Otro pe­di­do re­cha­za­do pa­ra el ex­co­mi­sa­rio Gus­ta­vo Aní­bal Mo­ral

La Cá­ma­ra de Ape­la­ción y Ga­ran­tías no hi­zo lu­gar a una pre­sen­ta­ción de la de­fen­sa del ex­je­fe po­li­cial -con­de­na­do a cua­tro años de cár­cel- y con­fir­mó la re­so­lu­ción por la que se le ne­gó la pri­sión do­mi­ci­lia­ria.

La Nueva - - SEGURIDAD -

ALO­JA­DO EN LA UNI­DAD Nº 9 La Cá­ma­ra de Ape­la­ción y Ga­ran­tías en lo Pe­nal con­fir­mó la re­so­lu­ción en la que se ne­gó el pe­di­do de pri­sión do­mi­ci­lia­ria pre­sen­ta­do por el abo­ga­do del ex­co­mi­sa­rio Gus­ta­vo Aní­bal Mo­ral (61), quien ha­ce al­gu­nos me­ses fue de­te­ni­do jun­to a Juan Ma­nuel Pas­cual Ca­ru­so (59), tras que­dar fir­me el fa­llo por el cual se les im­pu­so una pe­na de cua­tro años de pri­sión por el de­li­to de en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to, in­for­ma­ron fuen­tes ju­di­cia­les.

El fa­llo co­rres­pon­dió a lo jue­ces de la Sa­la I, Pa­blo Her­nán Sou­mou­lou y Gui­ller­mo Giam­be­llu­ca, quie­nes ra­ti­fi­ca­ron la decisión que en pri­me­ra ins­tan­cia dic­tó el juez de Eje­cu­ción Pe­nal Nº 1, Clau­dio Brun.

Re­cha­za­ron la ape­la­ción pre­sen­ta­da por el de­fen­sor Se­bas­tián Cue­vas, quien sos­tu­vo que las de­fi­cien­cias es­truc­tu­ra­les de la Uni­dad Pe­nal de Saa­ve­dra, la fal­ta de una am­bu­lan­cia an­te una emer­gen­cia y la dis­tan­cia res­pec­to de cen­tros asis­ten­cia­les de me­dia­na com­ple­ji­dad, no ga­ran­ti­zan la de­bi­da aten­ción mé­di­ca que re­quie­re el de­te­ni­do a par­tir de su pa­to­lo­gía car­día­ca.

Los ma­gis­tra­dos sos­tu­vie­ron que se en­cuen­tra acre­di­ta­da la do­len­cia que pa­de­ce Mo­ral y que la cues­tión a ana­li­zar re­sul­ta ser si la cár­cel tie­ne los me­dios ne­ce­sa­rios pa­ra tra­tar­la.

Al res­pec­to, con­si­de­ra­ron que “no sur­ge la im­po­si­bi­li­dad evi­den­te del Ser­vi­cio Pe­ni­ten­cia­rio pa­ra tra­tar ade­cua­da­men­te” la en­fer­me­dad que su­fre el ex­po­licía.

In­di­ca­ron que los in­for­mes mé­di­cos “no des­car­tan que pue­da per­ma­ne­cer alo­ja­do” en una cár­cel y que el tra­ta­mien­to y con­trol del cua­dro “bien pue­de cum­plir­se en el es­ta­ble­ci­mien­to, sin que ello, por el mo­men­to, em­peo­re su es­ta­do de sa­lud”.

Y agre­ga­ron que Mo­ral pre­sen­ta “ries­go mo­de­ra­do”, pa­de­ce “epi­so­dios ais­la­dos” y “si­gue fu­man­do cin­co ci­ga­rri­llos por día”.

Pe­ro acla­ra­ron que el con­de­na­do re­ci­be la me­di­ca­ción in­di­ca­da (la apor­ta su pro­pia fa­mi­lia) y en el pe­nal se le efec­túan los es­tu­dios co­rres­pon­dien­tes a los de cual­quier pa­cien­te con su pa­to­lo­gía.

Los jue­ces sos­tu­vie­ron que la U19 cuen­ta con un sec­tor de Sa­ni­dad y per­so­nal idó­neo asig­na­do al mis­mo, así co­mo la po­si­bi­li­dad de con­tar con una am­bu­lan­cia apor­ta­da por hos­pi­ta­les cer­ca­nos.

Por úl­ti­mo, ex­pli­ca­ron que Mo­ral se en­cuen­tra alo­ja­do en el pa­be­llón 15, que cuen­ta con un sis­te­ma de ca­le­fac­ción cen­tral.

En­ten­die­ron que se en­cuen­tran cu­bier­tas las ne­ce­si­da­des de aten­ción y con­trol del de­te­ni­do en la pe­ni­ten­cia­ria, aun­que le in­di­ca­ron al juez de Eje­cu­ción Pe­nal la ne­ce­si­dad de co­mu­ni­car a los or­ga­nis­mos es­ta­ta­les co­rres­pon­dien­tes la cues­tión re­la­ti­va a la au­sen­cia de am­bu­lan­cias, así co­mo el se­gui­mien­to del tra­ta­mien­to que se le brin­de a Mo­ral en la uni­dad. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

ARCHIVO/LA NUE­VA.

Mo­men­to en que el ex­po­licía Gus­ta­vo Mo­ral es tras­la­da­do a la cár­cel de Saa­ve­dra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.