Po­lí­ti­cos y co­la­bo­ra­cio­nes

La Nueva - - OPINIÓN. -

APORTES. Es in­tere­san­te sa­ber los por qué se ha­cen las co­sas,co­mo di­cen los po­lí­ti­cos, pa­ra ma­ne­jar nues­tros di­ne­ros. Por ejem­plo, el Es­ta­do di­ce que yo de­bo “co­la­bo­rar” con ellos si mis in­gre­sos es­tán más allá de cier­to mon­to. ¿Por qué? Si al­guien me pa­ga al­go su­pe­rior, es por­que me lo me­rez­co; si no, no me lo pa­ga­rían. Pe­ro cuan­do co­mien­za mi oca­so,, y por lo tan­to mi sa­la­rio se ve­rá re­du­ci­do, el Es­ta­do no me com­pen­sa por lo que se me re­tu­vo an­tes. ¿Eso es igual­dad? En Es­ta­dos Uni­dos, mu­chí­si­ma gen­te ga­na for­tu­nas y cuan­do su “es­tre­lla” se va apa­gan­do, el Es­ta­do lo de­ja en la rui­na. Sus pro­pie­da­des son em­bar­ga­das y ven­di­das, sin mi­ra­mien­tos. Pe­ro ¿qué hi­zo con esos di­ne­ros le­gal­men­te ga­na­dos? Son le­yes que se han emi­ti­do pa­ra que ellos, los po­lí­ti­cos, pue­dan ha­cer sus cam­pa­ñas y que pien­sen ¡Qué bue­nos que son! ¿En qué ca­te­go­ría los po­dría­mos no­so­tros Yo los in­clui­ría co­mo la­dro­nes, es­ta­fa­do­res, y mu­chas más.

He­le­na Hunt

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.