Fe­rro­ca­rri­les en Bahía y la zo­na, un sa­queo de mil mi­llo­nes de dó­la­res

La Nueva - - PORTADA - Por Adrián Luciani alu­cia­ni@la­nue­va.com

Co­mo mí­ni­mo, mil mi­llo­nes de dó­la­res. Ese fue el sa­queo al que fue­ron so­me­ti­dos los fe­rro­ca­rri­les lo­ca­les y re­gio­na­les en las úl­ti­mas dé­ca­das. La ci­fra a la que tu­vo ac­ce­so La Nueva.

fue es­ti­ma­da por un ex­per­to eco­no­mis­ta en trans­por­te, ar­gen­tino-nor­te­ame­ri­cano, que lle­gó a esa con­clu­sión lue­go de ana­li­zar la si­tua­ción vi­gen­te por me­dio de fo­tos sa­te­li­ta­les y Goo­gle Maps.

Se tra­ta ape­nas de una pri­me­ra apro­xi­ma­ción, por cuan­to ese va­lor in­clu­ye so­la­men­te va­ria­bles co­mo el aban­dono de los bienes y la des­apa­ri­ción de vías. Res­tan ítems de enor­me im­por­tan­cia co­mo ma­te­rial ro­dan­te, usur­pa­cio­nes, etc.

El sa­queo al que fue­ron so­me­ti­dos los fe­rro­ca­rri­les lo­ca­les y re­gio­na­les en las úl­ti­mas dé­ca­das lle­ga, co­mo mí­ni­mo, a los mil mi­llo­nes de dó­la­res. La ci­fra a la que tu­vo ac­ce­so

La Nueva fue es­ti­ma­da por un ex­per­to eco­no­mis­ta en trans­por­te, ar­gen­tino-nor­te­ame­ri­cano, quien lle­gó a esa con­clu­sión lue­go de ana­li­zar la si­tua­ción vi­gen­te por me­dio de fo­tos sa­te­li­ta­les y Goo­gle Maps.

Se tra­ta ape­nas de una pri­me­ra apro­xi­ma­ción por cuan­to in­clu­ye so­la­men­te el aban­dono y la des­apa­ri­ción de vías. Si se le su­ma­sen las pér­di­das por des­truc­ción de ins­ta­la­cio­nes y ma­te­rial ro­dan­te, ro­bo ma­qui­na­rias, ade­más de la apro­pia­ción de in­mue­bles por par­te de par­ti­cu­la­res, la ci­fra ha­bla­ría sin du­das de una tra­ge­dia eco­nó­mi­ca en el sur bo­nae­ren­se, y con ca­pí­tu­los muy re­cien­tes.

En un in­ter­cam­bio de in­for­ma­ción con Fe­de­ri­co Wein­hold , co­crea­dor y te­so­re­ro de Fe­rro­coo­pa lt­da, el doc­tor Syl­ves­ter Da­mus, hi­zo hin­ca­pié en las ac­ti­vi­da­des y ra­ma­les per­di­dos: En Bahía Blan­ca Sud no hay mo­vi­mien­to de car­gas. Bahía Blan­ca No­roes­te des­apa­re­ció, al igual que Ge­ne­ral Ce­rri. Pa­ra la vía a Neu­quén se pa­sa por la ex Bahía Blan­ca No­roes­te. Pa­ra la vía a Pa­ta­go­nes se pa­sa por Ing. Whi­te. A Gal­ván se lle­ga por In­ge­nie­ro Whi­te ya que el tra­mo de Bahía Blan­ca No­roes­te no exis­te.

El ra­mal a Pun­ta Al­ta des­apa­re­ció.

La cur­va de Bahía Blan­ca Sud a Bahía Blan­ca No­roes­te, cru­zan­do ca­lle San­ta Fe a in­me­dia­cio­nes de ca­lles Río Ne­gro y Chile, no exis­te.

En lo que fue Mer­ca­do Vic­to­ria no se ve un so­lo va­gón.

Si se qui­sie­ra reanu­dar ser­vi­cio de pa­sa­je­ros de Pla­za

Cons­ti­tu­ción a Neu­quén o Pa­ta­go­nes ha­bría que cam­biar la di­rec­ción de marcha en In­ge­nie­ro Whi­te.

•Puer­to Bel­grano y la ba­se na­val que­da­ron com­ple­ta­men­te des­co­nec­ta­dos.

“En re­su­men, la zo­na per­dió más de mil mi­llo­nes de dó­la­res”, sos­tu­vo Da­mus.

Ex­pli­có que el cos­to de cons­truc­ción de vías va­ría mu­cho de lu­gar a lu­gar se­gún la con­fi­gu­ra­ción del te­rreno, necesidad o no (no en la Ar­gen­ti­na) de ex­pro­piar te­rre­nos y el ma­te­rial de vía a em­plear

“Mil mi­llo­nes es una ci­fra ti­ra­da de los pe­los, pe­ro te­nien­do en cuen­ta un cos­to de 10 mi­llo­nes por ki­ló­me­tro, y fá­cil­men­te son 100 ki­ló­me­tros de vías a re­cons­truir en la zo­na, sin con­tar edi­fi­cios, otras ins­ta­la­cio­nes y ma­te­rial ro­dan­te, lle­ga­mos fá­cil­men­te a mil mi­llo­nes de dó­la­res”, ex­pre­só.

Di­jo que lo que se des­tru­yó en Fe­rro­ca­rri­les Ar­gen­ti­nos des­de 1960 hay que va­luar­lo, res­tar­lo de una es­ti­ma­ción del ca­pi­tal pú­bli­co y pri­va­do de la Na­ción en­te­ra, y se ve­rá cla­ra­men­te por qué la Ar­gen­ti­na de­jó de ser un país ri­co.

“Es im­po­si­ble de­jar de­sa­pa­re­cer bienes de ca­pi­tal con im­pu­ni­dad”, pun­tua­li­zó.

El doc­tor Da­mus na­ció en la Ar­gen­ti­na don­de co­men­zó es­tu­dios de eco­no­mía en la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Aires. Lue­go ob­tu­vo su maes­tría y doc­to­ra­do en la Uni­ver­si­dad de Chica­go.

Fue Je­fe del De­par­ta­men­to de Eco­no­mía de la Uni­ver­si­dad de Win­ni­peg (Ca­na­dá), In­ves­ti­ga­dor del Con­se­jo Eco­nó­mi­co del Ca­na­dá, y fi­nal­men­te con­sul­tor en va­rios paí­ses de Amé­ri­ca, Asia y Afri­ca, prin­ci­pal­men­te en cues­tio­nes de fi­nan­zas pú­bli­cas y po­lí­ti­ca im­po­si­ti­va.

En Ca­na­dá ac­tuó co­mo ex­per­to en li­ti­gios so­bre ta­ri­fas fe­rro­via­rias.

Pu­bli­có so­bre his­to­ria y eco­no­mía de fe­rro­ca­rri­les des­de 1965 en re­vis­tas ar­gen­ti­nas, nor­te­ame­ri­ca­nas e in­gle­sas. Aho­ra si­gue vi­si­tan­do nues­tro país pe­rió­di­ca­men­te, en par­ti­cu­lar las ciu­da­des de Bue­nos Aires y Ro­sa­rio, y es miem­bro de la Aso­cia­ción Ro­sa­ri­na Ami­gos del Riel.

El pa­sa­do re­cien­te y el fu­tu­ro

Si bien el des­gua­ce co­men­zó en la dé­ca­da del ’60, po­co más de 20 años bas­ta­ron pa­ra que el fe­rro­ca­rril, el me­dio de trans­por­te más im­por­tan­te de la ciu­dad en el úl­ti­mo si­glo y pro­ta­go­nis­ta in­dis­cu­ti­do de su cre­ci­mien­to, que­da­ra re­su­mi­do a ce­ni­zas.

El pro­ce­so se ini­ció du­ran­te la pre­si­den­cia de Car­los Me­nem y fue con­ti­nua­do lue­go por la in­di­fe­ren­cia de otros go­bier­nos.

Hoy, cien­tos de in­mue­bles usur­pa­dos o sa­quea­dos, vías ro­ba­das y, ta­lle­res de­mo­li- dos, con ape­nas un ser­vi­cio diario a Pla­za Cons­ti­tu­ción y tre­nes de car­ga que son una som­bra de lo que su­pie­ron ser, tes­ti­mo­nian el desas­tre.

Pe­se a la pro­pa­gan­da ofi­cial y los dis­cur­sos de cam­pa­ña, la reali­dad in­di­ca que ape­nas la lle­ga­da de un tren chino se­ma­nal fue la úni­ca bue­na no­ti­cia re­ci­bi­da en Bahía Blan­ca du­ran­te la an­te­rior ad­mi­nis­tra­ción kirch­ne­ris­ta.

En el de­be pue­den su­mar­se va­rios hi­tos la­men­ta­bles, co­mo el sa­queo, re­ma­te y pos­te­rior de­mo­li­ción de los ta­lle­res Bahía Blan­ca – No­roes­te y el des­man­te­la­mien­to de 18 ki­ló­me­tros de vías que con­for­ma­ban el ra­mal Bahía Blan­ca – Pun­ta Al­ta, si­tua­ción de­nun­cia­da en la jus­ti­cia por un gru­po de de­fen­so­res del fe­rro­ca­rril, en su ma­yo­ría pun­tal­ten­ses.

El gol­pe de gra­cia pa­ra lo que fue­ron los tre­nes de lar­ga dis­tan­cia bahien­ses lo dio en ju­nio pa­sa­do la go­ber­na­do­ra María Eu­ge­nia Vidal cuan­do dis­pu­so el cor­te de los ser­vi­cios de Fe­rro­bai­res.

Esa de­ci­sión sig­ni­fi­có de he­cho la muer­te de la em­pre­sa na­ci­da en 1993 pa­ra ga­ran­ti­zar los ser­vi­cios que la Na­ción se ne­gó a pres­tar y que ter­mi­nó sien­do más vir­tual que real, con 1.099 ki­ló­me­tros me­nos de vías y con la “des­apa­ri­ción” del 90% de sus lo­co­mo­to­ras y el 80% de sus va­go­nes.

En cuan­to a la si­tua­ción de las vías en­tre Bahía y Cons­ti­tu­ción, exis­te un tra­mo ma­lo y muy ma­lo en­tre Las Flo­res y Azul, el cual exi­ge la re­no­va­ción to­tal de 35 ki­ló­me­tros de vías, mien­tras que en­tre Azul y Ola­va­rría, hay 44 ki­ló­me­tros tam­bién ma­los que re­quie­ren el re­cam­bio de dur­mien­tes.

Tam­bién hay otro sec­tor en las mis­mas con­di­cio­nes en­tre el pa­so a ni­vel de Suá­rez y el de Pi­ñey­ro, que exi­ge un me­jo­ra­mien­to ge­ne­ral de las vías. An­tes de lle­gar a Bahía hay un tra­mo muy bueno de 149 ki­ló­me­tros en­tre Suá­rez y Na­pos­tá mien­tras que los úl­ti­mos 37,8 ki­ló­me­tros se en­cuen­tran en un es­ta­do muy ma­lo que re­quie­re im­por­tan­tes ta­reas.

La vía Prin­gles, de he­cho la otra al­ter­na­ti­va que dis­po­nía la ciu­dad pa­ra co­mu­ni­car­se con Cons­ti­tu­ción (jun­to a la La­ma­drid con­flu­yen en Ola­va­rría), evi­den­cia un mar­ca­do de­te­rio­ro que la ha­ce in­via­ble pa­ra la co­rri­da de los tre­nes chi­nos.

Es­to ha­ce que lo­ca­li­da­des co­mo Sal­dun­ga­ray, Sierra de la Ven­ta­na, Prin­gles o La­pri­da se en­cuen­tren sin ser­vi­cio fe­rro­via­rio des­de ju­nio pa­sa­do.

A la es­pe­ra de nue­vos ser­vi­cios

La po­si­bi­li­dad de su­mar otras dos formaciones chi­nas, por vía La­ma­drid, ha­cia Bue­nos Aires, aún si­gue sien­do un in­te­rro­gan­te. Mien­tras al­gu­nas ver­sio­nes ase­gu­ran que esa po­si­bi­li­dad po­dría con­cre­tar­se es­te mes, otras ha­blan de agos­to pró­xi­mo e in­clu­so tam­bién es­tán las que des­car­tan de plano esa po­si­bi­li­dad.

Si pu­do sa­ber­se que en la car­te­ra de Trans­por­te co­man­da­da por Gui­ller­mo Die­trich, quien hoy es­ta­rá en la ciu­dad, con­si­de­ran un ver­da­de­ro “plan chino” re­cons­truir la to­ta­li­dad de la vía (700 ki­ló­me­tros a un cos­to de 1 mi­llón de dó­la­res ca­da uno), pa­ra ape­nas 300 pa­sa­je­ros dia­rios, aun­que es­to su­po­ne una ver­dad a me­dias por cuan­to ser­vi­ría pa­ra unir con la Ca­pi­tal Fe­de­ral a la Pa­ta­go­nia, en­tre otros be­ne­fi­cios.

Panorama In­cier­to pa­ra las car­gas

Ha­brá que ver si hoy el mi­nis­tro brin­da al­gu­na pre­ci­sión so­bre la re­cu­pe­ra­ción de la vía a Neu­quén y su ex­ten­sión has­ta Va­ca Muer­ta, des­ti­na­da al trá­fi­co de car­gas.

Días atrás anun­ció que el go­bierno na­cio­nal invertirá unos 10 mil mi­llo­nes de pe­sos, aun­que no pre­ci­só fe­cha al­gu­na en tal sen­ti­do.

En cuan­to al trá­fi­co de ce­rea­les, y pe­se al re­cla­mo mu­ni­ci­pal, las in­ver­sio­nes de Na­ción irán en los pró­xi­mos años a la zo­na de Ro­sa­rio, pos­ter­gán­do­se pa­ra el 2024 la eje­cu­ción de un corredor en­tre esa ciu­dad y Bahía Blan­ca, al­go que hoy por hoy re­sul­ta tan le­jano co­mo irrea­li­za­ble.

A un cos­to de 10 mi­llo­nes por ki­ló­me­tro, y te­nien­do en cuen­ta que son 100 ki­ló­me­tros de vías, lle­ga­mos fá­cil­men­te a mil mi­llo­nes de dó­la­res”. SYL­VES­TER DA­MUS ES­PE­CIA­LIS­TA EN FE­RRO­CA­RRI­LES

ARCHIVO LA NUEVA.

La ciu­dad y la re­gión per­die­ron en las úl­ti­mas dé­ca­das unos 100 ki­ló­me­tros de vías y ra­ma­les.

ARCHIVO LA NUEVA.

Otro ejem­plo. El ra­mal a Pun­ta Al­ta ya no exis­te; fue ro­ba­do y des­trui­do en los úl­ti­mos años.

Em­ble­ma. El sa­queo y de­mo­li­ción de los ta­lle­res Bahía Blan­ca No­roes­te fue una de las pér­di­das más re­cien­tes y do­lo­ro­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.