Tra­ba­jo in­fan­til: el 911 desoyó va­rios lla­ma­dos en los úl­ti­mos días

Em­plea­dos de un lo­cal ase­gu­ran que re­tu­vie­ron a los chi­cos du­ran­te 50 mi­nu­tos y que lla­ma­ron en más de una opor­tu­ni­dad, aun­que sin res­pues­ta.

La Nueva - - PORTADA - Be­lén Uriarte Sol Az­cá­ra­te bu­riar­te@la­nue­va.com saz­ca­ra­te@la­nue­va.com

Ro­cío es­tá tra­ba­jan­do en un lo­cal del ba­rrio Pe­dro Pi­co y en­tra un ne­ne de unos 4 años ofre­cien­do re­pa­sa­do­res. Es­tá so­lo y no es un des­co­no­ci­do: va 2 o 3 ve­ces al mes des­de ha­ce un año.

Ella nun­ca le ha­bía com­pra­do pa­ra "no in­cen­ti­var" el tra­ba­jo in­fan­til, pe­ro es­ta vez se acor­dó de que hay que lla­mar al 911 pa­ra de­nun­ciar es­te ti­po de si­tua­cio­nes.

El re­loj mar­ca las 12 y ha­ce el pri­mer lla­ma­do. Del otro la­do le pro­me­ten que van a dar avi­so y man­dar a un ope- ra­dor de ca­lle. Ro­cío es­pe­ra, mien­tras un com­pa­ñe­ro en­tre­tie­ne al ne­ne. Pa­san 30 mi­nu­tos y na­da.

—-Ro­cío, lla­má de nue­vo, ya no sé có­mo en­tre­te­ner­lo — le di­ce su com­pa­ñe­ro. La jo­ven in­sis­te. —-Te vuel­vo a pa­sar el reclamo —le res­pon­den.

Ro­cío y su com­pa­ñe­ro no pa­ran de ha­cer­le pre­gun­tas al ne­ne. Pe­ro ya no es­tá so­lo: su her­mano de unos 11 años en­tró pa­ra ver por qué el chi­qui­to no sa­lía. -—¿Van a la es­cue­la? -—No, ven­de­mos re­pa­sa­do­res.

Ana, otra em­plea­da del lo- cal que siem­pre les com­pra "por mie­do a que los mal­tra­ten", va al su­per­mer­ca­do y trae una le­che y ga­lle­ti­tas. De pa­so, los re­tie­ne un ra­to más.

Pa­sa­ron 40 mi­nu­tos y el ope­ra­dor no lle­ga. Una ne­na de unos 14 años en­tra pa­ra bus­car a sus her­ma­ni­tos por­que "es ho­ra de vol­ver a ca­sa".

A Ro­cío se le ocu­rre con­tar­les una his­to­ria pa­ra que no se va­yan. Les di­ce que ha­ce po­co se le me­tió un mur­cié­la­go al de­par­ta­men­to y los ne­nes la mi­ran fas­ci­na­dos.

-—Te das cuen­ta de que tie­nen que ac­tuar co­mo gran­des, pe­ro no de­jan de ser ni­ños: la his­to­ria es más fuer­te que ellos y se que­dan char- lan­do —cuen­ta Ro­cío.

Pe­ro el en­tu­sias­mo du­ra po­co. A los 10 mi­nu­tos la ma- yor de los her­ma­nos re­cuer­da que es ho­ra de ir­se. Quie­re que­dar­se, pe­ro las obli­ga­cio­nes pe­san más.

El re­loj mar­ca las 12.50 y los ne­nes se des­pi­den. Ro­cío les pre­gun­ta adón­de van por si apa­re­ce el ope­ra­dor. Pe­ro nun­ca apa­re­ce. *** Ro­cío y sus com­pa­ñe­ros son so­lo al­gu­nos de los que lla­ma­ron al 911 en los úl­ti­mos 15 días. LU2 re­gis­tró va­rios re­cla­mos de ve­ci­nos que tam­po­co ob­tu­vie­ron res­pues­tas.

Ha­ce me­nos de dos se­ma- Nue­va." nas "La pu­bli­có un informe sobre tra­ba­jo in­fan­til y el Mu­ni­ci­pio pi­dió que la gen­te no les com­pre ni dé pla­ta a me­no­res.

-—Hay que lla­mar al 911 y ni ha­blar si uno pue­de ob­ser­var si es­tá el adul­to, por­que en reali­dad hay que de­nun­ciar­lo —di­jo días atrás la sub­se­cre­ta­ria de Pro­mo­ción y Pro­tec­ción de De­re­chos, So­le­dad Mo­nár­dez.

En el ca­so de Ro­cío y sus com­pa­ñe­ros, el ope­ra­dor no fue. Pa­só una se­ma­na y aún se pre­gun­tan si la fa­lla fue del 911 que no pa­só el reclamo o de los ope­ra­do­res que no se pre­sen­ta­ron.

El di­rec­tor de Ho­ga­res, Pre­ven­ción y Pro­tec­ción, Ger­mán Roth, ex­pli­có que hay un so­lo vehícu­lo dis­po­ni­ble pa­ra tras­la­dar ope­ra­do­res, por lo que ge­ne­ral­men­te se ma­ne­jan ca­mi­nan­do.

Pe­ro la mo­vi­li­dad en es­te ca­so no fue una di­fi­cul­tad: el lo­cal es­tá a dos cua­dras de Sue­ño de Ba­rri­le­te, el cen­tro de día del que par­ten los ope­ra­do­res y don­de se con­tie­ne a más de 30 chi­cos.

Ac­tual­men­te hay 5 ope­ra­do­res en fun­ción y el Mu­ni­ci­pio aguar­da la lle­ga­da del sex­to, pa­ra com­ple­tar lo que con­si­de­ran el nú­me­ro "ideal".

En­tre ju­lio de 2015 y no­viem­bre de 2016 hu­bo 194 in­ter­ven­cio­nes de ope­ra­do­res de ca­lle por chi­cos en si­tua­ción de tra­ba­jo in­fan­til, se­gún el re­gis­tro mu­ni­ci­pal.

*Ro­cío y Ana son nom­bres fic­ti­cios. Las iden­ti­da­des se re­ser­van pa­ra pre­ser­var a las de­nun­cian­tes.

AR­CHI­VO LA NUE­VA.

Días atrás, la Municipalidad lan­zó una cam­pa­ña afir­man­do que “Al tra­ba­jo in­fan­til no le ayu­da tu mo­ne­da”. Y pi­dió con­tac­tar al ser­vi­cio 911.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.