Una bol­sa que no apa­re­ce y que to­dos bus­can

Tie­ne ca­si 670.000 dó­la­res y se per­dió en el ae­ro­puer­to de Hong Kong. Ve­nía des­de Nue­va Ze­lan­da.

La Nueva - - SOCIEDAD -

SE CA­YÓ DE UN CA­MIÓN

Agen­cia EFE Una bol­sa con ca­si 670.000 dó­la­res, que ha­bía si­do trans­por­ta­da des­de Nue­va Ze­lan­da a Hong Kong, es­tá con pa­ra­de­ro des­co­no­ci­do des­de ha­ce una se­ma­na tras per­der­se en el ae­ro­puer­to hong­ko­nés, in­for­mó el dia­rio chino “Orien­tal Daily”.

La bol­sa per­di­da era par­te de un en­vío que el pa­sa­do vier­nes fue trans­por­ta­do en 13 bol­sas con des­tino al Ban­co de Chi­na, en Hong Kong, des­de la ciu­dad neo­ce­lan­de­sa de Auc­kland, a tra­vés de un vue­lo de la lí­nea aé­rea Cat­hay Pa­ci­fic, que con­fir­mó la pér­di­da.

Al pa­re­cer, tres de las bol­sas se ca­ye­ron de un ca­mión que trans­por­ta­ba el di­ne­ro una vez que és­te fue des­car­ga­do del avión, y cuan­do el per­so­nal en­car­ga­do del trans­por­te re­gre­só a la zo­na don­de ha­bían caí­do, 10 mi­nu­tos des­pués, en­con­tró so­lo dos.

Las cá­ma­ras de se­gu­ri­dad mues­tran el mo­men­to en el que las tres bol­sas se caen, cuan­do el ca­mión do­bla una es­qui­na en la zo­na de pis­tas del ae­ro­puer­to, aun­que no aclaran có­mo des­apa­re­ció una de ellas.

Se da la cir­cuns­tan­cia de que la fir­ma en­car­ga­da del trans­por­te de ese di­ne­ro, el gi­gan­te de se­gu­ri­dad bri­tá­ni­co G4S In­ter­na­tio­nal Lo­gis­tics, ya pro­ta­go­ni­zó en di- ciem­bre un su­ce­so si­mi­lar, cuan­do per­dió cer­ca de 2 mi­llo­nes de dó­la­res en una cén­tri­ca ave­ni­da de Hong Kong.

En la úl­ti­ma No­che­bue­na, esa can­ti­dad de di­ne­ro -que tam­bién te­nía co­mo des­tino el Ban­co de Chi­na- ca­yó de un fur­gón de la mis­ma com­pa­ñía cuan­do la puer­ta tra­se­ra del vehícu­lo se abrió ac­ci­den­tal­men­te.

El di­ne­ro sa­lió li­te­ral­men­te vo­lan­do, y va­rios tran­seún­tes y con­duc­to­res se lan­za­ron a la ca­rre­te­ra, una tran­si­ta­da vía de cua­tro ca­rri­les en el cen­tro de la ciu­dad, pa­ra in­ten­tar re­co­ger el ma­yor nú­me­ro de bi­lle­tes po­si­ble (días más tar­de se vie­ron obli­ga­dos a de­vol­ver el di­ne­ro, tras ser iden­ti­fi­ca­dos por la po­li­cía).

G4S ase­gu­ró que el di­ne­ro se per­dió en la zo­na de trá­fi­co aé­reo, a la que ellos no te­nían ac­ce­so, y que los bi­lle­tes ex­tra­via­dos no es­ta­ban ase­gu­ra­dos, por lo que de­cli­nó to­da res­pon­sa­bi­li­dad. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

ARCHIVO LA NUE­VA.

¿El ae­ro­puer­to

de Hong Kong guar­da un se­cre­to?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.