Trump de­nun­ció arre­glo en la elec­ción de los de­mó­cra­tas

El pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se acu­só al par­ti­do de Hi­llary Clin­ton de fa­vo­re­cer a Tom Pé­rez en de­tri­men­to del le­gis­la­dor afro­ame­ri­cano, Keith Elli­son, ali­nea­do a la fac­ción pro­gre­sis­ta.

La Nueva - - EL MUNDO -

DU­RO CRU­CE EN TWIT­TER

El pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump, de­nun­ció ayer por Twit­ter que la elec­ción del nue­vo lí­der del Co­mi­té Na­cio­nal De­mó­cra­ta (DNC), que ga­nó el his­pano Tom Pé­rez, es­tu­vo “arre­gla­da”, mien­tras que los de­mó­cra­tas le res­pon­die­ron con ri­sas y ma­ni­fes­ta­cio­nes de uni­dad.

El pri­mer man­da­ta­rio vol­vió al cho­que his­tó­ri­co con su ri­val elec­to­ral, Hi­llary Clin­ton, y acu­só a los de­mó­cra­tas de “arre­glar” la elec­ción en fa­vor de Pé­rez y en de­tri­men­to del le­gis­la­dor afro­ame­ri­cano y mu­sul­mán, Keith Elli­son, ali­nea­do a la fac­ción pro­gre­sis­ta y res­pal­da­do por el se­na­dor Ber­nie San­ders.

Trump ase­gu­ró que Elli­son “nun­ca tu­vo una opor­tu­ni­dad” por­que el sis­te­ma del Par­ti­do De­mó­cra­ta se vol­vió con­tra él, al igual que --se­gún el man­da­ta­rio-- su­ce­dió con San­ders, que se en­fren­tó a Clin­ton en las pri­ma­rias de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les.

“La ca­rre­ra pa­ra pre­si­den­te del DNC es­tu­vo, por su­pues­to, to­tal­men­te 'arre­gla­da'. El chico de Ber­nie, co­mo Ber­nie (San­ders), nun­ca tu­vo una opor­tu­ni­dad. ¡Clin­ton exi­gió a Pe­rez!”, tui­teó el je­fe de la Ca­sa Blan­ca.

Ho­ras an­tes, el man­da­ta­rio ha­bía en­via­do otro men­sa­je en la red so­cial en el que fe­li­ci­ta­ba a Pé­rez “que aca­ba de ser nom­bra­do pre­si­den­te del DNC” y agre­gó de for­ma iró­ni­ca: “No po­dría es­tar más fe­liz por él o por el Par­ti­do Re­pu­bli­cano”.

Pé­rez le acon­se­jó --tam­bién vía Twit­ter-- que no se “pon­ga muy con­ten­to” y pro­me­tió que él, Elli­son y el res­to de los de­mó­cra­tas del país se con­ver­ti­rán en su “peor pe­sa­di­lla”.

El nue­vo lí­der de­mó­cra­ta es vis­to co­mo un hom­bre del es­ta­blish­ment que res­pal­dó a Clin­ton en las pri­ma­rias y que fue con­si­de­ra­do co­mo can­di­da­to a la vi­ce­pre­si­den­cia, car­go que ter­mi­nó en ma­nos del se­na­dor Tim Kai­ne.

Con el fin de des­te­rrar esa ima­gen y de se­du­cir a los pro­gre­sis­tas, lo pri­me­ro que hi­zo Pé­rez al ser nom­bra­do fue ten­der­le la mano al con­gre­sis­ta Elli­son.

En una en­tre­vis­ta con el ca­nal CNN, Pé­rez, de 55 años, le res­tó im­por­tan­cia al men- sa­je de Trump en Twit­ter y di­jo: “El con­gre­sis­ta Elli­son y yo nos reí­mos. Do­nald Trump, por la ma­ña­na, otra vez tui­tean­do so­bre no­so­tros. ¿Sa­bes? Nues­tra uni­dad co­mo par­ti­do es nues­tra ma­yor for­ta­le­za y su peor pe­sa­di­lla”.

Po­co des­pués, en otra en­tre­vis­ta en CNN, San­ders desechó la idea que Pé­rez ven­cie­ra por­que el sis­te­ma es­tá “arre­gla­do”, aun­que re­co­no­ció que el pro­ce­so de de­ba­te in­terno ne­ce­si­ta al­gu­nos ajus­tes.

Trump ase­gu­ró que Keith Elli­son, el otro pos­tu­lan­te, “nun­ca tu­vo una opor­tu­ni­dad” por­que el sis­te­ma del Par­ti­do De­mó­cra­ta se vol­vió con­tra él.

REUTERS

Tom Pé­rez le acon­se­jó al pre­si­den­te Do­nald Trump que no se pon­ga con­ten­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.