“Es­ta­ba ate­rro­ri­za­do en los úl­ti­mos días”

La Nueva - - EL PAÍS -

En su re­la­to acer­ca de lo que pu­do ave­ri­guar del ca­so, Fil­kins di­jo que Nis­man "es­ta­ba ate­rro­ri­za­do en los úl­ti­mos días, no sa­lía de su de­par­ta­men­to. Les di­jo a al­gu­nas per­so­nas que ha­bía in­ter­cep­ta­do con­ver­sa­cio­nes de la in­te­li­gen­cia ira­ní que de­cían que iban a ir por él. Es­ta­ba muy ner­vio­so", in­di­có, tras re­cor­dar que el fis­cal ya ha­bía si­do blan­co de ame­na­zas de muer­te. Ade­más de los ira­níes ace­cha­dos por su in­ves­ti­ga­ción, el pe­rio­dis­ta pu­so al Go­bierno en la lí­nea de los sos­pe­cho­sos. "Ha­bía mu­cha gen­te que se­ría aver­gon­za­da con las re­ve­la­cio­nes que iba a ha­cer", re­mar­có. Se re­fe­ría a la de­nun­cia que el fis­cal hi­zo pú­bli­ca días an­tes de mo­rir re­fe­ri­da a una su­pues­ta cons­pi­ra­ción des­de el Eje­cu­ti­vo pa­ra alen­tar el cie­rre de la cau­sa a cam­bio de fa­vo­res eco­nó­mi­cos. Pa­ra Nis­man, el me­mo­rán­dum de en­ten­di­mien­to era la más­ca­ra de un pac­to más pro­fun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.