Fran­cis­co, mo­les­to por el tris­te há­bi­to de in­sul­tar

La Nueva - - SOCIEDAD. -

El Pa­pa Fran­cis­co la­men­tó ayer que en la ac­tua­li­dad in­sul­tar se ha­ya con­ver­ti­do en una cos­tum­bre co­mo dar los bue­nos días y di­jo que es­te ti­po de ofen­sas van “en la mis­ma lí­nea del ase­si­na­to”, por­que ma­tan el co­ra­zón del afren­ta­do.

“No in­sul­ten a los otros. Es­ta­mos acos­tum­bra­dos a in­sul­tar, es co­mo de­cir 'bue­nos días'. Y eso va en la mis­ma lí­nea de ma­tar. Quien in­sul­ta al pró­ji­mo, ase­si­na el pro­pio co­ra­zón del her­mano”, di­jo el Pon­tí­fi­ce argentino an­tes del re­zo del Án­ge­lus an­te la pla­za de San Pe­dro.

Para in­tro­du­cir la ora­ción ma­ria­na, Fran­cis­co abor­dó 3 te­mas in­clui­dos en el “Ser­món de la Montaña” en el Evan­ge­lio de San Ma­teo: el ho­mi­ci­dio, el adul­te­rio y el ju­ra­men­to.

“Res­pec­to al man­da­mien­to de 'no ma­ta­rás', Je­sús afir­ma que es vio­la­do no só­lo por el ho­mi­ci­dio efec­ti­vo, sino tam­bién de esos com­por­ta­mien­tos que ofen­den a la dignidad de las per­so­nas, co­mo las pa­la­bras in­ju­rio­sas”, re­cor­dó Fran­cis­co.

En cuan­to al adul­te­rio, di­jo que “co­mo el res­to de pe­ca­dos, pri­me­ro es con­ce­bi­do en el in­te­rior de las per­so­nas” y pi­dió a “no mi­rar con ojos de po­seí­do a la mu­jer del pró­ji­mo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.