“Ese día, ca­da uno de no­so­tros vol­vió a na­cer”

La Nueva - - FÚTBOL -

El 10 de fe­bre­ro que pa­só, el mi­cro que tras­la­da­ba al plan­tel de Hu­ra­cán vol­có en la ca­rre­te­ra que va des­de Ca­ra­cas al ae­ro­puer­to de Mai­que­tía, en Ve­ne­zue­la. El co­lec­ti­vo se que­dó sin fre­nos y en una pen­dien­te, cuan­do el cho­fer no lo po­día do­mi­nar, se tum­bó ha­cia un cos­ta­do. El ac­ci­den­te de­jó cua­tro he­ri­dos en la de­le­ga­ción: dos fut­bo­lis­tas y dos miem­bros del cuer­po mé­di­co.

"Uhhh... Ne me ha­gas acor­dar. Fue un ac­ci­den­te muy feo, la pa­sa­mos mal. El mi­cro era bas­tan­te vie­jo, no le fun­cio­na­ba bien la ca­ja de cam­bios y el cho­fer que nos lle­va­ba iba rá­pi­do. Siem­pre di­go lo mis­mo: es co­mo que ca­da uno de no­so­tros vol­vió a na­cer", ad­mi­tió Lu­cas. --¿Te que­dó al­gu­na se­cue­la fí­si­ca? --Tu­ve un cor­te en la ro­di­lla y me co­sie­ron en la am­bu­lan­cia. Fue só­lo una he­ri­da su­per­fi­cial. Por suer­te po­de­mos con­tar­la, por­que ver que el mi­cro se in­cli­na­ba y nos íba­mos to­dos pa­ra un cos­ta­do, fue una sen­sa­ción in­des­crip­ti­ble; la peor que pa­sé en mi vi­da.

“Se hi­zo to­do mal, el mi­cro aga­rró por un lu­gar don­de no de­bía, te­nía mu­chos pro­ble­mas y ter­mi­nó sien­do una des­gra­cia con suer­te. Lo úni­co bueno fue que ha­bía­mos cla­si­fi­ca­do a otra fa­se en la Co­pa Li­ber­ta­do­res”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.