mi­na­do "cán­cer pul­mo­nar de cé­lu­las no pe­que­ñas". Sín­to­mas. Los prin­ci­pa­les son tos per­sis­ten­te; do­lor de pe­cho que se agu­di­za al res­pi­rar pro­fun­da­men­te; di­fi­cul­tad pa­ra res­pi­rar; fa­ti­ga, pér­di­da de ape­ti­to y de pe­so. na­li­za­da, una vez que uno iden­ti­fi­ca la vía por la que el tu­mor es­tá cre­cien­do y, así, ten­der a la cro­ni­fi­ca­ción de la en­fer­me­dad, que es el ob­je­ti­vo ac­tual del con­trol del cán­cer avan­za­do.

"Es de­cir, ha­cer que los pa­cien­tes pue­dan con­vi­vir con su en­fer­me­dad man­te­nien­do su ca­li­dad de vi­da, al igual que co­mo se con­vi­ve con la hi­per­ten­sión, la dia­be­tes o la ma­yor par­te de las en­fer­me­da­des del ser hu­mano", afir­mó el doc­tor Mar­tín.

Lo po­si­ti­vo es ha­ber co­men­za­do a co­no­cer me­jor la bio­lo­gía de los tu­mo­res" ma­ni­fes­tó la doc­to­ra Clau­dia Bag­nes, mé­di­ca on­có­lo­ga.

El nue­vo tra­ta­mien­to da más po­si­bi­li­da­des de po­der dis­mi­nuir el ta­ma­ño del tu­mor y de pro­lon­gar la so­bre­vi­da del pa­cien­te li­bre de pro­gre­sión.

Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.