Un de­ber de to­dos no­so­tros

La Nueva - - OPINIÓN. -

LOS AGEN­TES de trán­si­to que desem­pe­ñan sus ta­reas en el mu­ni­ci­pio de Bahía Blan­ca nun­ca han exi­gi­do a los au­to­mo­vi­lis­tas te­ner la Ve­ri­fi­ca­ción Téc­ni­ca Vehi­cu­lar (VTV) al día. No hay una jus­ti­fi­ca­ción so­bre es­ta ac­ti­tud, pe­ro es al­go que no se con­tro­la, no se in­clu­ye en los ope­ra­ti­vos se­ma­na­les de con­tro­les ni se plan­tea co­mo al­ter­na­ti­va.

Te­ner el auto en bue­nas con­di­cio­nes es una obli­ga­ción que ex­ce­de la ca­sua­li­dad de un ope­ra­ti­vo y un pe­di­do cir­cuns­tan­cial.

SIN EM­BAR­GO, en los úl­ti­mos días ha ge­ne­ra­do po­lé­mi­ca la “de­ci­sión po­lí­ti­ca” -de acuer­do a di­chos de los res­pon­sa­bles de la Guar­dia Ur­ba­na- del in­ten­den­te municipal, Héc­tor Gay, de no exi­gir­la al me­nos por los próximos cua­tro me­ses, con­si­de­ran­do el mal es­ta­do ge­ne­ral que pre­sen­tan las ca­lles de la ciu­dad. EL PLA­ZO se re­la­cio­na con el tiem­po que -es­ti­ma el je­fe co­mu­nal- le lle­va­rá al mu­ni­ci­pio me­jo­rar esa si­tua­ción, a par­tir de cul­mi­nar con el en­tos­ca­do de 250 cua­dras y el pa­vi­men­ta­do de 175, so­bre un to­tal de seis mil cua­dras de tie­rra exis­ten­tes y unas 2.500 de pa­vi­men­to en mal es­ta­do. LA DE­CI­SIÓN de Gay, se­gún de­cla­ró el pro­pio je­fe co­mu­nal, es una cues­tión de “sen­ti­do co­mún”, de no pre­ten­der san­cio­nar a quien no tie­ne al día ese con­trol me­cá­ni­co cuan­do exis­ten 7.500 ba­ches y mi­les de ca­lles po­co me­nos que in­tran­si­ta­bles. Los res­pon­sa­bles de la VTV, por su par­te, con­fir­ma­ron que exis­ten “mu­chos ca­sos” en que los con­tro­les no son po­si­ti­vos por da­ños en neu­má­ti­cos o tren de­lan­te­ro re­sul­ta­do de esas cir­cuns­tan­cias ad­ver­sas al cir­cu­lar. TE­NER LA VTV al día res­pon­de a una ley pro­vin­cial que to­dos los vehícu­los de­ben cum­plir, por la se­gu­ri­dad de pro­pios y aje­nos, co­mo una car­ta de ga­ran­tía de te­ner en buen es­ta­do los co­ches pa­ra me­jo­rar las con­di­cio­nes ade­cua­das de pre­ven­ción de ac­ci­den­tes. ESE CON­TROL ase­gu­ra que to­do co­che que an­da por las ca­lles tie­ne bien ali­nea­das sus rue­das di­rec­tri­ces, que fun­cio­nan de ma­ne­ra ade­cua­da bo­ci­na, lu­ces y lim­pia­pa­ra­bri­sas, que an­dan bien los fre­nos y la di­rec­ción. Que se cuen­ta con to­dos la do­cu­men­ta­ción, que no emi­ten ga­ses con­ta­mi­nan­tes, que el ni­vel de rui­dos es el ade­cua­do y que se tie­ne en buen es­ta­do la sus­pen­sión. Tam­bién, que el in­te­rior es­tá de­bi­da­men­te acon­di­cio­na­do. POR ESO no es ne­ce­sa­rio que los ins­pec­to­res pi­dan o no la VTV. Es pres­cin­di­ble esa ac­ción. Es obli­ga­ción de to­dos te­ner­la al día. No se pue­de cir­cu­lar sin ese re­qui­si­to. Es un ries­go que afec­ta a to­dos no cir­cu­lar en con­di­cio­nes ade­cua­das. Es una res­pon­sa­bi­li­dad que ex­ce­de a la ca­sua­li­dad de un ope­ra­ti­vo y un pe­di­do cir­cuns­tan­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.