La im­por­tan­cia de cam­biar los há­bi­tos pa­ra or­ga­ni­zar la ce­na más tem­prano.

La Nueva - - SÁBADO -

Im­por­tan­te. Hi­dra­tar­se tras una lar­ga no­che sin lí­qui­dos es igual de im­por­tan­te. El ca­fé cuen­ta, pe­ro un va­so de agua es me­jor”. Ries­gos. El ayuno ma­tu­tino con­lle­va cier­tos ries­gos, di­jo la li­cen­cia­da Sil­vi­na Ta­sat, de la So­cie­dad Ar­gen­ti­na de Nu­tri­ción (SAN). Pi­co­teo. Ad­vier­te que “sal­tear el desa­yuno pre­dis­po­ne al pi­co­teo y ge­ne­ra que, en el mo­men­to en que co­me­mos, el or­ga­nis­mo acu­mu­le las ca­lo­rías que re­ci­be en for­ma de gra­sas, co­mo re­ser­va ener­gé­ti­ca, en lu­gar de uti­li­zar­las". No. Por otro la­do, la sus­ti­tu­ción del desa­yuno pue­de ge­ne­rar sen­sa­ción de can­san­cio o ago­ta­mien­to de­bi­do a la fal­ta de glu­co­sa cir­cu­lan­te en el to­rren­te san­guí­neo”. Mu­cha gen­te. Po­ne el fo­co en la can­ti­dad y no en la ca­li­dad de su desa­yuno, Se de­be dar im­por­tan­cia a co­men­zar el día con op­cio­nes saludables.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.