Triun­fos de Co­mer­cial y Hu­ra­cán por el Fe­de­ral C

El conjunto ver­dia­ma­ri­llo ven­ció 4-2 a los “azu­ca­re­ros” de Co­ro­nel Prin­gles en In­ge­nie­ro Whi­te, mien­tras que el elen­co de bu­le­var Juan B. Jus­to se im­pu­so 3-2 sobre Unión en Torn­quist y que­dó co­mo úni­co lí­der del gru­po.

La Nueva - - PORTADA - speys­se@la­nue­va.com

Ser­gio Da­niel Peys­sé

Pa­ra po­der go­zar hay que sa­ber su­frir, ¿no Co­mer­cial?

Le ga­nó a Al­ma­ce­ne­ros por de­can­ta­ción, por el ma­yor pe­so es­pe­cí­fi­co de sus in­di­vi­dua­li­da­des y por te­ner más res­to fí­si­co en el mo­men­to que las pier­nas em­pe­za­ron a pe­sar y el ca­lor no mer­ma­ba.

Pe­ro no ju­gó bien. Pla­ni­fi­có y plan­teó el par­ti­do de una ma­ne­ra e hi­zo to­tal­men­te lo con­tra­rio.

El DT Pa­blo Ra­cal­de ubi­có en can­cha un osa­do 3-3-2-2 con la mi­sión de pro­gre­sar con la pe­lo­ta al ras del pi­so y que jue­gue to­do el equi­po. Pe­ro no, sus pu­pi­los qui­sie­ron ga­nar a cual­quier precio y la an­sie­dad los con­de­nó a en­víos lar­gos y a me­ter el ba­lón al área ca­si de­ses­pe­ra­da­men­te.

Al no te­ner ela­bo­ra­ción y con el ím­pe­tu de sa­ber que a Al­ma­ce­ne­ros le ha­bían ga­na­do to­dos, el due­ño de ca­sa fue al fren­te con más co­ra­je que ideas.

Y, co­mo cam­bió gol­pe por gol­pe, la vi­si­ta, que se pa­ró de con­tra y con dos de­lan­te­ros, le des­nu­dó un mon­tón de fa­len­cias en el re­tro­ce­so con y sin ba­lón. Fue, co­mo se di­ce en el po­tre­ro, un par­ti­do de "rom­pe y ra­ja".

El del puer­to nun­ca re­ca­pa­ci­tó y, sa­bien­do que se po­día de­san­grar por com­ple­to en al­gu­na con­tra ad­ver­sa­ria, si­guió in­sis­tien­do con los cen­tros y al­gún ca­be­za­zo sal­va­dor en una pe­lo­ta pa­ra­da.

Y así fue, por­que hi­zo dos go­les des­pués de dos ti­ros de es­qui­na y pa­só a ga­nar 3-2 con un fren­ta­zo de Kess­ler tras ti­ro li­bre de Ba­rro­so.

Des­pués, el "To­po" mar­có un go­la­zo (la "pin­chó") pa­ra el 4-2, aun­que ahí ya se ha­bía pro­du­ci­do un quie­bre de­fi­ni­ti­vo en el en­cuen­tro.

El de Prin­gles, ago­ta­do fí­si­ca­men­te, ya no te­nía la ener­gía su­fi­cien­te pa­ra sor­pren­der mal pa­ra­do a un elen­co ver­dia­ma­ri­llo que ju­ga­ba con un 3-1-3-3. Y el can­san­cio le pa­só fac­tu­ra: des­con­cen­tra­cio­nes, im­pre­ci­sio­nes y fin a la ilu­sión con la que se ha­bía ido "cho­cho" al des­can­so.

Co­mer­cial, por más que ha­ya si­do un equi­po "bar­to­le­ro" y des­or­de­na­do tác­ti­ca­men­te, se que­dó me­re­ci­da­men­te con los tres pun­tos. Por­que lo gas­tó, lo apa­bu­lló y le hi­zo los go­les cuan­do el azu­ca­re­ro se per­dió men­tal­men­te.

Te­nía que ga­nar y ga­nó. Pe­ro le cos­tó un Pe­rú. Por eso le pre­gun­to: ¿no ha­brá en­tra­do a la can­cha pen­san­do más en el clá­si­co del pró­xi­mo do­min­go fren­te a Hu­ra­cán?

FA­CUN­DO MO­RA­LES-LA NUE­VA.

Hay go­les y go­les, pe­ro el del "To­po" Sa­ba­ti­ni, pa­ra el 4-2, fue una pin­tu­ri­ta. Re­ci­bió en la me­dia lu­na, de cos­ta­do al ar­co, y sin mi­rar la pi­có con el ar­que­ro a mi­tad de ca­mino. Y así se desaho­gó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.