Los as­pec­tos más sa­lien­tes de es­ta en­fer­me­dad

La Nueva - - SÁBADO. -

En Ar­gen­ti­na. Se es­ti­ma que en nues­tro país, la ar­tri­tis reuma­toi­dea afec­ta a ca­si el 1 por cien­to de la po­bla­ción. Es­to im­pli­ca apro­xi­ma­da­men­te unas 400 mil per­so­nas. Ge­ne­ral­men­te se pre­sen­ta en­tre los 25 y los 50 años de edad. Au­to­in­mu­ne. La AR se da en una pro­por­ción de 3 o 4 mu­je­res por ca­da va­rón. Es una en­fer­me­dad au­to­in­mu­ne, in­fla­ma­to­ria, crónica y pro­gre­si­va, que sue­le afec­tar, en es­pe­cial, ma­nos y pies. Ca­rac­te­rís­ti­cas. Es­ta en­fer­me­dad tam­bién pue­de ata­car cual­quier ar­ti­cu­la­ción re­ves­ti­da por la mem­bra­na si­no­vial. An­te la in­fla­ma­ción en el re­ves­ti­mien­to de las ar­ti­cu­la­cio­nes pro­vo­ca ca­lor, ri­gi­dez, fa­ti­ga, hin­cha­zón y do­lor. Con el tiem­po. La ar­tri­tis reuma­toi­dea tien­de a cro­ni­fi­car­se, com­pro­me­tien­do di­fe­ren­tes ar­ti­cu­la­cio­nes y mu­chas ve­ces, pro­vo­can­do da­ño per­ma­nen­te en car­tí­la­gos, hue­sos, ten­do­nes y li­ga­men­tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.