Ma­ría Sol Vio­ra re­gre­só de Bra­sil con to­da la ale­gría y una me­da­lla de bron­ce

La pa­ti­na­do­ra bahien­se, de 12 años, fi­na­li­zó ter­ce­ra en el Pa­na­me­ri­cano lle­va­do a ca­bo en Sao Leo­pol­do. Fue en la ca­te­go­ría In­fan­til. “No me lo ol­vi­do más”, di­jo. Ade­más, hu­bo 4 re­pre­sen­tan­tes más de la Aso­cia­ción Bahien­se.

La Nueva - - DEPORTES - Mi­kel Iñu­rra­te­gui mi­nu­rra­te­gui@la­nue­va.com

Con ape­nas 12 años, Ma­ría Sol Vio­ra si­gue “su­bien­do es­ca­lo­nes” en su ci­ma ima­gi­na­ria de sue­ños.

La pa­ti­na­do­ra bahien­se, del club Be­lla Vis­ta, for­mó par­te de la Se­lec­ción Ar­gen­ti­na que par­ti­ci­pó en el Pa­na­me­ri­cano de la es­pe­cia­li­dad dispu­tado en Bra­sil, don­de con­si­guió la me­da­lla de bron­ce en la ca­te­go­ría In­fan­til.

Fi­na­li­zó en el ter­cer lu­gar del po­dio tras pro­me­diar sus par­ti­ci­pa­cio­nes en Dan­zas Obli­ga­to­rias (fue se­gun­da) y Free Dan­ce.

De es­ta ma­ne­ra su­mó otro pel­da­ño que re­cor­da­rá por siem­pre y, otra vez, jun­to a su ma­dre y en­tre­na­do­ra Pao­la To­le­do.

Es que Sol sa­be de es­to de col­gar­se medallas, ya que en 2015 pa­sa­do, en Pa­ra­guay, ob­tu­vo la pre­sea do­ra­da en el Su­da­me­ri­cano.

“El año pa­sa­do me ha­bía ido muy bien y pen­sa­ba que ese ha­bía si­do mi te­cho. Pe­ro se pre­sen­tó es­to que, gracias a mis fa­mi­lia­res, ami­gos y gen­te de club pu­de lo­grar­lo y fue me­jor. Por­que es­ta­ba más emo­cio­na­da, más se­gu­ra. Que­ría que lle­gue rá­pi­do el tor­neo”, com­pa­ró Sol, quien se desen­vuel­ve co­mo si sus do­ce años fue­ran al­gu­nos más.

El Pa­na­me­ri­cano dispu­tado en Sao Leo­pol­do (ubi­ca­do al sur de Bra­sil, a 32km de Por­to Ale­gre), sig­ni­fi­có el de­but pa­ra ca­te­go­rías me­no­res en este com­pe­ti­ción y con­tó con la pre­sen­cia de otros cua­tro re­pre­sen­tan­tes lo­ca­les (Ver apar­te).

Pe­ro to­do sue­ño tie­ne un co­mien­zo y este no fue la ex­cep­ción...

“Ma­má es­ta­ba en San Luis y yo acá. Me lla­mó y me di­jo: 'Es­tás con­vo­ca­da pa­ra ir al Pa­na­me­ri­cano, ¿Que­rés ir?' Sí, di­je en­se­gui­da. Ob­vio que tu­ve ner­vios. Pri­me­ro no du­dé y des­pués co­mo que pen­sa­ba que era muy ¡Ya!”, con­tó Sol.

--¿Qué te ge­ne­ra po­der vi­vir to­do es­to gracias al pa­tín?

--Fe­li­ci­dad. A ve­ces no me doy cuen­ta, pe­ro otras es­ta­ba en­tre­nan­do y pen­sa­ba “es­toy por ir a un Pa­na­me­ri­cano”. No caía.

Ese sue­ño que co­men­zó con un lla­ma­do des­de San Luis, tu­vo su fi­nal fe­liz en la pis­ta de Sao Leo­pol­do a unos dos mil ki­ló­me­tros de Bahía.

“A lo úl­ti­mo me en­can­tó por­que cuan­do sa­lía a pa­ti­nar era co­mo cuan­do sa­len los ju­ga­do­res de fút­bol. To­dos aplau­dien­do. Y cuan­do ter­mi­né fue co­mo “¿Ya ter­mi­né? ¿Ya pa­só?”.

“Me gus­ta vi­vir el día a día, pe­ro el sue­ño de ir al Mun­dial siem­pre es­tá. Siem­pre tra­to de pre­sen­tar­me en to­dos los tor­neos y de ahí pen­sar co­mo si fuera una es­ca­le­ra. Ir su­bien­do has­ta cum­plir mis sue­ños. Pe­ro por aho­ra es des­pa­cio, de a po­co”, ad­mi­tió.

La es­ca­le­ra de Ma­ría Sol ya tie­ne un es­ca­lón más aba­jo y uno me­nos arri­ba. A se­guir so­ñan­do.

SE­BAS­TIÁN COR­TÉS-LA NUE­VA

Ma­ría Sol Vio­ra , de­mues­tra sus des­tre­zas. "El sue­ño de ir al Mun­dial siem­pre es­tá. Pe­ro por aho­ra voy de a po­co", di­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.