Con­de­na­do lue­go de con­fe­sar que par­ti­ci­pó en dos asal­tos

Li­san­dro Eze­quiel Inos­tro­za Palma re­ci­bió una pe­na de sie­te años y un mes de cár­cel. En el jui­cio pi­dió de­cla­rar y di­jo que lo hi­zo por fal­ta de tra­ba­jo y di­ne­ro pa­ra ayu­dar a su fa­mi­lia.

La Nueva - - SEGURIDAD. -

“Soy res­pon­sa­ble de los he­chos. Te­nía mu­chos pro­ble­mas, al es­tar pre­so no du­ra­ba en los tra­ba­jos y no te­nía los me­dios pa­ra ayu­dar a mi fa­mi­lia. Pi­do per­dón por el de­li­to que cometí”.

De esa for­ma, Li­san­dro Eze­quiel Inos­tro­za Palma (30) pi­dió de­cla­rar en el co­mien­zo del jui­cio oral en su con­tra y con­fe­só su par­ti­ci­pa­ción en dos vio­len­tos asal­tos ocu­rri­dos a me­dia­dos de 2015.

Los jue­ces del Tri­bu­nal en lo Cri­mi­nal Nº 2 lo es­cu­cha­ron, ana­li­za­ron el res­to de las prue­bas in­cor­po­ra­das en la cau­sa, y fi­nal­men­te de­ci­die­ron con­de­nar­lo a sie­te años y un mes de pri­sión.

Los ma­gis­tra­dos Eu­ge­nio Ca­sas, Clau­dia Ce­ci­lia For­tu­nat­ti y Ma­ría Eloí­sa Errea de Wat­kins, ha­lla­ron acre­di­ta­do que el 5 de ju­lio del año pa­sa­do, al­re­de­dor de las 19.20, en la es­ta­ción de ser­vi­cio del Au­to­mó­vil Club, ubi­ca­da en ca­mino Par­que Se­qui­cen­te­na­rio, en­tre las ru­tas 3 y 35, dos de­lin­cuen­tes que se mo­vi­li­za­ban en una mo­to asal­ta­ron al pla­ye­ro Da­niel Broo­kes y al clien­te Pa­blo Fer­nán­dez Sáinz.

Ame­na­za­ron a las víc­ti­mas con un ar­ma y se apo­de­ra­ron de di­ne­ro en efec­ti­vo, pa­ra fi­nal­men­te rea­li­zar un dis­pa­ro ha­cia el sue­lo al mo­men­to de a la fu­ga.

Tam­bién se pro­bó que cin­co días más tar­de, al­re­de­dor de las 20.40, tres ladrones ro­ba­ron en el su­per­mer­ca­do Co­mahue, si­tua­do en la es­qui­na de 12 de Octubre y Tre­lew.

Allí le apun­ta­ron a la ca­je­ra Ma­rie­la Pas­qui­ni y to­ma­ron unos 2 mil pe­sos de la ca­ja.

Al igual que en el he­cho an­te­rior, al sa­lir del lo­cal y es­cu­char la voz de al­to da­da por el per­so­nal po­li­cial, uno de los in­di­vi­duos efec­tuó va­ter rios ti­ros al ai­re a mo­do in­ti­mi­da­to­rio.

“Pi­do per­dón y los he­chos fue­ron ahí, en Ses­qui­cen­te­na­rio y en 12 de octubre. Fui­mos en mo­to yo y otro más, en el otro he­cho fui­mos tres, en un co­mer­cio y ahí co­me­ti­mos el de­li­to", agre­gó el acu­sa­do.

Res­pec­to a la uti­li­za­ción del ar­ma en el atra­co lle­va­do ade­lan­te en el ex­pen­dio de com­bus­ti­ble, sos­tu­vo que "fue un mo­men­to de ner­vio­sis­mo, el dis­pa­ro no lo hi­ce por que­rer las­ti­mar, se me es­ca­pó".

Inos­tro­za Palma, quien fue con­de­na­do an­te­rior­men­te por otros he­chos, reite­ró que es­ta­ba arre­pen­ti­do y que se vio in­vo­lu­cra­do en es­tos he­chos por la enfermedad de un fa­mi­liar y sus di­fi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas.

Ade­más de la con­fe­sión, el Tri­bu­nal va­lo­ró el re­co­no­ci­mien­to por par­te de las víc­ti­mas de una cam­pe­ra y un par de za­pa­ti­llas se­cues­tra­das en la ca­sa del impu­tado y que uti­li­zó al mo­men­to de co­me­dar­se los robos.

Del mis­mo mo­do, en la fil­ma­ción de las cá­ma­ras de se­gu­ri­dad del su­per­mer­ca­do se apre­cia el ta­tua­je que el pro­ce­sa­do tie­ne en una de sus ma­nos.

Fi­nal­men­te, al mo­men­to de es­ti­mar la pe­na, los jue­ces va­lo­ra­ron co­mo ate­nuan­tes las con­di­cio­nes per­so­na­les del acu­sa­do, su si­tua­ción so­cio­eco­nó­mi­ca y fa­mi­liar al mo­men­to de los he­chos, y su con­fe­sión.

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

Uno de los de­li­tos en los que in­ter­vino el pro­ce­sa­do ocu­rrió en 12 de Octubre y Tre­lew.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.