Di­ne­ro ba­jo tie­rra

La Nueva - - OPINIÓN - Por Ma­rio Mi­ner­vino mmi­ner­vino@la­nue­va.com

Ha­ce 97 años, en ju­lio de 1919, la po­li­cía acla­ró uno de los asal­tos más im­por­tan­tes de su épo­ca, y que tu­vie­ra a la sec­ción In­ge­nie­ro Whi­te del Fe­rro­ca­rril del Sud co­mo blan­co.

El mé­ri­to por la re­so­lu­ción se lo lle­vó el ins­pec­tor Ma­nuel Otae­gui, quien al to­mar co­no­ci­mien­to del ro­bo de acei­te, yer­ba y be­bi­das en esa lo­ca­li­dad, ini­ció las pes­qui­sas jun­to a los ofi­cia­les de in­ves­ti­ga­cio­nes.

Los ser­vi­do­res pú­bli­cos “abra­za­ron con em­pe­ño la ta­rea en­co­men­da­da” y, lue­go de 15 días de du­ro tra­ba­jo, “en mu­chas oca­sio­nes sin dor­mir”, lo­gra­ron una se­mi­prue­ba de que las mer­ca­de­rías ro­ba­das po­dían ha­llar­se en Villa Rosas. Ha­cia allá se di­ri­gie­ron.

Ya en el si­tio apun­ta­do co­mo sos­pe­cho­so, ob­ser­va­ron un de­ta­lle im­por­tan­te (aten­ción al ojo).

En una cha­cra don­de se ha­bían sem­bra­do ce­re­zos, los ta­llos “cre­cían con lo­za­nía” a ex­cep­ción de una su­per­fi­cie de po­cos me­tros, don­de, se apun­tó, “la si­mien­te no cre­cía”.

La con­clu­sión de los in­ves­ti­ga­do­res fue tan in­me­dia­ta co­mo pre­ci­sa: allí po­día es­tar ocul­ta la mer­ca­de­ría ro­ba­da. “Des­pués de ha­cer una ex­ca­va­ción -in­di­có la cró­ni­ca- se des­en­te­rra­ron sie­te ca­jo­nes con la­tas de acei­te”.

Días des­pués eran de­te­ni­dos en Villa Har­ding Green, An­drés Sa­les (a) “El Ne­gro del 9”, Luis Ca­nae (a) “Lui­si­to”, Jo­sé Vidal (a) “El Ca­fis­ho” y Al­ber­to Nú­nez (a) “Ga­ru­fa”, quie­nes, “an­te el acier­to de las pre­gun­tas”, con­fe­sa­ron su par­ti­ci­pa­ción en el he­cho y en otro ro­bo de gé­ne­ros, ro­pas y cal­za­dos, tam­bién ocul­tos “en te­rre­nos ele­gi­dos de an­te­mano”.

Se ce­rró así es­ta pá­gi­na bri­llan­te de la po­li­cía lo­cal, res­ca­tan­do ade­más la cos­tum­bre de los la­dro­nes de prin­ci­pios de si­glo de en­te­rrar ba­jo tie­rra to­do bo­tín mal ha­bi­do.

Y pa­ra quie­nes siem­bren ce­re­zos, se­pan que los mis­mos no cre­cen si a su la­do se ocul­tan la­tas de acei­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.