Un de­bi­li­ta­do Tsi­pras de­be­rá ne­go­ciar un ter­cer res­ca­te

El man­da­ta­rio grie­go tie­ne la mi­sión de ob­te­ner 86.000 mi­llo­nes de eu­ros de pres­ta­mis­tas po­co con­fia­dos con res­pec­to a la economía. Tam­bién de­be­rá evi­tar más fu­gas en su par­ti­do.

La Nueva - - EL MUNDO -

Los acree­do­res de Gre­cia se pre­pa­ra­ban ayer en Ate­nas pa­ra co­men­zar las con­ver­sa­cio­nes pa­ra un nue­vo res­ca­te, des­pués de que los le­gis­la­do­res apro­ba­ron de ma­dru­ga­da un se­gun­do pa­que­te de re­for­mas, pe­se a una re­be­lión en la iz­quier­da que po­dría obli­gar a ade­lan­tar las elec­cio­nes.

En una se­ñal de có­mo el ob­je­ti­vo de abor­dar el pro­ble­ma de deu­da del país he­leno se ale­ja ca­da vez un po­co más, el cen­tro de es­tu­dios más in­flu­yen­te de Gre­cia pre­di­jo una fuer­te re­caí­da en la re­ce­sión.

Es­to se une a la re­sis­ten­cia que es­tá en­fren­tan­do el pri­mer mi­nis­tro iz­quier­dis­ta, Ale­xis Tsi­pras, que de­be ne­go­ciar un res­ca­te de unos 86.000 mi­llo­nes de eu­ros con pres­ta­mis­tas es­cép­ti­cos mien­tras lu­cha por man­te­ner unido su par­ti­do Sy­ri­za.

Tras otra se­sión ma­ra­tó­ni­ca que con­clu­yó en las pri­me­ras ho­ras del jue­ves grie­go, el Par­la­men­to vo­tó abru­ma­do­ra­men­te en fa­vor del se­gun­do pa­que­te de re­for­mas.

Sin em­bar­go, 36 le­gis­la­do­res de Sy­ri­za se re­be­la­ron, obli­gan­do a Tsi­pras a re­cu­rrir a los vo­tos de la opo­si­ción.

Reunio­nes

La nue­va re­pre­sen­tan­te del FMI pa­ra Gre­cia, De­lia Vel­cu­les­cu, y fun­cio­na­rios de la Co­mi­sión y el BCE tie­nen pre­vis­to lle­gar a Ate­nas hoy.

Las reunio­nes se ha­rán en dos vías pa­ra­le­las, una so­bre un nue­vo me­mo­ran­do de en­ten­di­mien­to so­bre las ac­cio­nes que de­be adop­tar Gre­cia y otro so­bre el se­gun­do flu­jo de prés­ta­mos que el país espera ob­te­ner.

No obs­tan­te, ya hay du­das so­bre si la gra­ve­men­te de­bi­li­ta­da economía grie­ga pue­de so­por­tar el pro­gra­ma tras una cri­sis de seis años que re­du­jo en un cuar­to la pro­duc­ción na­cio­nal y ele­vó el des­em­pleo por en­ci­ma del 25%.

Tam­po­co es­tá cla­ro el al­can­ce de la fu­tu­ra par­ti­ci­pa- ción del FMI, una vez que ex­pi­re su pro­gra­ma ac­tual en 2016, ya que el or­ga­nis­mo afir­ma que la enor­me deu­da pú­bli­ca grie­ga de­be ser re­es­truc­tu­ra­da pa­ra que el res­ca­te fun­cio­ne, pe­ro se en­fren­ta a la re­sis­ten­cia de sus rea­cios so­cios europeos.

Hay du­das so­bre si la de­bi­li­ta­da economía grie­ga pue­de so­por­tar el pro­gra­ma tras una cri­sis de seis años que re­du­jo en un cuar­to la pro­duc­ción na­cio­nal.

Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

ARCHIVO LA NUE­VA.

El mi­nis­tro Ale­xis Tsi­pras tu­vo que re­cu­rrir a sus ad­ver­sa­rios pa­ra apro­bar las re­for­mas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.