Ad­vier­ten so­bre la ne­ce­si­dad de fi­jar lí­mi­tes al en­deu­da­mien­to

El eco­no­mis­ta es­pe­cia­li­za­do en fi­nan­zas pro­vin­cia­les Fé­lix Pia­cen­ti­ni lla­mó a po­ner re­glas cla­ras a las emi­sio­nes de bo­nos en dólares, ya que po­drían re­pre­sen­tar una ame­na­za fu­tu­ra pa­ra la prin­ci­pal ju­ris­dic­ción ar­gen­ti­na.

La Nueva - - ECONOMÍA -

Fran­cis­co Ri­nal­di fri­nal­di@la­nue­va.com La sa­li­da del de­fault y el pos­te­rior re­torno a los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les ori­gi­na­ron un boom de emi­sio­nes de deuda de las pro­vin­cias ar­gen­ti­nas, ur­gi­das de fon­dos fres­cos pa­ra fi­nan­ciar tan­to sus ro­jos fis­ca­les co­mo los am­bi­cio­sos pla­nes de in­fra­es­truc­tu­ra, tal es el ca­so de la Pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, que pla­nea tri­pli­car, tan só­lo en 2016, los re­cur­sos des­ti­na­dos a la obra pú­bli­ca.

Así, has­ta el mo­men­to, la emi­sión de tí­tu­los en el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal de to­das las ju­ris­dic­cio­nes na­cio­na­les as­cien­de a 4.950 mi­llo­nes de dólares, de los cua­les, U$S 1.250 mi­llo­nes co­rres­pon­die­ron a la ad­mi­nis­tra­ción de Ma­ría Eu­ge­nia Vidal.

Del la­do del ofi­cia­lis­mo, de­fien­den su in­cur­sión en los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les di­cien­do que la ba­ja en la ta­sa de in­te­rés a que in­du­jo el arre­glo con los hol­douts de­be ser apro­ve­cha­da, mien­tras que des­de la opo­si­ción de­nun­cian el ini­cio de un nue­vo ci­clo de en­deu­da­mien­to externo que ame­na­za la sos­te­ni­bi­li­dad en el tiem­po de las fi­nan­zas pro­vin­cia­les.

Pa­ra di­lu­ci­dar es­ta y otras Nueva. du­das, La dia­lo­gó con el es­pe­cia­lis­ta en fi­nan­si­vo

zas pro­vin­cia­les y ti­tu­lar de NOA­no­mics, Fé­lix Pia­cen­ti­ni. Los tra­mos sa­lien­tes, a con­ti­nua­ción.

--¿Es im­por­tan­te el ni­vel de deuda de las pro­vin­cias ar­gen­ti­nas?

--En ge­ne­ral no. Pa­ra el ca­so pun­tual de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, su deuda to­tal en tér­mi­nos del PBI geo­grá­fi­co es del 6,6 por cien­to, por lo cual, no se po­dría ha­blar de un pro­ble­ma en ese sen­ti­do. Sin em­bar­go, hay que te­ner en cuen­ta que la deuda re­pre­sen­ta el 45% de los in­gre­sos pro­vin­cia­les y, al mis­mo tiem­po, es­ta­mos ha­blan­do de la ju­ris­dic­ción con el ma­yor stock no­mi­nal de deuda de to­da la Ar­gen­ti­na, con lo cual, a fu­tu­ro, es ne­ce­sa­rio es­ta­ble­cer cier­tos lí­mi­tes.

--Pa­ra el ca­so de la Pro­vin­cia, al­re­de­dor de un 60% de su deuda está no­mi­na­da en mo­ne­da

ex­tran­je­ra, ¿no ve a eso co­mo una ame­na­za a la sos­te­ni­bi­li­dad de la mis­ma?

--No en el cor­to pla­zo, por­que creo que el dó­lar tie­ne una ten­den­cia in­me­dia­ta a la apre­cia­ción en tér­mi­nos reales (N. de R: los pre­cios su­birían por en­ci­ma del ti­po de cam­bio, me­di­do en pe­sos por dó­lar). Sin em­bar­go, hay un da­to: en 2015, la prin­ci­pal fuen­te de in­cre­men­to del pa-

bo­na­ren­se fue la de­va­lua­ción del pe­so, es de­cir, un 43% del in­cre­men­to de la deuda se ex­pli­có por la suba del ti­po de cam­bio, por lo cual, ha­bría que es­ta­ble­cer lí­mi­tes cla­ros pa­ra la emi­sión de deuda en dólares, por­que es cla­ro que, a fu­tu­ro, pue­de re­pre­sen­tar un gran pro­ble­ma.

--¿Có­mo cree que im­pac­ta­rá la de­vo­lu­ción del 15% del Pac­to Fis­cal?

--El pa­go de la de­vo­lu­ción se ha­rá en cuo­tas, equi­va­len­tes al 3% anual has­ta 2020. Es­tos re­cur­sos son un im­por­tan­te ali­vio pa­ra las cuen­tas pro­vin­cia­les, por lo que no de­be­rían te­ner ur­gen­cias fis­ca­les pen­san­do en 2020, cuan­do se com­ple­ta­rá la de­vo­lu­ción to­tal de esos re­cur­sos. Si no fue­ra así, que­rrá de­cir que des­apro­ve­cha­ron una opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca

de sa­near sus ba­lan­ces y que ce­die­ron a la tentación de con­ti­nuar au­men­tan­do sus gas­tos co­rrien­tes, prin­ci­pal­men­te re­pre­sen­ta­dos por los de per­so­nal, tal co­mo hi­zo Bue­nos Ai­res du­ran­te la ad­mi­nis­tra­ción de Daniel Scio­li.

--A pro­pó­si­to, ¿qué pa­só du­ran­te la ges­tión Scio­li con el gas­to de in­ver­sión?

--El año pa­sa­do, Bue­nos Ai­res mos­tró ni­ve­les de ero­ga­cio­nes con des­tino a la in­ver­sión pú­bli­ca de los más ba­jos de la Ar­gen­ti­na, lo que ex­pli­ca los cla­ros pro­ble­mas de in­fra­es­truc­tu­ra que afec­tan a los bo­na­ren­ses. De he­cho, en 2014 y 2015, el mon­to del gas­to de ca­pi­tal con res­pec­to al gas­to to­tal de la pro­vin­cia fue de 3,0 y de 3,5% res­pec­ti­va­men­te, muy por aba­jo del pro­me­dio na­cio­nal.

“Cla­ro que uno de los prin­ci­pa­les in­con­ve­nien­tes de Bue­nos Ai­res es que ob­tie­ne muy po­co en con­cep­to de re­cur­sos co­par­ti­ci­pa­dos. De he­cho, ape­nas un cuar­to de lo que re­cau­da Na­ción se re­par­te, por lo cual, en ma­te­ria de co­par­ti­ci­pa­ción y fe­de­ra­lis­mo, hay mucho por ha­cer.

“Sin em­bar­go, una re­for­ma de la co­par­ti­ci­pa­ción pa­ra dar­le más pun­tos a la Pro­vin­cia no es fá­cil, por­que pa­ra lo­grar­lo se re­quie­re del acuer­do uná­ni­me de to­das las ju­ris­dic­cio­nes. Y las más be­ne­fi­cia­das por el ré­gi­men ac­tual, no van a que­rer ad­he­rir”.

La deuda to­tal de la Pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res re­pre­sen­ta más del 40% de sus in­gre­sos to­ta­les y un 6,6% de su PBI, lo que la con­vier­te en la más en­deu­da­da de to­das.

AR­CHI­VO LA NUEVA.

Fé­lix Pia­cen­ti­ni, es­pe­cia­lis­ta en fi­nan­zas pro­vin­cia­les y ti­tu­lar de NOA­no­mics.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.