Los chi­nos que jue­gan al fút­bol y quie­ren ser co­mo Lio­nel Mes­si

La Nueva - - SOCIEDAD -

A Wang no le pa­ran los ta­xis y la gen­te a ve­ces lo mi­ra con des­pre­cio en el co­lec­ti­vo, pe­ro des­de que se con­vir­tió en una estrella de la te­le­vi­sión sien­te ca­da vez más acep­ta­ción en Chi­na.

"La te­le­vi­sión hi­zo mu­chos re­por­ta­jes so­bre no­so­tros, así que aho­ra en el mi­cro hay mu­chos pa­sa­je­ros que nos quie­ren", cuen­ta Wang, de 22 años que jue­ga en el pri­mer equi­po de enanos fut­bo­lis­tas del país.

Su fa­ma no só­lo se de­be al fút­bol: Wang for­ma par­te de un gru­po de 50 ta­len­to­sos enanos que tra­ba­jan en el tea­tro de ma­rio­ne­tas "El dra­gón vue­la por el cie­lo".

"Siem­pre me gus­tó la cul­tu­ra del tea­tro de ma­rio­ne­tas, que­ría que per­du­ra­ra, de­ci­dí crear un tea­tro de es­te ti­po y pen­sé en los enanos. Aun­que son ba­ji­tos, tie­nen mu­cho ta­len­to y son muy in­te­li­gen­tes", ex­pli­ca Lin Zhong­hua, el pro­mo­tor de una idea que se con­vir­tió en la sal­va­ción de mu­chos.

En cues­tión de 7 años, Lin con­si­guió le­van­tar una em­pre­sa que ac­tual­men­te em­plea a 88 enanos en has­ta 5 ciu­da­des de Chi­na, li­brán­do­los de la ex­clu­sión so­cial que es­te co­lec­ti­vo su­fre. Y lue­go, el fút­bol. El téc­ni­co de­ci­dió en­ton­ces aban­do­nar su tra­ba­jo co­mo ad­mi­nis­tra­ti­vo y de­di­car­se a su es­pe­cial equi­po, que hoy ayu­da a de­ce­nas de es­cue­las de pri­ma­ria a entrenar a ni­ños y que ya via­jó a Ale­ma­nia, Sui­za y Co­rea del Sur pa­ra ju­gar y ac­tuar en tea­tros de ma­rio­ne­tas.

"Nos sen­ti­mos con­ten­tos de ayu­dar a los ni­ños", ex­cla­ma el go­lea­dor Li Sai de 22 años, quien agre­ga: "Mi ído­lo es Mes­si. Lo ado­ro".

HOY.COM.DO

“Aun­que son ba­ji­tos, tie­nen mu­cho ta­len­to y son muy in­te­li­gen­tes", ex­pli­ca Lin Zhong­hua.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.