Las elec­cio­nes de 2015

La Nueva - - OPINIÓN - Por Car­loss R. Bae­za

Du­ran­te el trans­cur­so del co­rrien­te año, los ciu­da­da­nos con­cu­rri­re­mos a vo­tar en dos ac­tos elec­cio­na­rios: en las PA­SO del 9 de agos­to y en las ge­ne­ra­les del 25 de oc­tu­bre, y even­tual­men­te, de dar­se el su­pues­to de una se­gun­da vuel­ta pre­si­den­cial, tam­bién el 22 de no­viem­bre.

Pa­ra com­pren­der el al­can­ce y ca­rac­te­rís­ti­cas de es­tos co­mi­cios, tra­ta­re­mos de brin­dar al­gu­nas ex­pli­ca­cio­nes. En pri­mer lu­gar, ¿qué son las PA­SO? Las su­ce­si­vas nor­mas na­cio­na­les en ma­te­ria de elec­cio­nes y par­ti­dos po­lí­ti­cos no ha­bían pre­vis­to el sis­te­ma de elec­cio­nes in­ter­nas abier­tas, sino que re­mi­tían a lo que so­bre el par­ti­cu­lar dis­pu­sie­ran las res­pec­ti­vas car­tas or­gá­ni­cas; y es en ese mar­co le­gal que oca­sio­nal­men­te, al­gu­nos par­ti­dos po­lí­ti­cos, en su ca­rác­ter de mo­no­pó­li­cos de­ten­ta­do­res de la re­pre­sen­ta­ción po­pu­lar, han di­ri­mi­do in­ter­na­men­te, y con el vo­to ex­clu­si­vo de sus afi­lia­dos, quié­nes ocu­pa­rían las lis­tas en los co­mi­cios ge­ne­ra­les, en el su­pues­to de no lo­grar­se con­sen­sos acer­ca de las can­di­da­tu­ras en dispu­ta.

En el año 2002 se san­cio­nó la ley 25.611, con­tem­plan­do un ré­gi­men de pri­ma­rias abier­tas que nun­ca se lle­gó a apli­car ya que fue sus­pen­di­da ese mis­mo año, sien­do fi­nal­men­te de­ro­ga­da en el 2006.

Es in­tere­san­te re­cor­dar qué de­cían los dipu­tados Lan­dau y Díaz Ban­ca­la­ri al apo­yar la su­pre­sión de esa nor­ma­ti­va: “Reivin­di­ca­mos, sí, el de­re­cho de au­to­re­gu­la­ción par­ti­da­ria que im­pli­ca las fa­cul­ta­des de ca­da fuer­za po­lí­ti­ca de or­ga­ni­zar su vi­da in­ter­na de la ma­ne­ra que crea más con­ve­nien­te. Si lo ha­ce bien, se­gu­ra­men­te cau­ti­va­rá al elec­to­ra­do; si lo ha­ce mal, se­rá lo con­tra­rio”; agre­gan­do que “ad­ver­ti­dos a tra­vés de la ex­pe­rien­cia vi­vi­da con­si­de­ra­mos que no es con­ve­nien­te in­sis­tir en la apli­ca­ción de una nor­ma que de­mos­tró más de­fec­tos que vir­tu­des”.

Sin em­bar­go, tres años des­pués, y me­dian­te la ac­tual ley 26.571, se im­pu­so nue­va­men­te es­te sis­te­ma, cu­ya pri­me­ra apli­ca­ción tu­vo lu­gar en el año 2011

De tal for­ma, el pró­xi­mo 9 de agos­to se rea­li­za­rán las elec­cio­nes Pri­ma­rias Abier­tas Si­mul­tá­neas y Obli­ga­to­rias (PA­SO), me­ca­nis­mo me­dian­te el cual to­dos los ciu­da­da­nos, es­tén o no afi­lia­dos a un par­ti­do po­lí­ti­co, de­ben vo­tar por al­guno de los di­ver­sos pre­can­di­da­tos que ca­da agru­pa­ción pos­tu­le pa­ra los dis­tin­tos car­gos elec­ti­vos, y el que re­sul­te ga­na­dor en ca­da uno de ellos se­rá quien com­pe­ti­rá por ese par­ti­do en las elec­cio­nes ge­ne­ra­les del 25 de oc­tu­bre.

La ley 26.571 dis­po­ne que las PA­SO de­be­rán te­ner lu­gar el se­gun­do do­min­go del mes de agos­to de los años im­pa­res y que los par­ti­dos que pre­sen­ten una so­la lis­ta igual­men­te de­ben com­pe­tir en esa elec­ción.

Asi­mis­mo se es­ta­ble­ce que los pre­can­di­da­tos que se pre­sen­ten en las PA­SO só­lo pue­den ha­cer­lo en la lis­ta de una so­la agru­pa­ción po­lí­ti­ca y pa­ra una so­la ca­te­go­ría de car­gos elec­ti­vos.

Es de­cir que quie­nes triun­fen en es­ta opor­tu­ni­dad en los dis­tin­tos car­gos elec­ti­vos so­lo ad­quie­ren el de­re­cho a par­ti­ci­par ya co­mo can­di­da­tos de sus res­pec­ti­vos es­pa­cios po­lí­ti­cos en los co­mi­cios del 25 de oc­tu­bre, siem­pre que los mis­mos al­can­cen en las PA­SO en­tre to­das sus lis­tas de pre­can­di­da­tos el 1,5% de los vo­tos vá­li­dos en su dis­tri­to elec­to­ral y en la ca­te­go­ría en la que com­pi­ten, en tan­to que pa­ra la elec­ción pre­si­den­cial ese por­cen­ta­je se compu­tará en to­do el te­rri­to­rio. Por ello, quie­nes no ha­yan par­ti­ci­pa­do en las PA­SO no pue­den­pre­sen­tar­se en las ge­ne­ra­les.

Aho­ra bien, ¿qué se eli­ge en las PA­SO? En la elec­ción del 9 de agos­to se eli­gen los pre­can­di­da­tos a ni­vel na­cio­nal, a sa­ber: pre­si­den­te y vi­ce­pre­si­den­te; miem­bros del Par­la­sur; se­na­do­res na­cio­na­les y dipu­tados na­cio­na­les. En cuan­to a las pro­vin­cias, ele­gi­rán igual­men­te miem­bros del Par­la­sur; go­ber­na­dor y vi­ce­go­ber­na­dor; le­gis­la­do­res pro­vin­cia­les: in­ten­den­tes mu­ni­ci­pa­les, con­ce­ja­les y con­se­je­ros es­co­la­res.

Sin em­bar­go, en al­gu­nos dis­tri­tos es la pro­pia Cons­ti­tu­ción pro­vin­cial la que fi­ja las fe­chas de re­no­va­ción de las au­to­ri­da­des lo­ca­les, en tan­to en las de­más, ca­da una pue­de ele­gir fe­chas dis­tin­tas o ad­he­rir a las na­cio­na­les. Es­to úl­ti­mo es lo que ha he­cho nues­tra pro­vin­cia, por lo cual el 9 de agos­to se de­be­rán ele­gir au­to­ri­da­des na­cio­na­les, pro­vin­cia­les y mu­ni­ci­pa­les en for­ma con­jun­ta. Por el con­tra­rio, al­gu­nos dis­tri­tos han des­do­bla­do las elec­cio­nes y de tal for­ma ya han rea­li­za­do las PA­SO e in­clu­si­ve las ge­ne­ra­les res­pec­to a sus au­to­ri­da­des lo­ca­les.

Cabe des­ta­car que si bien la ma­yo­ría de los par­ti­dos prin­ci­pa­les pre­sen­tan pre­can­di­da­tos en to­das las ca­te­go­rías, al­gu­nos otros so­lo com­pi­ten en ni­ve­les pro­vin­cia­les o lo­ca­les. Una vez rea­li­za­da la elec­ción, y a ni­vel na­cio­nal, en el ca­so de pre­si­den­te y vi­ce­pre­si­den­te se­rá pro­cla­ma­da la fór­mu­la que den­tro de ca­da par­ti­do ha­ya ob­te­ni­do la ma­yor can­ti­dad de su­fra­gios, al igual que ocu­rre con los se­na­do­res na­cio­na­les que se ele­gi­rán por lis­ta com­ple­te y a sim­ple plu­ra­li­dad.

Fi­nal­men­te, y en el su­pues­to de los dipu­tados na­cio­na­les y par­la­men­ta­rios del Mer­co­sur, ca­da par­ti­do, pa­ra in­te­grar la lis­ta de­fi­ni­ti­va en­tre las di­ver­sas nó­mi­na in­ter­nas par­ti­ci­pan­tes, apli­ca­rá el sis­te­ma de dis­tri­bu­ción de car­gos que es­ta­blez­ca ca­da car­ta or­gá­ni­ca par­ti­da­ria o el re­gla­men­to de la alian­za de la que se tra­te.

Con­for­me a lo se­ña­la­do, el 9 de agos­to ten­drán lu­gar las PA­SO, que en el ca­so de nues­tra pro­vin­cia per­mi­ti­rán ele­gir en una bo­le­ta de sie­te sec­cio­nes por ca­da par­ti­do a los pre­can­di­da­tos pa­ra los si­guien­tes car­gos.

Na­cio­na­les: pre­si­den­te y vi­ce­pre­si­den­te, par­la­men­ta­rios del Mer­co­sur y dipu­tados na­cio­na­les.

Pro­vin­cia­les: par­la­men­ta­rios del Mer­co­sur; go­ber­na­dor y vi­ce­go­ber­na­dor y se­na­do­res pro­vin­cia­les.

Mu­ni­ci­pa­les: in­ten­den­te mu­ni­ci­pal, con­ce­ja­les y con­se­je­ros es­co­la­res.

Ma­ña­na, No­ta II

Pa­ra com­pren­der ple­na­men­te el al­can­ce y las ca­rac­te­rís­ti­cas de las pró­xi­mas elec­cio­nes Pri­ma­rias, Abier­tas, Si­mul­tá­neas y Obli­ga­to­rias, se ofre­cen aquí al­gu­nas ex­pli­ca­cio­nes per­ti­nen­tes.

Car­los R. Bae­za es abo­ga­do cons­ti­tu­cio­na­lis­ta. Re­si­de en Bahía Blan­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.