“Me cues­tra creer que Nis­man se ha­ya sui­ci­da­do”

El pe­rio­dis­ta es­ta­dou­ni­den­se Dex­ter Fil­kins, que me­ses atrás en­tre­vis­tó a la pre­si­den­ta de la Na­ción en el país, re­ve­ló sus con­clu­sio­nes tras in­ves­ti­gar el ca­so.

La Nueva - - EL PAÍS -

PA­RA CFK, SE­RÍA “BAD IN­FOR­MA­TION” El pe­rio­dis­ta es­ta­dou­ni­den­se Dex­ter Fil­kins, quien me­ses atrás via­jó a la Ar­gen­ti­na pa­ra rea­li­zar­le una en­tre­vis­ta pro­fe­sio­nal a la pre­si­den­ta Cris­ti­na Fer­nán­dez de Kirch­ner en re­la­ción al ca­so Nis­man, con­tó sus im­pre­sio­nes en la te­le­vi­sión de su país.

Se­gún pu­bli­có ayer per­fil. com, Fil­kins le dio cré­di­to a la de­nun­cia del fa­lle­ci­do fis­cal con­tra el Go­bierno ar­gen­tino por cons­pi­ra­ción y ad­vir­tió que "mu­chos lo que­rían muer­to".

El re­por­te­ro via­jó me­ses atrás a la Ar­gen­ti­na con una mi­sión: na­rrar las in­tri­gas que ro­dea­ron a la muer­te de Al­ber­to Nis­man.

En su in­ves­ti­ga­ción es­tu­dió el ex­pe­dien­te ju­di­cial, ha­bló con fa­mi­lia­res del ti­tu­lar de la UFI-AMIA y sus alle­ga­dos, y has­ta en­tre­vis­tó a Cris­ti­na Fer­nán­dez. El fru­to que­dó plas­ma­do en la no­ta que pu­bli­có la re­vis­ta "New Yor­ker" con el tí­tu­lo "La muer­te de un fis­cal".

El ar­tícu­lo de Fil­kins tu­vo una enor­me re­per­cu­sión en el país –la pre­si­den­ta lo ayu­dó de an­te­mano cuan­do an­ti­ci­pó el re­por­ta­je que le hi­zo–, y tam­bién fron­te­ras afue­ra.

A seis me­ses de la mis­te­rio­sa muer­te, lo que ocu­rrió con Nis­man si­gue des­per­tan­do in­te­rés en EE.UU. Por esa ra­zón, el pe­rio­dis­ta fue in­vi­ta­do al po­pu­lar pro­gra­ma Char­lie Ro­se pa­ra ahon­dar en el te­ma.

Fil­kins no pu­do lle­gar a una con­clu­sión so­bre lo que su­ce­dió aquel do­min­go de enero. "To­dos tie­nen una teo­ría", se­ña­ló. Más que una cer­te­za, a él le que­dó una su­po­si­ción: "Me cues­ta creer que se ha­ya sui­ci­da­do".

Su afir­ma­ción se ba­só en que –di­jo– no hu­bo una so­la per­so­na del círcu­lo ín­ti­mo de Nis­man que le con­fia­ra si­quie­ra una sos­pe­cha de que po­dría que­rer qui­tar­se la vi­da. A ello le su­mó la ob­ser­va­ción de que ocu­rrió jus­to an­tes de de­cla­rar an­te el Con­gre­so. "Es­ta­ba to­tal­men­te atra­pa­do por es­te ca­so. No iba a pa­rar has­ta lle­gar al final", apun­tó. Y se­ña­ló, por otro la­do, que ha­bía "mu­cha gen­te que te­nía mo­ti­vos pa­ra si­len­ciar­lo, que lo que­ría muer­to". Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

El fis­cal co­no­cía el ca­so AMIA-Irán "co­mo na­die", por eso "es pro­ba­ble que la in­ves­ti­ga­ción mue­ra con él", sos­tu­vo Fil­kins.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.