Grün­bein: de­tu­vie­ron a dos sos­pe­cho­sos de un ho­mi­ci­dio

La víc­ti­ma es Luis Mi­guel Fuen­tes, quien de­jó de exis­tir co­mo con­se­cuen­cia de un im­pac­to de ba­la en la zo­na del co­ra­zón. Por el he­cho per­so­nal po­li­cial arres­tó a una pa­re­ja, la que hoy se­rá in­da­ga­da en la fis­ca­lía.

La Nueva - - PORTADA - Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

“El que le hi­zo es­to es un co­bar­de, por­que ne­ce­si­tó un ar­ma pa­ra ma­tar a un chi­co”, di­jo ayer Ma­nuel Fuen­tes, des­pués de to­mar co­no­ci­mien­to del ase­si­na­to de su so­brino.

El he­cho se pro­du­jo po­co an­tes del me­dio­día, en la zo­na de Rafael Obli­ga­do al 5800, de Grün­bein, don­de Luis Mi­guel Fuen­tes, de 24 años de edad, re­ci­bió un dis­pa­ro ca­li­bre 22 en el pe­cho, pre­sun­ta­men­te co­mo des­cen­la­ce de una dis­cu­sión que man­tu­vo con un hom­bre, el que fue arres­ta­do por la po­li­cía ho­ras des­pués del cri­men en un sec­tor del ba­rrio Tie­rras Argentinas.

Fuen­tes de la sec­cio­nal Cuar­ta iden­ti­fi­ca­ron al sos­pe­cho­so co­mo Ra­món Ri­ve­ro (19).

El sub­co­mi­sa­rio Ni­co­lás Juá­rez, a car­go de la de­pen­den­cia de Vi­lla Mi­tre, ma­ni­fes­tó ano­che que tam­bién aprehen­die­ron en re­la­ción a lo ocu­rri­do a la pa­re­ja del sos­pe­cho­so, quien re­sul­ta ser Bren­da Mar­tí­nez (20).

In­di­có que am­bos se­rán con­du­ci­dos hoy a la fis­ca­lía pa­ra ser in­da­ga­dos por el ti­tu­lar de la UFIJ Nº 5, Ch­ris­tian Long.

Los vo­ce­ros in­di­ca­ron que la víc­ti­ma su­frió un im­pac­to de ba­la en la zo­na de la te­ti­lla iz­quier­da, cer­ca del co­ra­zón, el que po­co des­pués le pro­vo­có la muer­te.

Tras el ata­que Fuen­tes lo­gró des­pla­zar­se al­gu­nos me­tros, aun­que fi­nal­men­te se des­plo­mó en el fren­te de una vi­vien­da y de­jó de exis­tir.

Su abue­lo Abel sos­tu­vo que el mu­cha­cho y el su­pues­to au­tor del ho­mi­ci­dio se co­no­cían, ya que ha­ce al­re­de­dor de vein­te días ha­brían man­te­ni­do un con­flic­to, aun­que no re­fi­rió de­ta­lles so­bre el ori­gen del mis­mo.

Se­gún se su­po, tras una dispu­ta ver­bal en­tre am­bos, el acu­sa­do le des­ce­rra­jó un ti­ro a Fuen­tes y se dio a la fu­ga.

“Al­gu­nos ve­ci­nos di­je­ron que vie­ron al chi­co ve­nir ca­mi­nan­do y aga­rrán­do­se el pe­cho, co­mo que le cos­ta­ba res­pi­rar. Des­pués ca­yó afue­ra del do­mi­ci­lio. To­da­vía no se­cues­tra­mos el ar­ma ho­mi­ci­da”, ma­ni­fes­tó un efec­ti­vo po­li­cial del Co­man­do de Pre­ven­ción Co­mu­ni­ta­ria (CPC).

Ho­ra­cio Cam­pos, ve­cino del sec­tor, con­fir­mó que el fa­lle­ci­do re­si­día en la zo­na y que “apa­ren­te­men­te ve­nía de man­te­ner una pe­lea del otro la­do de las vías”.

“Es­te se lla­ma Ba­rrio Par­que Pa­ler­mo. No ten­go ni idea por qué dis­cu­tie­ron. Yo es­ta­ba tra­ba­jan­do, me ba­jé del an­da­mio y es­cu­ché el ti­ro y que el fla­co ve­nía que­ján­do­se, aga­rrán­do­se el pe­cho. Has­ta acá lle­gó pa­ra­do. Le pe­ga­ron el ti­ro aba­jo de la te­ti­lla del la­do iz­quier­do”, des­cri­bió.

“No sé con quién pe­leó (Fuen­tes), su­pues­ta­men­te con gen­te nue­va. Pe­ro no pu- de ver al agre­sor”, con­clu­yó.

Ma­nuel Fuen­tes, tío del jo­ven ul­ti­ma­do, con­si­de­ró que en el ba­rrio no hay se­gu­ri­dad y “la gen­te an­da ar­ma­da. A Mi­guel ya lo ha­bían ame­na­za­do”.

Agre­gó que va­rias per­so­nas brin­da­ron información pa­ra in­di­vi­dua­li­zar al res­pon­sa­ble y que lo su­ce­di­do re­sul­ta una tra­ge­dia.

“Po­bres mi her­mano y mi cu­ña­da, que to­das sus vi­das han si­do per­so­nas de tra­ba­jo. Mi­guel se de­di­ca­ba al bo­xeo, pe­ro no era un pi­be que se me­tie­ra en pro­ble­mas”, com­ple­tó.

Tiem­po atrás, re­mar­có el hom­bre, des­co­no­ci­dos dis­pa­ra­ron con­tra la pro­pie­dad de su her­mano.

Por su par­te, Abel Fuen­tes di­jo que su nie­to ha­bía te­ni­do “dis­cu­sio­nes de mu­cha­chos” con otras per­so­nas, aun­que “no era pa­ra que lo ma­ten”.

“Ha­bían dis­cu­ti­do creo que ha­ce 20 días y aho­ra se en­con­tra­ron por acá. No sé por qué le dis­pa­ra­ron. Mi nie­to es­ta­ba de­socu­pa­do, pe­ro ha­cía chan­gas en el mercado (de fru­tas y ver­du­ras Aguado) y en una fá­bri­ca de cha­ci­na­dos”, agre­gó.

Por úl­ti­mo, sos­tu­vo que la víc­ti­ma “vi­vía con sus pa­dres y eran nue­ve her­ma­nos. Dos o tres per­so­nas vie­ron al que le dis­pa­ró”.

Un fa­mi­liar de la per­so­na ase­si­na­da sos­tu­vo que en ese sec­tor la gen­te an­da ar­ma­da y que a la víc­ti­ma la ha­bían ame­na­za­do.

SE­BAS­TIÁN COR­TÉS- LA NUE­VA.

SE­BAS­TIÁN COR­TÉS-LA NUE­VA.

Efec­ti­vos de la co­mi­sa­ría Cuar­ta y de la DDI bahien­se tra­ba­ja­ron pa­ra lo­grar las aprehen­sio­nes de los sos­pe­cho­sos por el cri­men su­ce­di­do en la vís­pe­ra en la zo­na de Grün­bein.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.