Fran­cia: el ata­que en el Lou­vre re­no­vó el mie­do

Un sol­da­do abrió fue­go ayer e hi­rió a un hom­bre ar­ma­do con un ma­che­te que tra­tó de en­trar al mu­seo.

La Nueva - - EL MUNDO. - AME­NA­ZA TE­RRO­RIS­TA

El ata­que de ayer, de ca­rác­ter te­rro­ris­ta, se­gún el Go­bierno fran­cés, con­tra un gru­po de mi­li­ta­res que pa­tru­lla­ban en el ac­ce­so al mu­seo del Lou­vre, ha vuel­to a in­cre­men­tar la sen­sa­ción de mie­do en Fran­cia, blan­co de va­rios gra­ves aten­ta­dos yiha­dis­tas des­de enero de 2015.

El agre­sor, que se­gún el re­gis­tro de su te­lé­fono mó­vil pa­re­ce ser un egip­cio de 29 años de edad, se pre­ci­pi­tó con­tra los agen­tes e hi­rió le­ve­men­te a uno en la ca­be­za po­co des­pués de la aper­tu­ra del cé­le­bre mu­seo, el más vi­si­ta­do del mun­do.

El hom­bre lle­va­ba un ar­ma blanca, pe­ro nin­gún ex­plo­si­vo en las dos mo­chi­las que por­ta­ba.

A la es­pe­ra de los pri­me­ros da­tos de la Fis­ca­lía, el pre­si­den­te de Fran­cia, Fra­nçois Ho­llan­de, ase­gu­ró ayer que el ata­que tie­ne “sin du­da” un ca­rác­ter te­rro­ris­ta, y re­fle­ja que “la ame­na­za si­gue ahí y se le de­be ha­cer fren­te”.

“Esta es la ra­zón por la que he­mos mo­vi­li­za­do tan­tos me­dios y se­gui­re­mos ha­cién­do­lo”, in­di­có Ho­llan­de du­ran­te su par­ti­ci­pa­ción en la cum­bre eu­ro­pea de Mal­ta, don­de elo­gió “la va­len­tía y de­ter­mi­na­ción” de los mi­li­ta­res que ac­tua­ron y “la efi­ca­cia” de la mi­sión an­ti­te­rro­ris­ta Sen­ti­ne­lle del Ejér­ci­to fran­cés.

Los com­pa­ñe­ros del agen- te agre­di­do fue­ron los que fre­na­ron al agre­sor con cin­co dis­pa­ros, uno de los cua­les le dio en el vien­tre y le de­jó he­ri­do de gra­ve­dad.

Se­gún las pri­me­ras sos­pe­chas, el jo­ven, que fue tras­la­da­do al hos­pi­tal Geor­ge Pom­pi­dou de la ca­pi­tal fran­ce­sa pa­ra ser ope­ra­do, en­tró en Fran­cia el pa­sa­do 26 de enero pro­ce­den­te de Du­bai, y no era co­no­ci­do por los ser­vi­cios se­cre­tos.

Su ac­ción tu­vo lu­gar en la ex­pla­na­da que hay fren­te al mu­seo, an­tes de que pu­die­ra pe­ne­trar en la ga­le­ría co­mer­cial sub­te­rrá­nea co­lin­dan­te, y obli­gó a eva­cuar la pi­na­co­te­ca y a es­ta­ble­cer un cor­dón de se­gu­ri­dad tras el que que­da­ron con­fi­na­das tem­po­ral­men­te cer­ca de 1.200 per­so­nas.

“Fue­ron ins­tan­tes de ver­da­de­ro mie­do, to­dos te­nía­mos en la me­mo­ria mo­men­tos te­rri­bles”, con­tó Chan­te­lle, tra­ba­ja­do­ra fran­ce­sa de uno de los co­mer­cios de las ga­le­rías, en re­fe­ren­cia a los aten­ta­dos del 13 de no­viem­bre de 2015 en el que 130 per­so­nas per­die­ron la vi­da en Pa­rís.

La eva­cua­ción se efec­tuó des­pués de for­ma pro­gre­si­va y en pe­que­ños gru­pos.

La Fis­ca­lía an­ti­te­rro­ris­ta de Pa­rís abrió una in­ves­ti­ga­ción por los car­gos de “ten­ta­ti­vas agra­va­das de ase­si­na­tos en re­la­ción con el te­rro­ris­mo y aso­cia­ción te­rro­ris­ta cri­mi­nal”, y en­co­men­dó las pes­qui­sas a la Bri­ga­da cri­mi­nal de la Po­li­cía Ju­di­cial de Pa­rís y la Di­rec­ción Ge­ne­ral de la Se­gu­ri­dad In­te­rior.

El sol­da­do agre­di­do per­te­ne­cía al Pri­mer Re­gi­mien­to de Pa­ra­cai­dis­tas des­ta­ca­do en Pa­rís den­tro del des­plie­gue de se­gu­ri­dad re­for­za­da de­ci­di­do tras los aten­ta­dos en la ca­pi­tal fran­ce­sa en los úl­ti­mos años.

REUTERS

Los sol­da­dos cus­to­dian fuer­te­men­te la zo­na del Lou­vre lue­go del ata­que te­rro­ris­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.