Eri­ka, en co­ma y con ries­go de vi­da

La ado­les­cen­te que se hi­zo una es­té­ti­ca de ab­do­men sin per­mi­so podría te­ner se­cue­las neu­ro­ló­gi­cas.

La Nueva - - SOCIEDAD -

LA FAL­TA DE OXÍ­GENO AFEC­TÓ SU CE­RE­BRO La chi­ca de 15 años in­ter­na­da en el Hos­pi­tal Ál­va­rez tras ha­ber si­do so­me­ti­da sin per­mi­so de los pa­dres a una ci­ru­gía es­té­ti­ca en una clí­ni­ca pri­va­da del barrio por­te­ño de Flores si­gue hoy "con ries­go de vi­da, en co­ma in­du­ci­do y con pro­nós­ti­co re­ser­va­do", con­tó el abo­ga­do que re­pre­sen­ta a su fa­mi­lia, Fer­nan­do González.

"Las no­ve­da­des no son alen­ta­do­ras, si­gue en es­ta­do cri­ti­co con ries­go de vi­da por lo cual va a se­guir en co­ma in­du­ci­do por lo me­nos los pró­xi­mos días", in­for­mó el le­tra­do so­bre el par­te mé­di­co de Éri­ka Carrasco.

"Es­tá gra­ve, con pro­nós­ti­co re­ser­va­do y tie­ne ries­go de vi­da. La pe­que­ña evo­lu­ción que tu­vo ayer no fue tal y tie­ne com­pro­me­ti­do los pul­mo­nes, es pro­ba­ble que ten­ga se­cue­las neu­ro­ló­gi­cas por la fal­ta de oxi­ge­na­ción que tu­vo y por el tiem­po que trans­cu­rrió des­de que fue de­ri­va­da de la clí­ni­ca pri­va­da al hos­pi­tal pú­bli­co", aña­dió.

Se­gún el re­la­to de la fa­mi­lia, la jo­ven fue ma­dre ha­ce un año y se sen­tía mal con las es­trías que le ha­bían que­da­do del em­ba­ra­zo por lo que acu­dió al Cen­tro Qui­rúr­gi­co Neu­quén del barrio por­te­ño Flores don­de la in­ter­vi­nie­ron "sin el con­sen­ti­mien­to de la ma­má", de acuer­do a lo que ex­pli­có el abo­ga­do.

"La ne­na fue so­la y la ma­dre no sa­bía que ha­bía ido", re­afir­mó González y has­ta ex­pli­có que hay una tes­ti­go, una em­plea­da de un co­mer­cio don­de la ado­les­cen­te fue a sa­car una fo­to­co­pia, que re­la­tó que la pro­pia chi­ca le co­men- tó que su fa­mi­lia "no es­ta­ba de acuer­do" con la in­ter­ven­ción. El re­pre­sen­tan­te le­gal di­jo que Éri­ka "ha­bía ido a una con­sul­ta pre­via don­de le di­je­ron que era una ope­ra­ción mí­ni­ma y po­co in­va­si­va, pe­ro te­nía una su­tu­ra en el ab­do­men de ca­de­ra a ca­de­ra lo que im­pli­ca que no es sim­ple, con un post­ope­ra­to­rio im­por­tan­te".

Apun­tó ade­más que en la clí­ni­ca Neu­quén "tu­vie­ron a la ma­má de Éri­ka es­pe­ran­do 20 mi­nu­tos has­ta que sa­lió una doctora que di­jo que se ha­bía com­pli­ca­do y que pro­po­nían de­ri­var­la a tra­vés de una am­bu­lan­cia Vi­tal a un cen­tro asis­ten­cial en la lo­ca­li­dad bo­nae­ren­se de Ca­pi­tán Sar­mien­to, a 150 ki­ló­me­tros de la Ca­pi­tal".

Se­ña­ló ade­más que al in­gre­sar de "for­ma com­pul­si­va" al lu­gar don­de tu­vo lu­gar la ci­ru­gía, la ma­má la vio "ata­da, des­nu­da, ter­mi­nan­do de su­tu­rar y vi­si­ble­men­te res­pi­ra­ba con di­fi­cul­ta­des e in­cons­cien­te".

"No te­nía apa­rien­cia de qui­ró­fano, ni si­quie­ra vio un tu­bo de oxí­geno, so­la­men­te que le da­ban una asis­ten­cia mo­to­ra ma­nual", co­men­tó.

La in­ter­ven­ción cos­tó 30.000 pe­sos que eran aho­rros de la ma­má de Éri­ka, y

si bien el abo­ga­do ma­ni­fes­tó que "el ori­gen de los fon­dos es irre­le­van­te", pe­ro sí des­ta­có co­mo ele­men­to pro­ba­to­rio que en los dos re­mi­tos que tie­nen de la clí­ni­ca (uno por la se­ña del 30% y el otro por el pa­go del mon­to res­tan­te) "es­tá ex­pre­sa­do el nom­bre de la ne­na, no de la ma­dre".

CRÓNICA.COM.AR

Eri­ka, lue­go de ha­ber pa­ri­do a su hi­jo, que­dó con el ab­do­men mar­ca­do por tan­tas es­trías.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.