Cau­sa nar­co: re­nun­cia a su abo­ga­do y sus­pen­den el jui­cio

La de­ci­sión de Mau­ri­cio La­rria­ga, pre­sun­to lí­der de una ban­da, mo­ti­vó la se­gun­da pos­ter­ga­ción del de­ba­te. La de­fen­so­ra que de­sig­nó el acu­sa­do to­da­vía no con­fir­mó si acep­ta­rá el car­go.

La Nueva - - SEGURIDAD. - EN EL TRI­BU­NAL ORAL FE­DE­RAL

“So­li­ci­to que cons­te en ac­tas que desis­to del abo­ga­do Se­bas­tián Mar­tí­nez co­mo mi de­fen­sor y nom­bro a la doc­to­ra Ma­ría Gra­cie­la Rau en su lu­gar”.

La ines­pe­ra­da de­ci­sión de Mau­ri­cio Gas­tón La­rria­ga, acu­sa­do de li­de­rar una su­pues­ta ban­da de­di­ca­da a la ven­ta de dro­gas, mo­ti­vó que el Tri­bu­nal Oral Fe­de­ral en lo Cri­mi­nal de Bahía Blan­ca sus­pen­die­ra ayer, por se­gun­da vez en me­nos de tres me­ses, el ini­cio del de­ba­te oral y pú­bli­co por el ca­so.

El impu­tado, quien fue en su mo­men­to una pie­za clave pa­ra de­te­ner por el mis­mo de­li­to a Juan Ig­na­cio Su­ris, es juz­ga­do jun­to a Luis Mar­tín Pra­das (ex­po­licía), Ma­ria­na Lous­tau­nau, Jo­na­tan Mar­ce­lo Co­ro­na­do, Fer­nan­do Sa­nMang­he­ra do­val, Cristian Sil­va y Patricia Ca­ro­li­na Wein­zet­tel.

La de­ter­mi­na­ción pro­vo­có que los jue­ces Juan Leo­pol­do Ve­láz­quez, Luis Ro­ber­to Sa­las y Bea­triz Ele­na Tor­te­ro­la re­sol­vie­ran sus­pen­der la au­dien­cia, lue­go que la fla­man­te le­tra­da de­sig­na­da so­li­ci­ta­ra el pla­zo de tres días que el Có­di­go Pro­ce­sal Pe­nal con­tem­pla pa­ra el es­tu­dio de las ac­tua­cio­nes an­tes de acep­tar el car­go.

Otra cues­tión que abre un in­te­rro­gan­te so­bre la pues­ta en mar­cha del jui­cio es que Sa­las se desem­pe­ña co­mo ma­gis­tra­do su­bro­gan­te y con­cu­rre so­lo al­gu­nos días a nues­tra ciu­dad.

Por otra par­te, la agen­da del Tri­bu­nal se en­cuen­tra com­ple­ta pa­ra los pró­xi­mos me­ses.

El fis­cal ge­ne­ral Alejandro Can­ta­ro asu­mió la re­pre­sen­ta­ción del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co lue­go que el 15 de no­viem­bre pa­sa­do la fis­cal Ma­ría Cristina de­ci­die­ra ex­cu­sar­se pa­ra se­guir in­ter­vi­nien­do, si­tua­ción que de­ter­mi­nó la pri­me­ra pos­ter­ga­ción.

“Ha­blé con La­rria­ga en las úl­ti­mas ho­ras, aun­que una vez que él to­mó es­ta de­ci­sión ten­dré el tiem­po es­ti­pu­la­do pa­ra leer la cau­sa y en­te­rar­me de su si­tua­ción. Des­co­noz­co los mo­ti­vos por los que de­ci­dió cam­biar de de­fen­sor”, co­men­tó Rau po­co des­pués de pre­sen­tar­se en el Tri­bu­nal.

En tan­to, el abo­ga­do Se­bas­tián Mar­tí­nez, quien pe­se a lo ocu­rri­do se­gui­rá par­ti­ci­pan­do del de­ba­te ase­so­ran­do a Wein­zet­tel, di­jo des­co­no­cer las ra­zo­nes por las cua­les el prin­ci­pal impu­tado desis­tió de su ase­so­ra­mien­to.

“Pue­de de­sig­nar a quién quie­re pa­ra que lo de­fien­da y so­lo él sa­be los mo­ti­vos”, se­ña­ló.

En el jui­cio tam­bién in­ter­vie­ne el de­fen­sor ofi­cial Gus­ta­vo Ro­drí­guez y los abo­ga­dos Leo­nar­do Gó­mez Ta­la­mo­ni y Cristian Moix.

La­rria­ga y Pra­das per­ma­ne­cen de­te­ni­dos, mien­tras que el res­to de los impu­tados se en­cuen­tran en li­ber­tad.

El 6 de sep­tiem­bre de 2014 la po­li­cía rio­ne­gri­na de­tu­vo en nues­tra ciu­dad a La­rria­ga. Fue en un de­par­ta­men­to de So­ler al 100, con unos 5 ki­los de co­caí­na. En su au­to im­por­ta­do en­con­tra­ron más dro­ga.

Los alla­na­mien­tos con­ti­nua­ron en Enrique Ju­lio al 2.200 y en En­tre Ríos y Ca­ta­mar­ca, así co­mo en la ciu­dad de Mar del Pla­ta, de don­de es oriun­do.

En sep­tiem­bre del año pa­sa­do el Tri­bu­nal ha­bía pro­rro­ga­do por seis me­ses la pri­sión pre­ven­ti­va de La­rria­ga y Pra­das.

SE­BAS­TIÁN COR­TÉS-LA NUE­VA.

Per­so­nal de Pre­fec­tu­ra Na­val tras­la­dó al pro­ce­sa­do. Po­co des­pués, su sor­pre­si­va de­ter­mi­na­ción pro­vo­có que la au­dien­cia ini­cial que­da­ra trun­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.