San­si­ne­na, en un due­lo que es­tu­vo a cin­co mi­nu­tos de sor­pren­der a to­dos

Ven­ció a De­fen­so­res de Va­le­ria del Mar por 3 a 1. Si bien fue muy su­pe­rior al con­jun­to de la cos­ta, re­cién a los 85 Li­na­res hi­zo es­cu­char los gri­tos atra­gan­ta­dos...

La Nueva - - DEPORTES. - LA JE­RAR­QUÍA VS. EL AMA­TEU­RIS­MO Gon­za­lo An­to­nio Mar­tí­nez gmar­ti­nez@la­nue­va.com

Mu­chas ve­ces, el fút­bol de­pa­ra sor­pre­sas que le apor­tan una cuo­ta de ma­gia y lo tras­la­dan a la fron­te­ra de lo sen­sa­cio­nal

Que San­si­ne­na ha­ya lu­cha­do du­ran­te 85 mi­nu­tos pa­ra po­der des­tra­bar el par­ti­do an­te De­fen­so­res de Va­le­ria del Mar, en la tar­de de ayer, es una de las tan­tas si­tua­cio­nes im­pre­de­ci­bles que lo si­guen ha­cien­do apa­sio­nan­te.

Por­que si en la pre­via se en­fren­ta­ban uno de los me­jo­res equi­pos del certamen an­te otro con­fec­cio­na­do con ju­ga­do­res que jue­gan, en su gran ma­yo­ría, por el mis­mo in­cen­ti­vo que lo hi­cie­ron al­gu­na vez en el po­tre­ro; el tes­ti­mo­nio de Ma­riano La­rrea, en­tre­na­dor de De­fen­so­res, lo ter­mi­nó de con­fir­mar.

"Es­toy or­gu­llo­so. La­men­to que per­di­mos en el final, pe­ro so­mos un equi­po que no tie­ne las con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas ni la in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra afron­tar es­te ti­po de tor­neos. Tra­ji­mos una de­le­ga­ción de 16 per­so­nas (NdR: on­ce ju­ga­do­res de can­cha, tres su­plen­tes, el DT y un ayu­dan­te) en tres au­tos. Uno se ban­có to­do el via­je en el baúl de una ca­mio­ne­ta", con­fe­só des­pués de le­van­tar uno. por uno a ca­da uno de sus di­ri­gi­dos. --¿Por qué lo afron­tan? --Es un ca­pri­cho de dos o tres per­so­nas, en las cua­les me in­clu­yo. Ga­na­mos el TDI de pun­ta a pun­ta, tu­vi­mos una bue­na ex­pe­rien­cia el año pa­sa­do y es­ta tem­po­ra­da que­ría­mos se­guir mi­dien­do nues­tra fuer­za.

"La zo­na cos­te­ra es un lu­gar di­fí­cil pa­ra el ám­bi­to fut­bo­lís­ti­co por­que la gen­te no en­tien­de la im­por­tan­cia de es­te ti­po de tor­neos. Sa­le to­do de nues­tro pa­tri­mo­nio. Los ju­ga­do­res de­fien­den su ho­nor a mo­rir", agre­gó. Lo de­mos­tra­ron. Con mu­cho sa­cri­fi­cio en to­das sus lí­neas des­pués de via­jar "do­bla­dos" y con un ar­que­ri­to que se can­só de ta­par en el mano a mano . Por 85 mi­nu­tos, es cier­to. Por­que el Pa­to Li­na­res que­bró el de­sa­rro­llo y los gri­tos de gol atra­gan­ta­dos en más de ¡quin­ce! opor­tu­ni­da­des en las gar­gan­tas tri­pe­ras se hi­cie­ron sen­tir.

Ya en el cie­rre, y an­te un ri­val con­su­mi­do por el tra­jín de un par­ti­do que, pa­ra ellos, co­men­zó a las 6 de la ma­ña­na cuan­do se subie­ron a los au­tos par­ti­cu­la­res, Ba­lles­te­ro le pu­so el mo­ño y jus­ti­fi­có su erec­ción en fi­gu­ra.

Pá­rra­fo apar­te pa­ra el ár­bi­tro que, con pe­na­les ob­via­dos y mal co­bra­dos, nun­ca es­tu­vo a la al­tu­ra del trá­mi­te. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

MI­GUEL GONZÁLEZ-LA NUE­VA.

La co­ne­xión más es­pe­ra­da de la tar­de. Li­na­res en­via­rá a la red el cen­tro de Ni­co­lás Ba­lles­te­ro. El "Tri­pe­ro" ca­re­ció de efi­ca­cia y ca­si lo pa­ga ca­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.