Ni­co­lás Pan­ta­leo­ne quie­re ha­cer­se un nom­bre en el fút­bol

El de­fen­sor, sur­gi­do de las in­fe­rio­res de Ri­ver Pla­te, ape­nas registra tres par­ti­dos en pri­me­ra di­vi­sión. Se su­mó a Olim­po con el ob­je­ti­vo de te­ner con­ti­nui­dad en el la­te­ral iz­quier­do.

La Nueva - - DEPORTES - speys­se@la­nue­va.com Ser­gio Da­niel Peys­sé

Qui­zás sea el re­fuer­zo de me­nor tras­cen­den­cia. Pe­ro Ni­co­lás Pan­ta­leo­ne asu­mió la pro­pues­ta de Olim­po con el desafío de ob­te­ner la con­ti­nui­dad que le fal­tó en Tigre, su úl­ti­mo club. La­te­ral iz­quier­do, de buen por­te fí­si­co (mi­de 1,80), na­ció en Bue­nos Ai­res el 18 de fe­bre­ro de 1993.

Reali­zó to­das las in­fe­rio­res en Ri­ver Pla­te (en 2012 fue cam­peón de la Co­pa Li­ber­ta­do­res Sub-20), aun­que de­bió bus­car nue­vos rum­bos al que­dar libre. De ese mo­do arri­bó al club de Victoria, pe­ro Mau­ro Ca­mo­ra­ne­si prác­ti­ca­men­te no lo tu­vo en cuen­ta.

“Lle­gué a Olim­po a tra­vés de una pro­pues­ta a mi re­pre­sen­tan­te (Her­nán Ber­mann). Yo es­ta­ba con el pa­se libre, en mi po­der, así que de­ci­dí yo. Me in­tere­só mu­cho, por­que es un club de Pri­me­ra que se man­tie­ne en el tiem­po. Olim­po es un gran­de del in­te­rior, me gus­tó el desafío y no du­dé en acep­tar”, ma­ni­fes­tó an­tes de par­tir ha­cia Bue­nos Ai­res pa­ra con­ti­nuar la pre­tem­po­ra­da.

--An­tes de dar el “sí”, ¿te lla­mó el DT Cris­tian Díaz?

--Ha­blé con Cris­tian en el mo­men­to que es­ta­ba por fir­mar el con­tra­to. Me con­tó có­mo es­ta­ba la si­tua­ción, y me re­cal­có que me iba a su­mar a un gru­po hu­mil­de y muy tra­ba­ja­dor. Me en­tu­sias­mó ha­blar con el téc­ni­co y que me ha­ya de­mos­tra­do in­te­rés, aun­que el lu­gar en el equi­po me lo ten­go que ga­nar en ca­da en­tre­na­mien­to y den­tro de la can­cha si me to­ca la pri­me­ra opor­tu­ni­dad.

--Ju­gas­te po­co en Tigre, tu úl­ti­mo club, aun­que la “cha­pa” más im­por­tan­te es que sa­lis­te cam­peón de la Co­pa Li­ber­ta­do­res Sub 20 con Ri­ver.

--Fue un lo­gro im­por­tan­te con un plan­tel con al­gu­nos chi­cos que no ha­bían de­bu­ta­do en Pri­me­ra. Pe­sa en el cu­rrí­cu­lum, pe­ro las con­di­cio­nes hay que ir ra­ti­fi­cán­do­las día a día. Es lin­do ha­ber que­da­do en la his­to­ria de Ri­ver, pe­ro hoy ten­go 23 años y la reali­dad es otra.

--¿No es­tu­vis­te en la co­si­de­ra­ción del DT de Tigre en el úl­ti­mo se­mes­tre?

--Re­no­vé el con­tra­to con Tigre y, con el li­bro de pa­ses ce­rra­do, Ca­mo­ra­ne­si me di­jo que no me iba a te­ner en cuen­ta, y sur­gió un con­flic­to. Co­mo el li­bro es­ta­ba ce­rra­do, no se pre­sen­tó mi re­no­va­ción de con­tra­to y era di­fí­cil con­se­guir al­go. Que­dé sin víncu­lo con el club y no po­día ir a en­tre­nar a Tigre, así que en­tre­né dos me­ses en el club y, cuan­do me que­dé sin chan­ces de con­se­guir otra co­sa, en­tre­né por mi cuen­ta con un Pro­fe y con un gru­po pa­ra no per­der rit­mo. Y pa­ra se­guir sin­tién­do­me ju­ga­dor pro­fe­sio­nal, lo más im­por­tan­te.

EM­MA­NUEL BRIANE-LA­NUE­VA.

Sin lu­gar en Tigre, Ni­co­lás Pan­ta­leo­ne bus­ca en Olim­po la con­ti­nui­dad que aún no tu­vo en Pri­me­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.