Tal vez una im­pru­den­cia

La Nueva - - SEGURIDAD -

Des­cui­do. Jo­sé Hou­nou es­tu­vo acom­pa­ña­do por tres alle­ga­dos, a ma­ne­ra de con­ten­ción por el dra­má­ti­co su­ce­so. Uno de ellos men­cio­nó que “el úl­ti­mo que se fue (del asa­do que com­par­tie­ron con un gru­po de ami­gos) ca­paz que se ol­vi­dó de apa­gar­lo y el vien­to fa­vo­re­ció la si­tua­ción”. tes, por­que el ma­chim­bre se­guía ar­dien­do”, agre­gó.

Des­de el cuar­tel Cen­tral de bom­be­ros se in­for­mó, en tan­to, que to­ma­ron co­no­ci­mien­to de la emer­gen­cia a las 10.45 de la vís­pe­ra.

“No sa­be­mos qué pa­só, pe­ro cuan­do lle­ga­mos ya es­ta­ba to­do que­ma­do”, di­jo un efec­ti­vo del ci­ta­do cuer­po.

Mien­tras Hou­nou re­co­no­ció que “yo no los lla­mé, su­pon­go que los ha­brá lla­ma­do al­gún ve­cino”.

Las lla­mas se ini­cia­ron en una ha­bi­ta­ción de 4x3 y rá­pi­da­men­te se pro­pa­gó al ba­ño (ubi­ca­do en­fren­te) de 2x2, y a la co­ci­na de 6x8.

A la vi­vien­da con­cu­rrió to­do el per­so­nal de guar­dia, com­pues­ta por seis hom­bre, que co­rro­bo­ra­ron que se ha­bía pren­di­do fue­go to­da la ti­ran­te­ría, y el efec­to ca­lo­rí­fi­co des­tro­zo los vi­drios de las aber­tu­ra y des­tru­yó una ca­ma, cua­tro col­cho­nes, el equi­po de mú­si­ca, una he­la­de­ra, una me­sa, si­llas, el te­le­vi­sor, pren­das de ves­tir del mo­ra­dor y to­da su do­cu­men­ta­ción.

“Ha­bía mu­chas lla­mas en la ha­bi­ta­ción, don­de jus­to te­nía tres col­cho­nes y eso ac­ti­vó el fue­go. Yo vi­vo so­lo y es­ta­ba en el dor­mi­to­rio del fren­te”, acla­ró el vo­ce­ro, quien re­co­no­ció que in­ten­tó in­gre­sar a la ha­bi­ta­ción pe­ro el fue­go se lo im­pi­dió.

“Qui­se en­trar y no pu­de (y mos­tró par­te de su ca­be­llo cha­mus­ca­do). Por eso tu­ve que in­ten­tar apa­ci­guar el fue­go des­de la ven­ta­na. Ha­ce más de vein­te años que vi­vo acá y no sé qué pu­do cau­sas el fo­co, por­que cuan­do me acues­to ten­go la pre­cau­ción de apa­gar to­do”, men­cio­nó el dam­ni­fi­ca­do.

Y di­jo que “un cor­to­cir­cui­to no es po­si­ble. Pu­do ha­ber si­do in­ten­cio­nal o un fue­go mal apa­ga­do en el pa­tio. Yo me acos­té tem­prano, pe­ro que­dó gen­te. Co­mo fue el Día del Ami­go ha­bía­mos he­cho un asa­do”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.