Fran­cis­co: “Hay pa­dres que me­re­cen el No­bel”

Elo­gió a aque­llos que en­cuen­tran tiem­po pa­ra los hi­jos. “Es un pe­rio­do com­pli­ca­do por­que tie­nen mu­chas co­sas que ha­cer”, agre­gó.

La Nueva - - PORTADA - Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

El Pa­pa afir­mó que los pa­dres y ma­dres que en­cuen­tran tiem­po pa­ra to­do, so­bre to­do pa­ra los hi­jos, "po­drían ga­nar el No­bel", en la ca­te­que­sis que pro­nun­ció ayer du­ran­te la au­dien­cia ge­ne­ral en la pla­za San Pedro.

Fran­cis­co afir­mó que "a pe­sar de lo com­pli­ca­do que es el tiem­po en la fa­mi­lia, siem­pre ocu­pa­do, con mil co­sas que ha­cer, la ora­ción nos per­mi­te en­con­trar la paz pa­ra las co­sas ne­ce­sa­rias, y des­cu­brir el go­zo de los do­nes ines­pe­ra­dos del Se­ñor.

El Pon­tí­fi­ce ex­pli­có có­mo pa­ra las fa­mi­lias de hoy "es un pe­rio­do com­pli­ca­do por­que los pa­dres tie­nen mu­chas co­sas que ha­cer", pe­ro elo­gió que al­gu­nos "lo­gran te­ner tiem­po pa­ra to­do: pa­ra el tra­ba­jo, pa­ra la ca­sa y so­bre to­do pa­ra los hi­jos.

"Re­suel­ven to­do con una ecua­ción que ni los gran­des ma­te­má­ti­cos sa­brían re­sol­ver. Las 24 ho­ras del día lo­gran que sean el do­ble. Hay ma­dres y pa­dres que po­drían ga­nar el No­bel", con­si­de­ró. Se­ñal de la cruz. Fran­cis­co pi­dió a los ca­tó­li­cos que lean el Evan­ge­lio dia­ria­men­te y en fa­mi­lia y agre­gó: "Cuan­do nos sen­te­mos a la me­sa, di­ga­mos jun­tos una ora­ción con sen­ci­llez". Tam­bién in­sis­tió en que las ma­dres y los pa­dres en­se­ñen "a ha­cer­se la se­ñal de la cruz a los ni­ños".

Un exo­bis­po aus­tra­liano cri­ti­có al Va­ti­cano por no ha­ber mos­tra­do el li­de­raz­go ne­ce­sa­rio pa­ra ha­cer fren­te a los ca­sos de abu­sos se­xua­les de me­no­res en el seno de la Igle­sia Ca­tó­li­ca.

El exo­bis­po au­xi­liar de Sid­ney Geof­frey Ro­bin­son hi­zo es­tos co­men­ta­rios cuan­do da­ba cuen­tas so­bre sus ges­tio­nes con el Va­ti­cano du­ran­te 4 dé­ca­das an­te una co­mi­sión oficial que in­ves­ti­ga las res­pues­tas de las ins­ti- tu­cio­nes re­li­gio­sas, so­cia­les y pú­bli­cas a los ca­sos de abu­sos se­xua­les de me­no­res.

Ro­bin­son opi­nó que la si­tua­ción hu­bie­ra si­do di­fe­ren­te si Juan Pa­blo II hu­bie­ra de­nun­cia­do abier­ta­men­te en la pla­za San Pedro, en 1997, los abu­sos ge­ne­ra­li­za­dos en el seno de la Igle­sia en lu­gar de apos­tar por el si­len­cio.

REUTERS

"Re­suel­ven to­do

con una ecua­ción que ni gran­des ma­te­má­ti­cos sa­brían re­sol­ver".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.