Pi­ñei­ro, Etu­lain y Martín, tres jó­ve­nes bahien­ses que tie­nen la mis­ma ilu­sión

Ro­cío, Eu­ge­nia y Ni­co­lás par­ti­ci­pa­ron, des­de prin­ci­pios de es­te mes, del Cam­pa­men­to Edu­ca­ti­vo con mi­ras a los Jue­gos Olím­pi­cos de la Ju­ven­tud Bue­nos Ai­res 2018. Se reali­zó en el Ce­nard. Có­mo lo vi­vie­ron y qué los sor­pren­dió.

La Nueva - - DEPORTES. HOCKEY - cro­dri­guez@la­nue­va.com Clau­dio Ro­drí­guez Ki­ser

Los ju­ga­do­res bahien­ses for­ma­ron par­te de es­te Cam­pa­men­to que reunió en el Ce­nard a de­por­tis­tas de 26 dis­ci­pli­nas di­fe­ren­tes.

Los Jue­gos Olím­pi­cos de la Ju­ven­tud Bue­nos Ai­res 2018 es­tán ca­da día más cerca y, en el Ce­nard, el de­por­te argentino reunió a más de 500 de­por­tis­tas que sue­ñan con de­fen­der al país.

El hockey so­bre cés­ped no fue la ex­cep­ción y la Aso­cia­ción Bahien­se tu­vo sus re­pre­sen­tan­tes.

Eu­ge­nia Etu­lain (So­cie­dad Spor­ti­va), Ro­cío Pi­ñei­ro (Vi­lla Mi­tre) y Ni­co­lás Martín (Uni­ver­si­ta­rio) die­ron el pri­mer pa­so y sue­ñan con imi­tar lo he­cho por la mon­teher­mo­se­ña Bár­ba­ra Di­chia­ra en Nan­jing (Chi­na), en 2014 (ver apar­te).

Los ju­ga­do­res bahien­ses Nueva., dia­lo­ga­ron con La tras par­ti­ci­par du­ran­te una se­ma­na del pri­mer Cam­pa­men­to Edu­ca­ti­vo 2018, or­ga­ni­za­do por el Enard y que reunió a de­por­tis­tas de to­do el país, de 26 dis­ci­pli­nas di­fe­ren­tes.

—¿Có­mo fue­ron los en­tre­na­mien­tos?

Etu­lain: —A la ma­ña­na era téc­ni­co, de pa­se y re­cep­ción, de­fi­ni­ción, et­cé­te­ra. A la tar­de nos di­vi­día­mos en dos equi­pos y ha­cía­mos un tor­neo "in­terno". En los 10 días eran en­tre­na­mien­tos con mu­cha in­ten­si­dad, di­ná­mi­cos y se pa­ra­ba pocas ve­ces para to­mar agua y co­rre­gir, mien­tras ha­cía­mos una pau­sa ac­ti­va. Creo que me fue bien, aun­que po­dría ha­ber­me ido me­jor.

Pi­ñei­ro: —Eran du­rí­si­mos. Pu­sie­ron a prue­ba nues­tra pre­pa­ra­ción en enero. Creo que es­tu­vi­mos a la al­tu­ra. En­tre­na­mos para eso.

Martín: —Em­pe­za­ron sien­do muy in­ten­si­vos y fue­ron ba­jan­do con el co­rrer de los días. Nos die­ron un des­can­so para re­cu­pe­rar y el jue­ves vol­vi­mos a la in­ten­si­dad ha­bi­tual. Los pri­me­ros días me cos­tó adap­tar­me y ren­dir al 100, pe­ro fui conociendo la cancha, mis com­pa­ñe­ros y me fui ar­man­do de con­fian­za para en­tre­nar lo me­jor po­si­ble.

—¿Qué apren­die­ron y qué pu­die­ron ha­blar con los en­tre­na­do­res?

Etu­lain: —Mu­chas co­sas, tan­to de hockey co­mo de las olim­pía­das, por­que tu­vi­mos char­las mo­ti­va­cio­na­les. Nos con­ta­ban có­mo era un Jue­go y co­mo ha­cer para po­der lle­gar al al­to ren­di­mien­to.

Pi­ñei­ro: —Sa­can­do lo de­por­ti­vo, tu­vi­mos mu­chas char­las so­bre va­lo­res, com­por­ta­mien­to y co­mo ser una me­jor per­so­na. Los en­tre­na­do­res apun­ta­ban mu­cho a que nos uni­fi­cá­ra­mos co­mo equi­po.

Martín: —Hi­cie­ron hin­ca­pié en el gol­pe de de­re­cho y nos mos­tra­ron la téc­ni­ca, tam­bién en el ba­lan­ceo cuan­do te­nés la bo­cha para mo­ver al de­fen­sor y abrir la cancha. En ge­ne­ral te iban co­rri­gien­do o te fe­li­ci­ta­ban.

--¿Qué fue lo que más los sor­pren­dió?

Etu­lain: —La di­fe­ren­cia en ni­vel que hay en­tre es­te rit­mo y el de Bahía, que ca­da vez se acer­ca más. Tam­bién la gran or­ga­ni­za­cion del cam­pus.

Pi­ñei­ro: —La can­ti­dad de co­sas re­crea­ti­vas que te­nía­mos fue­ra del ho­ra­rio de en­tre­na­mien­to.

Martín: —La bue­na on­da y el tra­to cons­tan­te en­tre los en­tre­na­do­res y los ju­ga­do­res. En to­do mo­men­to ha­bía un en­tre­na­dor ha­blan­do con no­so­tros.

—La ilu­sión de los Jue­gos es­tá, ¿creen que es­te es el ini­cio de al­go aún me­jor?

Etu­lain: —El sue­ño de to­do de­por­tis­ta es un Jue­go Olím­pi­co y ver que es­ta­mos un pa­si­to más cerca ayu­da mu­chí­si­mo. Por lo que nos con­ta­ron es una ex­pe­rien­cia inol­vi­da­ble y eso nos mo­ti­va bas­tan­te. El ha­ber es­ta­do acá nos da la pau­ta de que cuan­do vol­va­mos a Bahía va­mos a te­ner que se­guir pa­so a pa­so las ru­ti­nas, tan­to de gim­na­sio co­mo ali­men­ta­ción y así avan­zar un pa­si­to más para lo­grar el gran sue­ño.

Pi­ñei­ro: —Es un gran pa­so para lo que se­rá Bue­nos Ai­res 2018. Pe­ro es­tá en no­so­tros que­rer que es­te sea el pri­me­ro y no el úni­co.

Martín: —En el pri­mer en­tre­na­mien­to es­pe­ra­ba es­tar en des­ven­ta­ja en cier­tos pun­tos, pe­ro es­tá­ba­mos prác­ti­ca­men­te de igual a igual y eso me mo­ti­vó a en­tre­nar más e intentar des­ta­car­me la pró­xi­ma. Es­te es el co­mien­zo de to­do, a par­tir de aho­ra to­do cam­bia. Aún que­dan mu­chas opor­tu­ni­da­des para que se in­cor­po­ren chi­cos y es­to ha­ce que ca­da día ten­gas que se­guir me­jo­ran­do para no que­dar fue­ra.

—¿Cuál es el si­guien­te pa­so?

Etu­lain: —La ver­dad no lo sa­be­mos, no nos de­ja­ron na­da cla­ro de có­mo va a se­guir es­to. Por lo pron­to, hay que con­ti­nuar en­tre­nan­do co­mo has­ta aho­ra y es­pe­rar un pró­xi­mo lla­ma­do.

Pi­ñei­ro: —Es tras­la­dar es­tos 10 días de en­tre­na­mien­tos fuer­te al club y que en la pró­xi­ma ci­ta­ción es­te­mos mu­cho me­jor. Los en­tre­na­do­res di­je­ron que dis­fru­te­mos to­do lo q nos to­ca vivir. Ya so­mos de­por­tis­tas de al­to ren­di­mien­to pe­ro aho­ra vie­ne la par­te más di­fí­cil que es man­te­ner­nos en esa lí­nea.

Martín: —Es­for­zar­se más du­ran­te el año y em­pe­zar a pres­tar­le aten­ción al tan nom­bra­do en­tre­na­mien­to in­vi­si­ble.

Ex­pe­rien­cia. El gru­po de­jó re­tra­ta­do una de las jor­na­das que le to­có vivir en el Ce­nard.

Pre­sen­cia. Los bahien­ses Eu­ge­nia Etu­lain, Ni­co­lás Martín y Ro­cío Pi­ñei­ro fue­ron par­te del Cam­pus desa­rro­lla­do en Bue­nos Ai­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.