“Fui mo­zo y he­la­de­ro, y no siento ver­güen­za”

La Nueva - - DEPORTES -

“¡Uhhh, qué di­fí­cil! ¿Ten­go que de­cir de que tra­ba­jé fue­ra del fút­bol?”, pre­gun­tó Erik, a quien no se le no­tó si se al­can­zó a po­ner "co­lo­ra­do".

“Cuan­do no ju­ga­ba al fút­bol ayu­da­ba a mi ma­má en el res­tau­ran­te que ella te­nía en Acan­dí, un pue­blo de Co­lom­bia que com­par­te fron­te­ra con Pa­na­má. ¿Qué ha­cía? Era mo­zo, aten­día las me­sas; o a ve­ces me to­ca­ba lim­piar. Y sino ven­día “bo­lis”, acá en Ar­gen­ti­na lla­ma­dos he­la­dos. No siento ver­güen­za en de­cir­lo, por­que nun­ca me ol­vi­do de mis orí­ge­nes y de lo que tu­ve que ha­cer pa­ra lle­var di­ne­ro a mi ca­sa".

--Cuan­do de­jés el fút­bol, ¿mo­zo o he­la­de­ro?

--Ja, ja... Lo que ven­ga. De lo que hi­ce en mi vi­da no me voy a arre­pen­tir nun­ca. Hoy soy fut­bo­lis­ta y lo ha­go con la mis­ma de­di­ca­ción y en­tu­sias­mo que cuan­do me to­có ser­vir una mi­la­ne­sa o ven­der “bo­lis” por la ca­lle.

--Com­ple­tá la fra­se: “Los co­lom­bia­nos tie­nen fa­ma de....

--De es­cu­char bue­na mú­si­ca. Por ejem­plo “va­lle­na­to” (gé­ne­ro mu­si­cal au­tóc­tono de la Cos­ta Ca­ri­be co­lom­bia­na). Por lo ge­ne­ral, el co­lom­biano, al club don­de va cum­ple fut­bo­lís­ti­ca­men­te. No ten­go fa­ma de otra co­sa. Soy muy res­pon­sa­ble y apli­ca­do al tra­ba­jo. No ha­go na­da que afec­te mi repu­tación y lo que me da de co­mer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.