El ca­dá­ver ha­lla­do en la ru­ta 3 te­nía nue­ve he­ri­das en el crá­neo

A tra­vés de la au­top­sia se de­ter­mi­nó que tu­vo una muer­te vio­len­ta. La ma­yor par­te de las le­sio­nes fue­ron efec­tua­das con un ele­men­to pun­zan­te. La víc­ti­ma aún no fue iden­ti­fi­ca­da.

La Nueva - - SOCIEDAD -

EN CER­CA­NÍAS DE EL TRIÁN­GU­LO

La au­top­sia rea­li­za­da al ca­dá­ver de un hom­bre en­con­tra­do el miér­co­les pa­sa­do a la ve­ra de la ru­ta 3, en cer­ca­nías de El Trián­gu­lo, de­ter­mi­nó que la muer­te se pro­du­jo de ma­ne­ra vio­len­ta y que la víc­ti­ma, que aún no pu­do ser iden­ti­fi­ca­da, pre­sen­ta­ba nue­ve he­ri­das en el crá­neo, la ma­yor par­te de ellas efec­tua­das con un ele­men­to pun­zan­te.

Los res­tos fue­ron ha­lla­dos por dos jó­ve­nes en la zo­na del ki­ló­me­tro 680 de la ca­rre­te­ra, fren­te a la plan­ta de la em­pre­sa ABSA.

Es­ta­ban en­tre los pastizales, en cer­ca­nías de dos to­rres de al­ta ten­sión, jun­to a des­per­di­cios y ba­su­ra acu­mu­la­da.

Pe­se a que en un prin­ci­pio la po­li­cía se­ña­ló que no pre­sen­ta­ba sig­nos de vio­len­cia, la pe­ri­cia efec­tua­da por los mé­di­cos fo­ren­ses de­ter­mi­nó lo con­tra­rio.

el in­for­me,.al que tu­vo ac­ce­so , con­sig­na­ron que se tra­tó de un ho­mi­ci­dio, por lo que se dio in­ter­ven­ción en la cau­sa la Uni­dad Fun­cio­nal de Ins­truc­ción y Jui­cio Nº 5, a car­go del fis­cal

La Nue­va

Mau­ri­cio Del Ce­ro.

Sos­tu­vie­ron que la víc­ti­ma pre­sen­ta­ba seis he­ri­das en el pa­rie­tal de­re­cho, una en la re­gión pa­rie­to­tem­po­ral del mis­mo sec­tor (de­trás de la ore­ja), otra en la re­gión pa­rie­tal iz­quier­da, y la res­tan­te en una su­tu­ra in­tra­pa­rie­tal.

De­ter­mi­na­ron que ocho fue­ron pro­vo­ca­das por un “ele­men­to pun­zan­te/pun­zo­cor­tan­te” y que la res­ta­nEn te fue cau­sa­da con uno “con­tu­so, con ex­tre­mos an­gu­la­dos se­mi­cir­cu­lar”, si­mi­lar al man­go de un ar­ma blan­ca.

Del mis­mo mo­do, in­di­ca­ron que la muer­te se pro­du­jo por “un trau­ma­tis­mo pe­ne­tran­te de crá­neo”.

El ca­dá­ver fue ha­lla­do sin ma­nos, aun­que se des­ta­có que no fue­ron cons­ta­ta­dos "cor­tes ne­tos", pu­dien­do ha­ber si­do des­pren­di­das por ani­ma­les del lu­gar.

Los es­pe­cia­lis­tas con­si­de­ra­ron que se tra­ta de una per­so­na de en­tre 40 y 50 años de edad, y que la da­ta apro­xi­ma­da de la muer­te se remonta de 30 a 45 días an­tes de su ha­llaz­go.

El cuer­po te­nía co­lo­ca­do una ca­mi­sa y jeans, en el que des­cu­brie­ron 40 pe­sos en uno de sus bol­si­llos.

Fi­nal­men­te, fuen­tes ju­di­cia­les ra­ti­fi­ca­ron que en nues­tra zo­na no hay pe­di­dos de pa­ra­de­ro que res­pon­dan a las ca­rac­te­rís­ti­cas del cuer­po ha­lla­do.

PA­BLO PRESTI-LA NUE­VA.

Los je­fes po­li­cia­les de la ciu­dad con­cu­rrie­ron al lu­gar del ma­ca­bro des­cu­bri­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.