Una lar­ga re­la­ción unía a las fa­mi­lias aho­ra en­fren­ta­das

La Nueva - - EN PRIMER PLANO -

Va­rias dé­ca­das. Las fa­mi­lias in­vo­lu­cra­das en el epi­so­dio tie­nen una re­la­ción que se ha pro­lon­ga­do en va­rias dé­ca­das. “Mi sue­gro di­jo que ha­cía 40 años que se co­no­cían las fa­mi­lias, ami­gos de to­da la vi­da. Lo que uno me­nos se ima­gi­na que po­día pa­sar es­to”, con­si­de­ró Mar­ce­la, la ma­dre de la pe­que­ña abu­sa­da. Mar­cha. La mu­jer re­cla­mó “jus­ti­cia, pa­ra que es­te hom­bre con­ti­núe de­te­ni­do o se va­ya del ba­rrio”. Sin aten­ción. Mar­ce­la afir­ma que la ni­ña no re­ci­bió nin­gu­na asis­ten­cia psi­co­ló­gi­ca. "Lo que nos di­je­ron es que te­ne­mos que es­pe­rar. Ella fue a la (Po­li­cía) Cien­tí­fi­ca y los re­sul­ta­dos (de las pe­ri­cias) es­ta­rán en una se­ma­na... No te­ne­mos nin­gún apo­yo”. Re­pre­sa­lias. La mu­jer ase­gu­ra tam­bién des­co­no­cer quie­nes ha­brían in­ten­tan­do to­mar re­pre­sa­lias so­bre lo su­ce­di­do. Ba­rrio te­rri­ble. “Del in­cen­dio no sé na­da y tam­po­co sé quien ba­leó a Ver­dino. Cuan­do ocu­rrió eso yo ha­bía ido a ha­cer la de­nun­cia, por­que lo pri­me­ro que que­ría es que me re­vi­sa­ran a la ne­na... No sé, lo úni­co que sé que el ba­rrio es­tá... te­rri­ble”. Trau­ma­da. “Es­toy en­ci­ma de la ne­na, por­que es­tá re­trau­ma­da. Lo que pa­sa no me in­tere­sa; aho­ra, me in­tere­sa mi hi­ja...”. Se­gu­ri­dad. Un re­cla­mo con­jun­to ve­ci­nal pa­só por­que la po­li­cía mon­te un ope­ra­ti­vo es­pe­cial pa­ra res­guar­do del sec­tor y pre­ve­nir des­ma­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.