Ur­gen­cias del pre­sen­te y tram­pas en as­cen­so

La Nueva - - EL PAÍS - in­fo@la­nue­va.com

Tal vez apor­tan­do una im­por­tan­te cuo­ta de sen­si­bi­li­dad femenina, la go­ber­na­do­ra María Eugenia Vidal de­ja­rá inau­gu­ra­do el miér­co­les pró­xi­mo el pe­río­do de se­sio­nes or­di­na­rias de la Le­gis­la­tu­ra bo­nae­ren­se con un men­sa­je que, en lí­neas ge­ne­ra­les, aten­de­rá la ac­tual si­tua­ción so­cial.

En tér­mi­nos po­lí­ti­cos, bus­ca­rá tam­bién pro­yec­tar una pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res con más de mil obras pú­bli­cas en pro­ce­so de eje­cu­ción y re­for­zar ob­je­ti­vos en ma­te­ria de in­se­gu­ri­dad ciu­da­da­na. “La se­gu­ri­dad es inversión so­cial” y “el ne­ce­sa­rio equi­li­brio fis­cal de­be ser una me­ta pe­ro con in­clu­sión so­cial”, son fra­ses de un dis­cur­so to­da­vía en pro­ce­so de re­dac­ción fi­nal co­mo ejes bá­si­cos del rum­bo de ges­tión fren­te a la Asam­blea Le­gis­la­ti­va.

Ape­nas des­pués del fe­ria­do de Carnaval, Vidal po­dría an­ti­ci­par­le al uni­ver­so par­la­men­ta­rio su de­ci­sión de apun­tar a la co­la­bo­ra­ción re­cí­pro­ca, pa­ra tra­ba­jar de ma­ne­ra con­jun­ta en pro­yec­tos de ley que apun­ten a pro­mo­ver el for­ta­le­ci­mien­to ins­ti­tu­cio­nal en la PBA.

La cre­cien­te con­flic­ti­vi­dad la­bo­ral se man­tie­ne es­ta­ble. En los la­bo­ra­to­rios eco­nó­mi­cos de la Pro­vin­cia des­cuen­tan que el pre­si­den­te Ma­cri ten­drá que se­guir asis­tien­do a la ges­tión de Vidal. La pro­pues­ta del Go­bierno na­cio­nal pa­ra mo­di­fi­car el re­par­to d el aco par­ti­ci­pan ist ro fe­de­ral de im­pues­tos no se­rá fac­ti­ble has­ta des­pués de oc­tu­bre, ya que an­tes el ca­len­da­rio le­gis­la­ti­vo es­ta­rá do­mi­na­do por el de­ba­te elec­to­ral.

Son días di­fí­ci­les pa­ra la ad­mi­nis­tra­ción Vidal. El ar­co sin­di­cal do­cen­te se plan­teó per­fo­rar el “pi­so” de suba sa­la­rial del 18 % en 4 có­mo­das cuo­tas tri­mes­tra­les que ofer­tó la Go­ber­na­ción an­te un rit­mo in­fla­cio­na­rio que no da tre­gua. La ne­go­cia­ción de “po­li­ti­zó” y co­men­zó a nau­fra­gar ha­cía un du­do­so ini­cio de cla­ses. Esa ci­fra de por­cen­ta­je de au­men­to (tan­to co­mo el ul­ti­má­tum de ce­rrar la pa­ri­ta­ria “por de­cre­to”), fue ca­li­fi­ca­da co­mo una “pro­vo­ca­ción al con­jun­to de la do­cen­cia”.

Ala ad­ver­ten­cia del Eje­cu­ti­vo de des­con­tar los días de huel­ga se su­mó una po­co su­til “cam­pa­ña de des­pres­ti­gio” so­bre los tra­ba­ja­do­res de la edu­ca­ción pú­bli­ca. Los dar­dos en­ve­ne­na­dos del ofi­cia­lis­mo le­gis­la­ti­vo apun­ta­ron con­tra el sin­di­ca­lis­ta Ro­ber­to Ba­ra­del (Su­te­ba) por su iden­ti­fi­ca­ción con el kirch­ne­ris­mo pu­ro. “No le im­por­ta la me­jo­ra en el sa­la­rio de los do­cen­tes, sino que so­lo res­pon­de a in­tere­ses po­lí­ti­cos y a que­rer boi­co­tear la ges­tión de la go­ber­na­do­ra”, re­pi­ten des­de las dia­go­na­les va­rios mi­nis­tros y dipu­tados. Se ase­gu­ra que la Go­ber­na­ción va a con­vo­car a los do­cen­tes has­ta el “úl­ti­mo mi­nu­to” pa­ra dia­lo­gar so­bre el au­men­to, por­que la prio­ri­dad es que las cla­ses co­mien­cen a tér­mino.

En ri­gor, las “mar­chas y con­tra­mar­chas” del Go­bierno na­cio­nal, en una mez­cla de “glo­bos de en­sa­yo e im­pro­vi­sa­ción”, tam­bién son ob­ser­va­das por el gre­mia­lis­mo co­mo te­rreno pro­pi­cio pa­ra ha­cer “re­tro­ce­der” la pro­pues­ta de Cam­bie­mos. El re­cien­te ca­so de los ban­ca­rios es un ejem­plo de ello, su­ma­do a los au­men­tos de ta­ri­fas que pro­vo­can mal­hu­mor so­cial.

En el cam­po la­bo­ral, el mi­ción Mar­ce­lo Vi­lle­gas (Tra­ba­jo) pro­yec­ta el re­cur­so de la con­ci­lia­ción obli­ga­to­ria por las du­das de te­ner que ini­ciar un ex­pe­dien­te pa­ra de­cla­rar la emer­gen­cia edu­ca­ti­va y sus­pen­der los es­ta­tu­tos gre­mia­les si los sin­di­ca­tos do­cen­tes en­du­re­cen el con­flic­to.

So­bre esa su­per­fi­cie, Vidal to­mó la de­ci­sión po­lí­ti­ca de que la Pro­vin­cia crez­ca en el ru­bro in­fra­es­truc­tu­ra. Se­gún el se­na­dor Ro­ber­to Cos­ta (Cam­bie­mos) la man­da­más rea­li­za­rá aque­llas obras que “otras ges­tio­nes pro­me­tie­ron y no rea­li­za­ron”. Men­sa­je di­rec­to ha­cía las ori­llas del pe­ro­nis­mo.

Al­gu­nos in­ten­den­tes hi­cie­ron tras­cen­der en La Pla­ta que des­de la ad­mi­nis­tra­ción bo­nae­ren­se les ha­brían “or­de­na­do no ce­rrar acuer­dos con los gre­mios mu­ni­ci­pa­les” por arri­ba del 18% de au­men­to, con la du­ra ad­ver­ten­cia de que si se su­pe­ra­ba ese te­cho sa­la­rial se re­tra­sa­rían los fon­dos com­pro­me­ti­dos pa­ra las obras pú­bli­cas.

Es­te año, la Pro­vin­cia des­ti­nó una par­ti­da pre­su­pues­ta­ria que su­pera los 8 mil mi­llo­nes de pe­sos pa­ra el Fon­do de In­fra­es­truc­tu­ra Mu­ni­ci­pal. Ello, le per­mi­ti­rá a ca­da dis­tri­to “pla­ni­fi­car y eje­cu­tar las obras ne­ce­sa­rias”, se ase­gu­ra.

“Necesitamos más ges­tión y me­nos tim­breo de los fun­cio­na­rios del Go­bierno”, se que­jan le­gis­la­do­res del Fren­te Re­no­va­dor. “A más de un año de go­bierno, Ma­cri no cum­plió con las ex­pec­ta­ti­vas y la gen­te es­tá de­cep­cio­na­da y de­silu­sio­na­da”, ale­gó di­rec­ta­men­te el se­na­dor mas­sis­ta Jorge D'Ono­frio. Se­ña­les que dan una pis­ta de por don­de pa­sa el in­te­rés de la po­lí­ti­ca en es­tos mo­men­tos.

Es que los “re­no­va­do­res” del mas­sis­mo no ocul­tan te­ner el ob­je­ti­vo de man­te­ner abier­tas las puer­tas a los ra­di­ca­les del “al­fon­si­nis­mo” que es­tén de­cep­cio­na­do con las po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas del ma­cris­mo. “Se­ría una lo­cu­ra que el ra­di­ca­lis­mo se va­ya de Cam­bie­mos”, afir­man des­de los sec­to­res más du­ros de la UCR, que se sien­ten, sino fue­ra del po­der ins­ti­tu­cio­nal, en los már­ge­nes del mis­mo.

En los la­bo­ra­to­rios eco­nó­mi­cos de la Pro­vin­cia des­cuen­tan que el pre­si­den­te Ma­cri ten­drá que se­guir asis­tien­do a la ges­tión de Vidal. Al­gu­nos in­ten­den­tes hi­cie­ron tras­cen­der que des­de la ad­mi­nis­tra­ción bo­nae­ren­se les ha­brían “or­de­na­do no ce­rrar acuer­dos con los gre­mios mu­ni­ci­pa­les” por arri­ba del 18%.

EM­MA­NUEL BRIANE-LA NUE­VA. Por Ri­caar­do Sa­las

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.