Se vie­ne Os­qui, con el clá­si­co “El Bu­lu­lú”

Jun­to a su mu­jer (Le­ti­cia) to­ma­ron una an­ti­gua gra­ba­ción de El Bu­lu­lú y re­no­va­ron es­ta obra que tan­to tie­ne que ver con su pa­sa­do. Es­ta no­che, en el Mu­ni­ci­pal.

La Nueva - - PORTADA - Franco Pig­nol fpig­nol@la­nue­va.com

En to­das las obras los ac­to­res sue­len brin­dar­se por com­ple­to. Sin em­bar­go, hay al­gu­nas que re­sul­tan ser más es­pe­cia­les.

Os­qui Guz­mán es un ac­tor ar­gen­tino que se crió ro­dea­do de cos­tum­bres del al­ti­plano, ya que sus an­te­pa­sa­dos, in­cluí­dos su ma­má y su pa­pá, na­cie­ron en Bo­li­via.

De chi­co re­cuer­da el "ta­ller­ci­to" de costura que te­nían en su ca­sa, por ejem­plo.

Tam­bién se acuer­da que su ma­má, tan­to co­mo sus tías, es­tu­dia­ron y se re­ci­bie­ron de mo­dis­ta, plan­cha­do­ra pro­fe­sio­nal y cor­te con­fec­ción. Sí, to­das con tí­tu­lo.

Hoy llega a Bahía Blan­ca con el uni­per­so­nal El Bu­lu­lú, obra que mez­cla la eta­pa del Si­glo de Oro es­pa­ñol (con la pe­sa­da he­re­cia que eso ge­ne­ró en el pue­blo bo­li­via­na) y el pre­sen­te de Os­qui.

Eso se­rá es­ta no­che, des­de las 21, en el Tea­tro Mu­ni­ci­pal, con en­tra­da gra­tui­ta. Se so­li­ci­ta un ali­men­to no pe­re­ce­de­ro. Or­ga­ni­za Fun­da­ción Osde y Cultura del Mu­ni­ci­pio.

"Es­ta obra es muy es­pe­cial para mi en va­rios sen­ti­dos. Lle­gó en un mo­men­to muy es­pe­cial de mi vi­da en el que se re­su­mie­ron va­rias co­sas que me hi­cie­ron en­con­trar­me con al­go per­so­nal", acla­ró Os­qui Guz­mán.

Es­ta obra lo en­cuen­tra al ac­tor co­mo au­tor jun­to a su se­ño­ra Le­ti­cia González de Le­llis y co­mo in­tér­pre­te per­so­nal e in­ti­mo de lo que cuen­ta. --Con­ta­me por qué es tan es­pe­cial es­ta obra para vos.

--Soy ar­gen­tino pe­ro mis pa­dres bo­li­via­nos. Ha­ber si­do criado en esa cultura que de al­gu­na ma­ne­ra he­re­da esa his­to­ria del Si­glo de Oro es­pa­ñol en el que hu­bo tan­ta sub­es­ti­ma­ción y ma­tan­za en la épo­ca de la co­lo­ni­za­ció y to­do el oro que se lle­va­ron de Bo­li­via... es al­go que me to­ca de cer­ca.

Un mix en­tre ayer y hoy

A esa mez­cla, ese puen­te que se ar­mó, Os­qui lo re­nue­va, le da un nue­vo gi­ro con su pro­pia his­to­ria.

"Es­te Bu­lu­lú cuen­ta la his­to­ria mez­clan­do el pre­sen­te y el pa­sa­do. --¿Cuán­do lle­gó la obra a tus ma­nos?

--Te­nía 18 años. Mi pri­mer di­rec­tor de tea­tro me gra­bó el ca­se­te del dis­co que ha­bía gra­ba­do Jo­sé Ma­ría Vil­ches. --O sea que no ha­bía na­da es­cri­to...

--Cla­ro. El uni­per­so­nal de Vil­ches es­ta­ba gra­ba­do 37 mi­nu­tos de un es­pec­tácu­lo que él ha­cía. Era su voz y to­dos sus poe­mas y de­más... --¿Por qué te dio el ca­se­te?

--Me di­jo: "es­cu­chá es­to que es me­jor que cual­quier cla­se de tea­tro". Cuan­do lo es­cu­ché por pri­me­ra vez me pro­du­jo tal fas­ci­na­ción que no pa­ré de re­pro­du­cir­lo. Vi­vía en un cuar­ti­to de 4x4 en La Bo­ca e iba a la te­rra­za de mi ca­sa y me me­tía en una pie­ci­ta de cha­pa y ma­de­ra a es­cu­char­lo. Lo pa­sa­ba una y otra vez, lo re­bo­bi­na­ba y lo vol­vía a es­cu­char. Iba por la ca­lle y re­pe­tía el tex­to. Lue­go de­jé de ha­cer­lo has­ta que sur­gió es­te pro­yec­to. --¿Cuán­do la es­tre­nas­te? --En el Tea­tro Na­cio­nal Cer­van­tes, en 2010.

--¿Qué sen­tis­te al re­to­mar­la? ¿en­ten­dis­te por qué te gus­ta­ba tan­to cuan­do te­nías 18 años?

--Fue tre­men­do. Pen­sa­ba que yo es­cu­cha­ba es­to mien­tras era criado en la cultura an­di­na y co­cía en el ta­ller de costura de mi vie­ja...

Des­de aden­tro

--Cuan­do el tea­tro se me­te con la his­to­ria del pro­pio pro­ta­go­nis­ta, es muy di­fí­cil que no sea un éxi­to.

--Sa­bés que lo que es­tás ha­cien­do es ín­ti­mo, per­so­nal. Es co­mo cuan­do es­cu­chás un te­ma pro­pio de un can­tan­te. Se sien­te la di­fe-

ren­cia en­tre esa canción y un co­ver. ¿Por qué fue tan po­pu­lar, por ejem­plo, Amy Wi­nehou­se, más allá de su voz?

--Te­nía una ma­ne­ra sú­per per­so­nal de can­tar.

--Cla­ro, pe­ro ade­más ella es­cri­bía sus can­cio­nes y se crió en ese am­bien­te . Co­no­cía ese do­lor.

--Al­go de lo que te ocu­rre con El Bu­lu­lú.

--To­tal­men­te. Cuan­do es­cri­bi­mos la obra lo hi­ci­mos al­re­de­dor de to­do lo que yo co­no­cía y de to­do lo que me ha­cía en­la­zar ha­cia el pa­sa­do y así traer­lo de nue­vo.

--Tus pa­dres son bo­li­via­nos ¿có­mo, cuán­do y por qué lle­ga­ron a Ar­gen­ti­na?

--Mi ma­má (Ire­ne Lu­cía) se vino du­ran­te la se­gun­da pre­si­den­cia de Pe­rón. Te­nía 15 Les en­can­ta ve­nir. Le­ti­cia González de Le­llis, la se­ño­ra y com­pa­ñe­ra de Os­qui na­ció en Bue­nos Ai­res pe­ro los pri­me­ros años de su in­fan­cia los pa­só en nues­tra ciu­dad. "Su pa­pá era in­ge­nie­ro ci­vil y an­da­ba ha­cien­do mu­chos tra­ba­jos. Por eso tam­bién nos en­can­ta ir a Bahía Blan­ca", acla­ró Os­qui. años y vino a es­tu­diar. Ya ha­bía lle­ga­do dos hermanas de ellas y ella si­guió su ca­mino.

--¿A tu pa­pá lo co­no­ció en Ar­gen­ti­na?

--Sí. Él lle­gó es­ca­pan­do de una dic­ta­du­ra en Bo­li­via. Era gre­mia­lis­ta del sin­di­ca­to de los co­lec­ti­ve­ros. Pri­me­ro es­tu­vo en Bra­sil tra­ba­jan­do en fo­to­gra­fía has­ta que lle­gó a Bue­nos Ai­res.

GEN­TI­LE­ZA LE­TI­CIA DE LE­LLIS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.