Dos asal­tan­tes con ro­pa de po­li­cía se fue­ron frus­tra­dos

Dos in­di­vi­duos in­gre­sa­ron en la vi­vien­da de Ra­món y Ca­jal 3044 ar­gu­men­tan­do que ve­nían a en­tre­gar una ci­ta­ción. Ma­nia­ta­ron a la ni­ñe­ra, mien­tras una be­ba dor­mía en su cu­na.

La Nueva - - PORTADA -

Ves­ti­dos con in­du­men­ta­ria de po­li­cía, dos de­lin­cuen­tes in­gre­sa­ron en la ca­sa de Ra­món y Ca­jal 3044 y, ar­gu­men­tan­do que te­nían que en­tre­gar una ci­ta­ción, ma­nia­ta­ron a una ni­ñe­ra y has­ta re­du­je­ron a una pe­que­ña de 4 años. Fi­nal­men­te, los mal­vi­vien­tes no se lle­va­ron na­da.

“Es­to es in­sos­te­ni­ble. Ti­po dos y cuar­to de la tar­de (de ayer) to­ca­ron la puer­ta dos per­so­nas ves­ti­das de po­li­cía y le di­je­ron a la ni­ñe­ra (Ro­sa) que ve­nían a traer una ci­ta­ción. Cuan­do ella les abrió pa­ra fir­mar se me­tie­ron. Ella es­ta­ba con mi ne­na de cua­tro años y a las dos las sen­ta­ron en el si­llón y les di­je­ron que no los mi­ren”.

Vi­si­ble­men­te cons­ter­na­da por la si­tua­ción, Ma­ría Cecilia Mas­so­la co­men­tó de­ta­lles del trau­má­ti­co epi­so­dio ocu­rri­do en la tar­de de la vís­pe­ra en su vi­vien­da de la ca­lle Ra­món y Ca­jal 3044, que com­par­te con su ma­ri­do, Juan Mar­tín Mén­dez, y las dos hi­jas de la pa­re­ja de cua­tro años y die­cio­cho me­ses.

Al mo­men­to del asal­to se ha­lla­ba so­lo la ni­ñe­ra, iden­ti­fi­ca­da co­mo Ro­sa (36), y las pe­que­ñas.

La mu­jer aten­dió a los su­je­tos a tra­vés del por­te­ro con vi­sor, com­pro­ban­do que ves­tían uni­for­me, ”por eso con­fió que ve­nían a traer la ci­ta­ción”, di­jo la due­ña de ca­sa y acla­ró que los su­pues­tos uni­for­ma­dos es­ta­ban ar­ma­dos y uno de ellos “di­rec­ta­men­te ” apun­tó a la ni­ñe­ra.

“A Ro­sa le ti­ra­ron de los pe­los y las lle­va­ron al ba­ño y la de­ja­ron en­ce­rra­da. A mi ne­na no; pe­ro le ata­ron los pies y las ma­nos con un precinto. Y me re­vol­vie­ron bá­si­ca­men­te to­da la ca­sa”, co­men­tó Ma­ría Cecilia.

Y agre­gó: “me re­vi­sa­ron has­ta las me­si­tas de luz, la ro­pa; es­ta­rían bus­can­do al­go, pe­ro no­so­tros no te­ne­mos co­sas de va­lor en la ca­sa. Así, a sim­ple vis­ta, creo que no se lle­va­ron na­da; al me­nos, los (ar­tícu­los) de elec- tró­ni­ca los ten­go to­dos”.

Tras des­ta­car que su be­ba es­ta­ba dur­mien­do en su cu­na al mo­men­to del he­cho, men­cio­nó que los asal­tan­tes es­tu­vie­ron no más de diez mi­nu­tos en el in­te­rior de la vi­vien­da -- que se en­cuen­tra ubi­ca­da en el ba­rrio Pa­los Ver­des-- que la fa­mi­lia inau­gu­ró el 26 de ju­lio del año pa­sa­do.

“Se lle­va­ron la lla­ve de la puer­ta por la que in­gre­sa­ron y un con­trol ma­nual de la alar­ma. Cuan­do Ro­sa de­jó de es­cu­char rui­dos le pi­dió a mi ne­na que tra­ta­ra de abrir la ven­ta­na del ba­ño. Y lue­go de abrir­la em­pe­za­ron a gri­tar pi­dien­do ayu­da”, aco­tó.

“Ahí el ve­cino lla­mó a mi ma­ri­do pa­ra de­cir­le 'es­tá tu mu­jer gri­tan­do, la tie­nen ata­da en el ba­ño', pe­ro yo es­ta­ba con él ha­cien­do un trá­mi­te en el cen­tro. En­ton­ces nos vi­ni­mos en­se­gui­da pa­ra acá, sa­bien­do que es­ta­ban las dos ne­nas”.

“Lo ra­ro –-ad­mi­tió la mu­jer-- es que, se­gún me di­cen los ve­ci­nos, ha­bía un mó­vil po­li­cial en la man­za­na de la pla­za (Ber­gé Vi­la, fren­te a su do­mi­ci­lio), vi­gi­lan­do por­que es­ta­ba so­nan­do la alar­ma de una ca­sa”.

El epi­so­dio al que ha­ce re­fe­ren­cia ocu­rrió en Cam­ba­ce­res al 300, don­de se com­pro­bó que no se ha­bía re­gis­tra­do nin­gún ilí­ci­to.

“Es ra­rí­si­mo que es­to ocu­rra a las dos de la tar­de, a ple­na luz del día. Y si bien sé que sa­lie­ron por la mis­ma puer­ta por la cual in­gre­sa­ron, no sa­be­mos en qué se fue­ron, por­que ella (por Ro­sa) di­ce que no vio nin­gún au­to”.

Ma­ría Cecilia ase­gu­ró que “cuan­do lle­ga­mos ya es­ta­ba la po­li­cía aden­tro y ha­bía desata­do a Ro­sa. Creo que en­tra­ron por una ven­ta­na de la co­ci­na”, aña­dió.

La dam­ni­fi­ca­da ex­pre­só que “el 15 de enero nos ti­ra­ron la puer­ta aba­jo a las cua­tro de la ma­ña­na pa­ra ro­bar­nos el te­le­vi­sor, es­tan­do no­so­tros dur­mien­do. Hi­ce la de­nun­cia y en mar­zo me no­ti­fi­ca­ron que la ar­chi­va­ban, no pa­só na­da”. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

SE­BAS­TIÁN COR­TÉS-LA NUE­VA.

SE­BAS­TIÁN COR­TÉS-LA NUE­VA.

Sen­sa­cio­nes

Ma­ria Cecilia Mas­so­la, la dam­ni­fi­ca­da, co­men­tó de­ta­lles del trau­má­ti­co su­ce­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.